imagotipo

La igualdad de género: Un compromiso inalienable / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

En la sesión del pasado cinco de abril en el Senado de la República, tuvo lugar un debate con motivo de la toma de protesta de Manuel Cárdenas Fonseca, quien es legalmente el senador suplente de la senadora Mónica Arriola Gordillo, fallecida el 14 de marzo del presente año.

La decisión no constituye de ninguna manera una transgresión al principio de igualdad de género; antes bien, es una decisión legal con el objetivo de no violentar nuestra Constitución y la elección que la sociedad mexicana manifestó en las urnas en 2012.

El Senado de la República no está facultado para decidir quién debe o no ocupar un puesto de suplencia; la toma de protesta del suplente es solo un acto de carácter procesal.

De acuerdo con el Artículo 57 constitucional, por cada senador propietario se elige un suplente, asimismo, el Artículo 63 nos dice que las vacantes de senadores electos por el principio de representación proporcional, deben ser cubiertas por la fórmula de candidatos que siga en el orden de la lista nacional.

El Artículo 17, numeral III del Reglamento del Senado, indica que una de las causas por las que se puede originar la vacante de un senador es por fallecimiento; mientras que en su Artículo 16 señala que dichas vacantes deben cubrirse de conformidad con lo dispuesto por el Artículo 63 constitucional.

En este sentido, el acto está en el marco de la ley, obedeciendo a los preceptos constitucionales y al reglamento interno de la Cámara.

En el Senado de la República nos hemos manifestado a favor de impulsar la equidad de género. Esto se ha visto materializado en diversos puntos de acuerdo y proyectos de ley, cuyos objetivos gravitan en torno a temas medulares como la lucha contra la violencia hacia las mujeres y niñas, el empoderamiento de las mujeres y la igualdad en el ámbito laboral, así como en la realización de diferentes eventos organizados dentro de este recinto para la discusión de estos importantes temas.

De acuerdo con la Unión Interparlamentaria, entre los 58 nuevos parlamentos formados en 2015, México se situó como uno de los países con mayor número de mujeres por escaño, cumpliendo así con el principio de paridad política entre mujeres y hombres, dictada por el Artículo 41 constitucional.

Siempre hemos estado comprometidos con las políticas de igualdad de género, el fomento a una mayor participación de la mujer en la economía y la política mexicana, así como su participación activa en la toma de decisiones para el desarrollo del país.

Entre los principales asuntos aprobados está la reforma que eleva a rango constitucional la paridad de género en las candidaturas para legisladores federales y locales, la inclusión de perspectiva de género en la Ley de Ciencia y Tecnología para fomentar la participación igualitaria en la ciencia y la investigación, la reforma al Código Civil para prevenir y eliminar el matrimonio forzado de niñas, por citar solo algunos.

Destaca la reciente aprobación por parte del Pleno del Senado de la reforma a la Ley Orgánica del Congreso de la Unión para dar reconocimiento legal a la Unidad Técnica para la Igualdad de Género, a fin de acelerar la igualdad entre mujeres y hombres, y corregir la distribución desigual de oportunidades y beneficios en este cuerpo legislativo.

La promoción de la equidad de género y el empoderamiento de la mujer es un compromiso inalienable que tenemos los senadores, por lo que continuaremos impulsando las leyes necesarias en la materia, siempre dentro de la legalidad y con pleno respeto a las instituciones, la Constitución y hacia la sociedad mexicana.
* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez