imagotipo

“La mente ubicua”

  • Palabra: Terry Guindi

La ubicuidad es la capacidad teórica de estar en distintos lados en el mismo momento, esa circunstancia que históricamente los preceptos religiosos de cualquier signo le atribuyen a Dios, es una característica común de la mente humana.

Se puede imaginar en el mismo momento tener una ubicación diferente y unos actos equivalentes.

Todo esto nos lleva a caminos y acciones adecuadas para poner en funcionamiento la ley de atracción.

Si se parte de una intención sobre algún lejano deseo u objetivo, inmediatamente estamos elaborando una petición concreta y con orden relativo al universo.

Evidentemente mientras más clara sea la idea, los resultados tenderán a ser más concisos y rápidos.

Retos acompañados del tiempo correcto nos han sorprendido a lo largo de nuestra existencia. Muchas veces se han hecho presentes algunas metas y deseos aparentemente producto de la nada. La casualidad me parece improbable, creo en la causalidad, lo sabes, cuando ello ha ocurrido, es que el orden universal lo ha hecho posible.

Es común que los seres humanos durante algún tiempo perdamos la confianza en nosotros mismos, esto es que nos dejemos de hacer caso sobre las impresiones que personas, situaciones, deseos nos causan.

Este hecho lo ejemplifico casi siempre con la vivencia de cuando conocemos o nos presentan a alguien. En principio y casi de inmediato, después de haber cruzado algunas palabras y conceptos, tenemos una primera valoración sobre esto. Es también común que esta sea de inmediato atacada por nuestras creencias y más aún, ante el deseable caso de conocer mayormente a la persona antes de juzgarla, lo que siempre aconsejo evitar, los juicios conducen a sitios inadecuados.

En la gran mayoría de los casos si esto ocurre, terminaremos, independientemente del tiempo transcurrido, en un análisis cuyas conclusiones son muy próximas a la originalmente percibida.

Si partimos de darnos crédito, esto es creernos, será mucho más fácil que encontremos caminos alternos y más eficientes para alcanzar nuestros sueños.

Estar consciente de las limitantes humanas es saber que es imposible tener el don de la ubicuidad y una visión de 360° al mismo tiempo.

Esto que para nosotros resulta difícil es la constante en el universo.

Llegar a un estado de tranquilidad y de confianza es producto de dejar atrás las prisas y permitir que aflore la creatividad.

Relajar el cuerpo y encauzar la acción en nuestro interior haciéndola llegar al principio de la atracción.

Todo esto tiene la elegancia del tino, la fuerza de la oportunidad en el momento preciso y en la forma adecuada; en mi entender en el conjunto en el cual estamos inmersos, es precisamente:

EL AQUÍ Y AHORA.

¿Cuándo dejaste de creer en ti?

¿Te ha sorprendido que a veces mágicamente se alineen las cosas?

Te deseo un fantástico viaje, recuerda observar tu palabra que es mágica #lapalabraesmágica

Te invito a visitar mi página www.realizate.com

Twitter@TerryGuindi