imagotipo

La hepatitis, prevención y tratamiento con herbolaria

  • Salud con herbolaria: Juan Nieto Rivera

Cuando el hígado funciona mal, todo el organismo lo reciente y provoca numerosas enfermedades; todos los órganos del cuerpo humano dependen de él, como el corazón, por donde debe circular sangre de “primera” calidad para nutrir y oxigenar a todos los órganos; no hay cura para ninguna enfermedad si el hígado está enfermo. Éste casi no duele, solo en caso de inflamación de la vesícula biliar; la vida moderna, alimentación chatarra, bebidas alcohólicas, alimentos fritos, carnitas, etc., son perjudiciales.

El hígado pesa entre 1.4 y 1.6 kilogramos y tiene aproximadamente 500 funciones, es la mayor glándula de todas y constantemente lo estamos intoxicando.

“Somos lo que comemos” o “Dime qué comes y te diré cómo está tu salud”, son frases de médicos naturistas, nos olvidamos de comer verduras, cereales, frutas y oleaginosas por no tener gusto por ellas; comemos por el apetito y no porque nos nutra. El hígado contribuye al metabolismo de los lípidos, regula los hidratos de carbono y la síntesis de las proteínas; existen enzimas y sustancias que junto con la bilis neutraliza toxinas; por eso el hígado es considerado el “laboratorio” de nuestro organismo.
TRASTORNOS Y LESIONES DEL HÍGADO

La ictericia se presenta donde la piel tiene un exceso de pigmentos biliares en la sangre; la ictericia hemofílica ocasiona una destrucción de glóbulos rojos, origina anemia e inflamación del bazo; la ictericia hepatonefrítica daña los riñones y presenta el color oscuro de las heces fecales; la ictericia más común es la que provoca el color amarillo de la piel, la orina es oscura y las heces fecales son claras. Hay inapetencia, vómito, pérdida de peso, etc. La cirrosis hepática se debe a la proliferación de sus células, aumentando el tamaño del hígado, éste se reduce y endurece; la cirrosis alcohólica provoca abundancia de líquido en el abdomen, el cuerpo adelgaza, las piernas se hinchan, la piel se muestra seca y escamosa, hay hemorragias que se presentan en la orina y las heces fecales.
RECOMENDACIONES Y CUIDADOS PARA EL HÍGADO

Dieta baja en grasas, eliminar el alcohol, azúcares, refrescos, alimentos fritos; aumenta el consumo de alimentos ricos en vitamina C, vitamina B12, pescado dulce, salmón, verduras verdes, donde el brócoli sobresale. Una ensalada de apio, perejil y rábano, aderezado con aceite de olivo (prensado en frío), es excelente; esto producirá más bilis, donde la vesícula biliar le hará llegar enzimas al duodeno, ayudando a metabolizar las grasas. Evite también el café, alcohol, chocolate; le recomiendo beber jugo de betabel (una copita) con zanahoria, apio, perejil y unas gotas de limón.
¿QUÉ OFRECE LA HERBOLARIA?

Durante siglos los chinos recomendaban la escutelaria, también conocida como hierba del capuchón, mala hierba del “perro loco” (utilizan las hojas); los médicos chinos trataron con éxito la hepatitis a base de estas plantas. Otra planta medicinal muy útil es la milenrama, que ayuda al hígado dañado por químicos, drogas o alcoholismo; científicos de la India recomendaban una cucharadita de hierba seca en infusión, en ayunas –su sabor es amargo-, no se debe endulzar, la orina saldrá oscura, por lo cual no se debe alarmar. El orozuz era usado por los chinos, los indios americanos usaban el ruibarno para la hepatitis.

El consumo de estas plantas medicinales deberá consultarlo con su médico herbolario. Los médicos gnósticos recomiendan el boldo y el ajenjo. La planta de la salvia es excelente, su nombre deriva del latín salva –cura-. Los griegos y romanos la tomaban y la sembraban en sus jardines botánicos, pues decían que era la hierba de la inmortalidad; y la usaban para hepatitis y la diabetes; una taza cada dos horas por tres días “aliviará” al hígado de la enfermedad de la hepatitis, así como una buena nutrición, jugoterapia y herbolaria son muy recomendables.

Bendiga estas plantas antes de consumirlas, según su filosofía y enseñanza, por la gran ayuda que nos brindan para mejorar nuestra salud.

Estimado lector, el espacio se terminó. El Sol de México y su servidor le agradecemos su preferencia. Mil gracias y que Dios los bendiga.

Próximo tema: ¿Qué plantas medicinales existen para protegernos de la contaminación ambiental?

Correo: lasabiduriadelbuho12@gmail.com