imagotipo

La juventud priísta / Marco A. Bernal

  • Marco Bernal

Como lo he expresado en diferentes artículos, el PRI tiene un compromiso con la democracia mexicana y parte de fortalecerse a sí mismo, creciendo de manera institucional con cuadros de muy diversas trayectorias y preparando cuadros que serán el futuro del partido y del país.

En el PRI, los jóvenes tienen un lugar especial, pues confiamos en sus ideas y en su talento para aportar al partido nuevas expresiones políticas, que nos enriquezcan y nos recuerden todos los días la importancia de renovarnos y construir desde la diversidad de visiones y trayectorias.

Para preparar a las y los mejores cuadros de partido, el PRI, a través de su Instituto de Capacitación y Desarrollo Político, ha creado una Escuela Nacional de Cuadros con la firme misión de preparar nuevos liderazgos capaces de incidir positivamente en la vida del partido y el Gobierno.

Como partido no podemos hacerlo de otra forma, confiamos en que tenemos los mejores cuadros jóvenes, en que ellos sabrán conducir al partido y alcanzar puestos importantes en los próximos años, pues para ello se preparan y cuentan con una formación y liderazgo sólidos.

Queremos que nuestros jóvenes tengan una preparación competitiva, con una clara comprensión ideológica, capacidad de argumentación, que ganen contiendas electorales porque cuentan con las herramientas para demostrar que pueden hacer una diferencia, al ofrecer con seriedad una propuesta inteligente y viable para sus municipios, sus estados y para el país.

La Escuela Nacional de Cuadros ha preparado a casi 700 alumnos en sus dos primeras generaciones, en su tercera generación contará con 426 alumnos de todo el país, mismos que buscan obtener nuevos conocimientos y herramientas para ser los mejores y estar preparados para servir a México. Por lo mismo, Manlio Fabio Beltrones, se ha comprometido a que al menos el 10 por ciento de los jóvenes que obtengan las mejores calificaciones por generación puedan contender para un puesto de elección popular por el PRI.

En nuestra organización contamos con muchos jóvenes apasionados de la política, siempre dispuestos a participar de manera solidaria en las actividades del partido en todos los estados de la República. Su participación en las campañas electorales es sumamente valiosa ya que contagian las aspiraciones de los candidatos y saben llevar las propuestas con toda la vitalidad que los caracteriza.

Hoy contamos con mucho más legisladores y administradores públicos jóvenes y preparados en todo el país y estoy seguro que cada día serán más. Apoyar sus proyectos es apoyar el futuro de leyes y políticas públicas modernas e innovadoras, que pueden transformar el panorama de millones de jóvenes que padecen los problemas de desigualdad, que solo pueden solucionarse con educación y empleo.

La visión crítica y novedosa de los jóvenes debe ser siempre bienvenida, y más tratándose de aquellos que disfrutan de la política y están dispuestos a aportar sus ideas y trabajo para lograr un país más justo, más democrático y más próspero.