imagotipo

La Lupe Marín de Elena Poniatowska | Acordanza | Tere Ponce

  • Acordanza: Tere Ponce De León

En esta temporada de fiestas y de buenos deseos, me he dado un tiempo para leer la novela “Dos veces única” que basada en la vida de Lupe Marín, la segunda esposa de Diego Rivera y madre de sus dos hijas: Ruth y Guadalupe, publicó en septiembre del presente año, antes de irse a la Feria Internacional de Guadalajara, donde le han llovido premios y reconocimientos, como el Doctorado Honoris Causa, de la Universidad Autónoma de Guadalajara… Aureolada ya con el premio Cervantes que le dieron este año en España, Elena publica esta novela que está en la frontera con el periodismo: la vida de Lupe Marín contada por la propia Lupe, sus hijas, hijo, parientes, amigas, nietos -tan importantes para ella-…

DIEGO RIVERA con sus hijas Guadalupe y Ruth.

DIEGO RIVERA con sus hijas Guadalupe y Ruth.

Elena, que transita desde el periodismo a la novela, fue guardando las entrevistas que le hiciera en vida a Lupe, a la abogada y política Guadalupe Rivera Marín, a la arquitecta Ruth Rivera Marín, a Antonio Cuesta Marín, el hijo que tuvo con el poeta Jorge Cuesta; a su nieto Juan Pablo Gómez Rivera, hijo del Lic. Juan Manuel Gómez Morín y Torres y de su hija Guadalupe; al cineasta Diego Julián López Rivera; a los hijos de Ruth Rivera: Ruth María Alvarado Rivera, Pedro Diego Alvarado Rivera y Juan Coronel Rivera; al pintor y viudo de Ruth, Rafael Coronel; a Concha Michel, Miguel Capistrán, Víctor Peláez Cuesta, Marduk Obrador Cuesta; la Chaneca Maldonado, Jaime Chávez, Osvaldo y Lautaro Barra, Horacio Flores Sánchez, a trabajadores del ingenio El Potrero, ubicado en Córdoba Veracruz, Javier Aranda Luna, Pável Granados, Wilebaldo Herrera, Arturo Gacía Bustos, Rina Lazo y Martha Chapa… A estas entrevistas se añade una amplia bibliografía consultada sobre Diego Rivera y Jorge Cuesta, los dos famosos maridos de Lupe y padres de sus hijas (Diego) e hijo, (Jorge), lo que le permiten reconstruir la vida y el carácter, terrible, de esta “chiva loca”, la octava de las “Siete Cabritas” título de uno de sus libros en el cual hace un retrato de las siete mujeres más importantes de la cultura mexicana en el siglo XX y que son: Frida Kahlo, pintora; Nahui Olin, símbolo de la liberación sexual femenina, Pita Amor, poeta al igual que Rosario Castellanos, notable novelista, María Izquierdo, a quien Artaud admiró por encima de todos los pintores mexicanos, Elena Garro, novelista y cuentista, y Nellie Campobello, autora de Cartucho, uno de los textos más representativos sobre la Revolución mexicana…. 

LUPE MARÍN pintada por Diego Rivera.

LUPE MARÍN pintada por Diego Rivera.

Lupe Marín no pintó, pero Diego Rivera la inmortalizó como “la madre tierra” en su famoso mural deChapingo…Y en el retrato de caballete en el que sobresalen sus manos de dedos largos y sus ojos verdes de víbora… Y al pintar un retrato de Lupe Marín equiparable a la Coatlicue, Poniatowska hace un mural, del clima cultural y psicológico que rodeó a las dos personalidades con las que se casó: Diego Rivera (Lupe presumió siempre ser la única esposa de Diego casada por la iglesia) y el veracruzano de Córdoba Jorge Cuesta, el atormentado ingeniero químico autor del poema “Canto a un Dios Mineral”, director de la revista Contemporáneos donde participaron Gilberto Owen, Jaime Torres Bodet, Bernardo Ortiz de Montellano, José y Celestino Gorostiza, Carlos Pellicer y Salvador Novo…

Cuatro años duró Lupe casada con cada marido… “la Prieta Mula”, la llamaba Diego a quien Lupe fue a buscar desde Guadalajara, su ciudad natal, con el único fin de casarse con él… Celosa hasta la violencia, Diego, que romanceaba entonces con Lupe Rivas Cacho, quien hacía chuza con el elemento masculino del teatro Lírico, se enamora de ella cuando la Marín, en un acceso de cólera, durante una posada en la casa del elegante porfirista Carlos Braniff en el Paseo de la Reforma, donde se encontraba la Rivas Cacho también, le rompe una piñata de barro en la cabeza y se le avienta con el palo de la piñata para “rematar a esa cucaracha”…”Ante el asombro de los Braniff, escribe Elena, las vedettes y los cómicos del Teatro Lírico y demás invitados, Diego saca a Lupe (Marín) de la fiesta y en vez de reprenderla le conmueve su osaría. Nadie como ella. Esta fiera le ha dado la más alta prueba de amor”… A pesar del indispensable divorcio por los celos incontrolables de Lupe y su carácter irascible; y aún después del matrimonio y divorcio de Lupe con Jorge Cuesta, la “Prieta Mula” nunca deja de pertenecer al círculo del padre de sus hijas Guadalupe y Ruth…

EL POETA y crítico literario Jorge Cuesta, segundo esposo de Lupe Marín.

EL POETA y crítico literario Jorge Cuesta, segundo esposo de Lupe Marín.

Diego no solo mantiene a su primera familia sino que su ex-esposa, que es una espléndida cocinera, cocina para el muralista, su nueva mujer Frida Kahlo y sus invitados, cada vez que Diego se lo pide… Lupe le dirá “Panzas” a Diego toda la vida… En esta novela, Elena se ocupa también de la generación literaria que tuvo el nombre de la revista en que participaron sus miembros: “Contemporáneos”… De Julio Torri (el autor de “Fusilamientos”, miembro de la generación de Ateneo, fundador con Vasconcelos de la Universidad Nacional y de la Escuela de Altos Estudios), afirma la Poniatowska: “Julio Torri, quien da clases de literatura española, llega en su bicicleta desde la Escuela Nacional Preparatoria de San Cosme a visitarla. Lupe Marín ejerce un atractivo mayor al de las criaditas que salen por el pan a las seis de la tarde y que Torri acecha desde la ventana de su biblioteca”… Torri le presenta a Lupe a Xavier Villaurrutia y a Salvador Novo. “Me caes mejor que Torres Bodet, que vino el otro día a hablarle en francés al Panzas”, le dice Lupe a Novo que celebra su ingenio”… Más tarde Lupe y Novo se odiarán a muerte… Lupe conoce a los Contemporáneos aún casada con Rivera… Escribe Elena: “Para los Contemporáneos Diego Rivera es un gordo patriotero subido a un andamio. No es a él a quien buscan en Mixcalco sino a su mujer”… Será Villaurrutia quien le presente a Jorge Cuesta, un hombre “altísimo que le extiende a Lupe su mano morena tan larga como la suya”… Su madre es hija de franceses, se apellidan “Porte-Petit… “Parece faquir -observa Lupe- es más alto de Diego Rivera”…

LUPE MARÍN , primera esposa de Diego Rivera con Frida Kahlo. La foto pertenece al archivo de Frida, en la casa azul, está partida a la mitad.

LUPE MARÍN , primera esposa de Diego Rivera con Frida Kahlo. La foto pertenece al archivo de Frida, en la casa azul, está partida a la mitad.

Ahí comienza una pasión, que terminará dramáticamente: primero en matrimonio, luego en separación, y, en Cuesta, en la locura, el manicomio y el suicidio a los 38 años de edad… Lupe quiere borrar de su vida la experiencia con Cuesta, pero tiene un hijo, cuya sola existencia, aunque ella lo rechace desde su nacimiento, se lo recuerda… Lupe Marín fue amiga de mi madre, evoco en su casa taller de costura, de la avenida Chapultepec… Recuerdo su cabello negrísimo, sus ojos verdes, su elegancia y porte… recuerdo el retrato que le hizo Diego y que le compró el gobierno mexicano para el Museo de Arte Moderno… La Poniatowska nos hace un retrato impresionante, -cruel y aterrador en su realismo-, de esta legendaria figura de la cultura mexicana, abuela del cineasta Diego López Rivera, de Juan Pablo Gómez (Morín) Rivera y del pintor Pedro Diego Alvarado Rivera…

/arm