imagotipo

La seguridad de un presupuesto bien cimentado / Sutilezas / Yolanda de la Torre V

  • Yolanda de la Torre Valdés

En tiempos en que el entorno global nos provee una regular incertidumbre en materia económica, estamos más llamados que nunca a impulsar esquemas presupuestales para México que den garantías básicas de mantener al país funcionando, algo que cobra particular importancia cuando el petróleo después de haber perdido el 50 por ciento del valor histórico que llegó a tener en los 10 años previos, ahora se sostiene con pinzas en los 50 dólares por barril, en el caso de la mezcla mexicana.

La noche del lunes 19 al martes 20 de octubre fue una de esas que dejan huella en la Cámara de Diputados, discutiendo la Ley de Ingresos para el 2016, de modo tal que éste ejerza de forma responsable los recursos con que cuenta nuestro país, al tiempo que sea capaz de generar bienestar a la población y un crecimiento que habrá de rondar entre el 2.6 y el 3.6 por ciento.

Se trata de un presupuesto que entre otras cosas tiene mantener bajo control al déficit fiscal, mismo que en los dos años recientes, para lo que se busca lograr una recaudación de 4 billones 763 mil 899.9 millones de pesos, es decir, 16 mil 954 millones de pesos más que lo originalmente planteado en la iniciativa entregada por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, a la Cámara de Diputados.

Dadas las condiciones generales en lo global y lo local, el Paquete Fiscal aprobado en el Poder Legislativo, es el más austero desde el 2009, año en que la economía decreció, a diferencia de los tiempos actuales en que sin tener el petróleo a 100 dólares y el dólar a 13 pesos, la economía mexicana no ha dejado de crecer, al tiempo que se han creado nuevos puestos laborales, lo que ha permitido bajar la tasa de desempleo hasta un 4.3 por ciento, después de que por años estuvo muy por arriba del 5 por ciento.

Como ya les mencionaba, un presupuesto de esta naturaleza ha sido posible gracias al actuar conjunto de la mayor parte de los partidos políticos representados, como PRI, PAN, PRD, Verde y Nueva Alianza, lo que permitió tener una Miscelánea Fiscal para el 2016, con una discusión que en su tramo final se tomó desde las 12:15 horas del lunes 19 de octubre, hasta las 3:38 horas de la madrugada del 20 de octubre.

Una vez más y ya con la experiencia de haber contratado un seguro para la cotización del barril de petróleo, se acordó que ello se volviera a hacer tomando como cotización de referencia los 50 dólares que ha registrado últimamente. Baste recordar que en similar ejercicio del año pasado, cuando en un lujo de optimismo se creyó que el hidrocarburo se mantendría en los 79 dólares, el haber contratado un seguro de esta índole, permitió que hacia el final de este año nuestro país pueda cobrar tal prima, lo que habrá de constituir todo un respiro para las finanzas nacionales hacia el cierre del 2015.

Siendo México un país en el que la pluralidad cada vez hace ver con mayor facilidad las diferencias entre unos y otros, al actuar de forma responsable y patriota, como hicimos los tres principales partidos políticos con miras a la Ley de Ingresos 2016, se demuestra que juntos podemos impulsar el crecimiento de nuestro país, sin que se vea afectado por otro tipo de fuerzas que diciendo que NO a todo, parecen solo impulsar la idea de que destruir es más fácil que construir y al final da la misma exhibición pública.

Lo mejor de todo esto es que prevalece el espíritu para impulsar a nuestro país a continuar y fortalecer su crecimiento, trabajando para todas y todos los mexicanos.

*Diputada federal por Durango

yolanda.delatorre@congreso.gob.mx

@yoladelatorre