imagotipo

La Unión Interparlamentaria: punto de encuentro trascendental para la diplomacia parlamentaria / Graciela Ortiz González

  • Graciela Ortiz

Del 19 al 23 de marzo se llevó a cabo la 134 Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) en Lusaka, Zambia. Creada en 1889, ésta es una organización internacional de los Parlamentos de Estados Soberanos que cuenta con status de observador en las Naciones Unidas.

La UIP funciona como enlace entre parlamentos para debatir y contribuir en la toma de decisiones globales en diferentes temas claves de la agenda internacional, tales como la promoción de la democracia, la protección de los derechos humanos, la promoción de la paz y la seguridad global, lucha contra el crimen organizado, medio ambiente, temas de género, entre otros.

Organismos como la UIP, forman parte de la diplomacia parlamentaria, que contempla las actividades que los Congresos y los legisladores de cada país llevan a cabo a nivel internacional y que coadyuvan en la construcción y ejecución de su política exterior. La diplomacia parlamentaria constituye un importante complemento de la diplomacia gubernamental.

En esta ocasión, el tema central de la 134a Asamblea de la UIP giró en tornoal rejuvenecimiento de la democracia; es decir, impulsar la participación de los jóvenes en la toma decisiones, incrementado su interés en la política formal y fortaleciendo las instituciones y la cultura de la democracia en sus respectivos países. Durante la Asamblea también se abordaron temas en materia de cooperación para el combate mundial contra el terrorismo, el desarrollo sostenible, la protección del patrimonio cultural mundial, la prevención del matrimonio infantil y forzado, y la participación de las mujeres en los procesos políticos.

A poco más de medio año de la adopción de la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible, la Asamblea de la UIP fue de gran trascendencia para trazar las líneas que den seguimiento al avance de sus metas y compromisos, pero también para que los legisladores intercambiáramos opiniones respecto a las estrategias a seguir para lograr este plan de acción aprobado por los Estados miembros de las Naciones Unidas.

La interdependencia que hoy en día existe entre los países del mundo, requiere acciones conjuntas para garantizar un mejor lugar para las futuras generaciones. El cambio climático, la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, por ejemplo, son amenazas al desarrollo, la paz y la seguridad internacional que difícilmente pueden ser resueltos sin la colaboración de todos los países del mundo.

En este marco de cooperación, tengo la certeza de que las transformaciones que se han venido realizando en México no son ajenas al exterior, constituyen una oportunidad para fortalecer los vínculos que nuestro país tiene con otras naciones.

La participación del Parlamento mexicano en la 134 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, refuerza las acciones realizadas por el gobierno de la república y nos permite identificar nuevos espacios de colaboración e intervención conjunta.

El trabajo realizado por los legisladores mexicanos, no solo es imprescindible para el posicionamiento de los intereses de nuestro país en la toma de decisiones, también coadyuva a fortalecer la presencia de México en el extranjero como un actor con responsabilidad global.
* Senadora de la República por el Estado de Chihuahua, Presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado, Sexagésima Tercera Legislatura.

raciela.ortiz.glez@gog.org.mx

Twitter:@GOrtizGlez

Facebook: graciela.ortizgonzalez