imagotipo

La relevancia de los candidatos independientes en México

  • Javier Urbieta

Javier Urbieta

Durante muchos años, los partidos políticos detentaron el monopolio en la designación de los candidatos a todos los cargos políticos y de Gobierno.  Aun cuando la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señalaba expresamente que cualquier ciudadano tenía derecho a votar y a ser votado, la realidad era que ser ciudadano mexicano en plenitud de derechos no resultaba en condición suficiente para acceder al poder, en la práctica y como consecuencia de la legislación en la materia solo se podía ser candidato al abrigo y con el beneplácito de algún partido político.

Este modelo político cancelaba la oportunidad de participar en la vida política a ciudadanos y organizaciones civiles que simplemente no tenían cabida ideológica o personal en los institutos políticos, lo cual de facto resultaba en una contradicción y atentaba contra sus derechos fundamentales.

Para corregir esta “contradicción constitucional”, desde la Reforma Electoral de 2012 se aprobó la figura de “candidatura independiente”, pero fue hasta la reforma políticoelectoral de 2014 que se afinó el entramado legal que permitió por primera  vez en la historia de México el acceso al poder político y público a través de una novedosa figura: las candidaturas independientes.

Esta nueva forma de participación política “que llegó para quedarse”, tuvo aceptación de inmediato entre el electorado y en el proceso comicial de 2015, se registraron los primeros antecedentes de campañas exitosas que permitieron el arribo al poder de personajes como Jaime Rodríguez “El Bronco”, actual gobernador del Estado de Nuevo León o de Pedro Kumamoto, actual diputado local en el Congreso de Jalisco.

De acuerdo con información del portal de “Rendición de cuentas y resultados de fiscalización” del INE (http://fiscalizacion.ine.mx), en el pasado proceso electoral de junio de 2016 en el que se celebraron comicios en 14 entidades federativas, incluida la Ciudad de México, de los 8 mil 271 candidatos registrados a los diferentes cargos de elección popular, 306 (el 3.7 por ciento) fueron candidatos independientes y el resto 7 mil 965 (96.3 por ciento) fueron candidatos postulados por algún partido político nacional o local.

El número de candidatos independientes puede resultar aún poco significativo, sin embargo el análisis a los ingresos y gastos que realizaron durante las pasadas campañas electorales revelan un comportamiento de especial interés.

De los mil 500 millones de pesos que ingresaron a todas las campañas, los candidatos independientes recibieron 95 millones de pesos (6.3 por ciento) mientras que en conjunto todos los partidos políticos con registro local recibieron tan solo 51 millones de pesos (3.4 por ciento), el resto mil 354 millones de pesos (90.3 por ciento), fue recibido por los partidos políticos nacionales y sus coaliciones.

De la misma forma de los mil 512 millones de pesos que se gastaron en las campañas pasadas, los candidatos independientes erogaron 97 millones de pesos (6.4 por ciento), mientras que todos los partidos políticos con registro local  gastaron en conjunto tan solo 52 millones de pesos (3.4 por ciento), el resto mil 363 millones de pesos (90.2 por ciento), fue gastado por los partidos políticos nacionales y sus coaliciones.

En el pasado proceso electoral, los candidatos independientes recibieron y gastaron casi el doble de los recursos que utilizaron en conjunto todos los partidos políticos con registro local, por lo que de alguna forma son ya la “segunda fuerza” por volumen de ingresos y gastos realizados.

Es precisamente por este comportamiento, que las áreas técnicas del INE deberán fortalecer y rediseñar los mecanismos para fiscalizar, bajo las mismas reglas y en igualdad de condiciones, a todos los ciudadanos que decidan acceder al poder público y político por esta vía. Las candidaturas independientes son el resultado de una larga y legítima lucha democrática, por el bien de todos deben mantenerse refractarias al dinero sucio y opaco que en muchas ocasiones ha caracterizado a la política en México.

*  Profesor de la Facultad de Economía de la UNAM

y asesor en el Consejo General del INE