imagotipo

“La telaraña” | La palabra mágica | Terry Guindi

  • Palabra: Terry Guindi

La construcción por algunos insectos, lo mismo de telarañas que de otros artilugios, lleva por objeto muchos fines. Sirve como protección de su hábitat, para mantener a las crías con menor peligro, como estrategia de caza, como instrumento o herramienta para proveer sustento.

Algunas especies caen en su propia trampa, pierden la vida en sus propios juegos lo mismo nos pasa a los humanos.

El intelecto es capaz de pensar en distintas situaciones al mismo tiempo, en tener, en distintos planos, problemas que resolver. Muchas veces, de la nada, nos acordamos de aquel nombre o respuesta que de tiempo atrás se nos había olvidado. En computación se le llama loop; cuando el programa se queda en una espiral buscando una solución inexistente; en una acción interminable, en un ir y venir infructuoso.

La mente es limitada para concebir y evaluar correctamente sensaciones y sentimientos del alma, de nuestra mayor profundidad. En repetidas ocasiones estar frente al mar en una puesta de sol, leyendo un libro de poesía o escuchando una pieza musical, se acompaña de que en un instante surgen infinidad de razonamientos correlativos derivados de ese estado de emoción.

ALGUNAS ESPECIES caen en su propia trampa, pierden la vida en sus propios juegos lo mismo nos pasa a los humanos.

ALGUNAS ESPECIES caen en su propia trampa, pierden la vida en sus propios juegos lo mismo nos pasa a los humanos.

En una canción, aparece la imagen de la persona que la vincula, como resultado inmediato llegan los recuerdos, las condiciones mundanas, los hechos precisos, las propuestas por hacer.

Este intelecto nos sabotea; es tu auto saboteador eficiente y efectivo que te impide visualizar el bosque, recargar energía, con lo que todo ello conlleva.

El almacén mental, todos los pendientes que hemos acumulado en la vida, están ahí guardados, en tu disco duro.

Con mayor o menor orden, los eventos y circunstancias irresueltos permanecen durante mucho tiempo, pendientes de cerrar el círculo en el raciocinio.

Este equipaje forma la base de gran parte de las creencias limitantes que van con nosotros en el camino del tiempo. El secreto en general es transformar esta situación; el impedir que merme nuestro crecimiento y desarrollo; nuestra paz interior.

Un nuevo arreglo, una composición distinta de todos estos datos y situaciones  para poder disfrutar nuestro aquí y ahora, es esencial. El gasto energético y emocional de llevar esta carga es enorme. El auto sabotaje es nuestra telaraña, es donde nos enredamos y quedamos pegados, inmóviles e insensibles a lo que nos pudiera abrir la puerta, las arenas movedizas que mientras más intentemos salir más nos atascan en su agujero.

Convertir esto en un círculo virtuoso, cerrar satisfactoriamente en mente y corazón, los asuntos por solucionar es una tarea constante que si bien lleva de compañera a la auto reflexión, debe impedir la acción permanente de tirar de nuestra emoción hacia el pozo de lo inconcluso.

La fuerza de la energía carece de signo, de ruta, aprovecharla, transformarla como impulso hacia nuestros objetivos es un arte y una tarea que requiere de un buen estado de conciencia, de actitud y de constancia.

Utiliza lo negativo, conviértelo en positivo y en experiencias valiosas que lejos de ser estorbos son útiles hacia delante.

¿Estás enredado en tus propias trampas?

¿Estás consciente de cuáles son?

¿Te cuesta mucho desarmarlas?

Te deseo un fantástico viaje, recuerda observar tu palabra que es mágica #piensaantesdehablar

Visita mi página www.realizate.com

Twitter@TerryGuindi

/arm