imagotipo

La Interpol no está completa sin la participación de Taiwán

  • Liu Po-Liang. Comisionado Buró de Investigación Criminal República de China (Taiwán)

Liu Po-Liang 

COMISIONADO

Buró de Investigación Criminal República de China (Taiwán)

La creciente internacionalización pone de relieve la necesidad de la implicación de Taiwán en la lucha mundial contra la delincuencia transnacional.

La encuesta Inter Nations Expat Insider de 2016 llevada a cabo entre más de 14 mil expatriados clasificó a Taiwán como el mejor destino del mundo. Según la encuesta, cerca del 34 por ciento de los expatriados en Taiwán están altamente satisfechos con el ambiente laboral, siendo más del doble del promedio global. Con una población de 23 millones de personas, Taiwán es uno de los principales núcleos de transporte y un importante centro económico y comercial en la región Asia-Pacífico. En el año 2014 obtuvo el segundo puesto en la clasificación de los diez países más seguros a nivel mundial. Sin embargo, para mantener este alto nivel de seguridad pública en un tiempo en el que el cibercrimen y el terrorismo continúan expandiéndose, es imperativo para Taiwán participar en la Interpoly trabajar conjuntamente con las fuerzas del orden de todo el mundo para combatir la delincuencia y el terrorismo.

La ausencia de Taiwán en la red de la Interpolva en contra de la tendencia de la seguridad global.

Taiwán se convirtió en miembro de la Interpol en 1961 bajo el nombre de República de China, pero se vio excluido de dicho organismo en 1984 debido a factores políticos. Desde entonces han pasado más de 30 años y actualmente solo Taiwán y Corea del Norte quedan al margen de la organización. Sin embargo, Taiwán es muy diferente de Corea del Norte. El hecho de que Taiwán disfrute de privilegios de exención de visado con más de 100 países alrededor del mundo supone también que el pasaporte taiwanés sea un objeto codiciado por los delincuentes trasnacionales. La exclusión de Taiwán de la Interpol, denegándole el acceso a la información en tiempo real e impidiéndole participar en reuniones y cursos de capacitación, crea una importante laguna en la seguridad global y en las redes de lucha contra el terrorismo.

Taiwán necesita el apoyo de la Interpol y la Interpol necesita a Taiwán para asegurar una red de seguridad
integral.

La policía de Taiwán tiene la voluntad y la capacidad para trabajar junto con la policía del mundo en el combate contra la delincuencia. Desde 2009, las agencias de policía de Taiwán han colaborado con las autoridades policiales de otros países para resolver 235 casos y arrestar a más de 12 mil sospechosos involucrados en fraudes, así como tráfico ilegal de drogas y de personas incluyendo niños. A pesar de que la policía de Taiwán no ha escatimado esfuerzos para combatir el crimen trasnacional, sus peticiones de ayuda a la Interpol no han encontrado el suficiente respaldo, tal como refleja el hecho de que de los 90 casos consultados de enero a septiembre de 2016, solo se hayan recibido respuesta a 27 de estas peticiones. En un mundo cada vez más globalizado, una red de seguridad internacional en la que Taiwán esté ausente, inevitablemente conduce a mayores costos de la aplicación de la ley para todos. Por ejemplo, después de que en julio de 2016 la policía taiwanesa resolviera el caso de un robo de 2.2 millones de dólares estadunidenses de cajeros automáticos y detuviera a 22 extranjeros sospechosos del delito, se hizo evidente que los países europeos estaban muy interesados al recibirel Buró de Investigación Criminal de Taiwán una invitación de la Europol para participar en una reunión especial sobre este caso. Sin embargo, la policía de Taiwán no pudo compartir en tiempo real la información que había descubierto sobre otros sospechososde niveles superiores de la banda criminal y tampoco pudo acceder a la información que necesitaba. En un contexto en que la delincuencia ha traspasado los límites fronterizos, la exclusión de Taiwán de la Interpol constituye una importante laguna en la prevención del crimen internacional y una preocupación para la seguridad de todas las naciones.

La política no debería comprometer la seguridad pública; les instamos a apoyar la participación de Taiwán en la Interpol como observador.

La policía de Taiwán, como parte de la comunidad mundial de policía, tiene la obligación, la responsabilidad, la voluntad y la capacidad de participar en la Interpol y de cooperar con las fuerzas de policía alrededor del mundo.

Para evitar involucrarse en cuestiones políticas sensibles, Taiwán está dispuesto a participar en la Asamblea General de la Interpol como observador. A pesar de que la participación en este evento anual no llevará al intercambio en tiempo real de información con los países miembros, o al acceso a sus bases de datos de delincuentes, la asistencia de Taiwán a las diferentes reuniones y eventos facilitará la interacción con los países miembros y compensará la actual insuficiencia en el intercambio de inteligencia. Esto servirá como paso inicial para satisfacer las necesidades básicas de la cooperación transfronteriza de las fuerzas del orden, sin entrar en temas políticos.

Combatir la delincuencia es la misión y la responsabilidad de la policía. Como oficiales de policía, debemos superar las diferencias territoriales, políticas y de razas, de manera que la comunidad mundial de policía pueda trabajar conjuntamente para salvaguardar la justicia social. Les instamos a alzar la voz por Taiwán en las ocasiones oportunas y a apoyar su participación en la Interpol.