imagotipo

La medición al desempeño de programas 2016

  • José Roberto Ruíz Saldaña

  • José Roberto Ruiz Saldaña

La Organización de la Sociedad Civil “Gestión Social y Cooperación” (Gesoc A.C.) publicó su Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales (Indep 2016), el cual es una herramienta de evaluación que da seguimiento puntual a distintos programas y acciones federales de desarrollo social, con el objeto de conocer su capacidad para resolver el problema público que atienden, en contraste con los recursos públicos que les son asignados.

Con una metodología perfeccionada a lo largo de 7 ediciones anuales previas, el Indep 2016 valora el nivel de desempeño de 157 programas federales en una escala de 0 a 100, considerando tres variables principales: la calidad del diseño del programa, es decir, su pertinencia y alineación con las prioridades nacionales de desarrollo; su capacidad para cumplir las metas planteadas, y su grado de cobertura a la población potencialmente beneficiaria. Con estas variables generales y otras más específicas, se califica cada programa, se estima la pertinencia de su continuidad o interrupción, y se compara ese resultado con los recursos propuestos para cada programa en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.

El Índice calificó a los 157 programas con un promedio de 65.3, en el que 45 programas resultaron reprobados, -10 menos que en 2015-, y los clasificó en seis categorías de acuerdo a su nivel de desempeño. En la categoría de Nivel de Desempeño Óptimo, se encontraron 16 programas con una calificación promedio de 92, entre los cuales destacan el Seguro Popular, y el Seguro Médico siglo XXI. Por sus resultados, el Índice recomienda que estos programas mantengan sus recursos asignados, sin embargo, advierte que el Gobierno Federal prevé un recorte de 6.8 por ciento de sus recursos en el siguiente año fiscal.

Por otra parte, ocho programas son clasificados con Alto Potencial de Desempeño, con una calificación promedio de 80, cuyo desempeño es destacado a pesar de no contar con presupuesto suficiente para cumplir sus metas cabalmente. De acuerdo al Indep, lo imperativo en estos programas es aumentar su recurso asignado para aumentar así su cobertura poblacional, sin embargo, en el caso de los programas Unidades Médicas Móviles, de la Secretaría de Salud, y Prospera, de Sedesol, no se aumentarán sus recursos, y en los restantes 6 programas se tiene contemplado un recorte general de 6.9 por ciento para 2017.

Otros ocho programas se clasifican con nivel de desempeño mejorable, con una calificación promedio de 83.1, que por su desempeño requieren una mejora en su diseño. Del resto de Programas, 39 se consideran con Nivel de Desempeño Escaso, con un promedio de calificación de 54.1, a los cuales se les reducirá un 6.1 por ciento de su presupuesto; otros 47 programas reflejan una Dispersión de la Política Social del Gobierno federal.

En la última categoría, se encuentran los programas denominados “la Caja Negra del Gasto Social Federal”, que son aquellos que por su opacidad, no arrojan información mínima para evaluar su desempeño, sobre los cuales el estudio concluye que no existe razón para seguirles destinando, en esas condiciones, un solo peso del presupuesto federal. Esto es, 39 de los programas totales a los cuales se asignaron 72 mil 187 millones de pesos, se implementaron en condiciones de opacidad, al no identificar la población potencialmente beneficiaria. El programa que más recursos erogó en esta clasificación es el de Implementación de Operativos para la Prevención y Disuasión del Delito, con 25 mil 065 millones de pesos, por parte de la Segob.

En un contexto de mayor exigencia y necesidad de ética pública, es de esperarse que en nuestro país no existan más “programas” en esta última categoría, así como mejorar los restantes.