imagotipo

La Reforma Política del Distrito Federal (I) / Mireille Roccatti

  • Mireille Roccatti

Rara avis*

Hace unos cuantos días terminó el proceso legislativo en el Senado, con 73 votos a favor, 20 en contra y tres abstenciones; aprobándose así, el proyecto de reforma del régimen político del Distrito Federal, luego de un accidentado tránsito en comisiones primero y luego en la Cámara de Diputados, de esta reforma, que formó parte, no hay que olvidarlo de los compromisos del “Pacto por México” adoptados entre las tres principales fuerzas políticas al inicio del actual régimen.

Una vez aprobada por ambas cámaras, se iniciará el proceso de aprobación por dos terceras partes como mínimo de las legislaturas estatales, en el mecanismo conocido como constituyente permanente, aunque la reforma entrara en vigor en 2018.

Entre los Principales puntos de la Reforma, destacan:El Distrito Federal cambia de denominación a Ciudad de México. La organización político administrativa del Distrito Federal se modifica de delegaciones a estar integrado por alcaldías.Las alcaldías estarán integradas por un alcalde y por un concejo, el cual no podrá ser menor de diez ni mayor de quince, elegidos por votación universal, libre, secreta y directa, para un periodo de tres años. Este punto, ha sido muy criticado por los opositores de la reforma, quienes señalan, no sin algo de razón, que se crean así, más de un centenar de cargos que implicaran un alto costo presupuestal.

Así mismo, se prevé convocar a una Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, que elaborará la constitución local, misma que se integrará por cien diputados constituyentes, electos de la siguiente manera: Sesenta se elegirán según el principio de representación proporcional, mediante una lista votada en una sola circunscripción plurinominal.Catorce senadores designados por el voto a propuesta de su Junta de Coordinación Política. Catorce diputados federales designados a propuesta de su Junta de Coordinación Política. Seis designados por el Presidente de la República y seis designados por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Todos los diputados constituyentes ejercerán su encargo de forma honorífica, dado que no percibirá remuneración alguna.

El proceso de elección del constituyente se realizará el primer domingo de junio de 2016 para instalarse el 15 de septiembre de ese año, y deberá aprobar la Constitución Política de la Ciudad de México, a más tardar el 31 de enero de 2017, por las dos terceras partes de sus integrantes presentes.

Otro punto interesante, es sin duda, lo relativo a la hacienda pública de la Ciudad de México que se organizará conforme a criterios de unidad presupuestaria y financiera y corresponderá a la Legislatura la aprobación anual del presupuesto de egresos. Aunque se mantiene la limitante respecto de su capacidad de endeudamiento.

La reforma, también establece que las leyes federales no limitarán la facultad de la Ciudad de México para establecer las contribuciones sobre la propiedad inmobiliaria, ni respecto al cambio de valor de los inmuebles y las derivadas de la prestación de servicios públicos a su cargo, ni concederán exenciones en relación con las mismas. Las leyes de la Ciudad de México no establecerán exenciones o subsidios en favor de persona o institución alguna respecto de dichas contribuciones. En la siguiente entrega proseguiremos revisando el contenido de la reforma.

*Algo desusado