imagotipo

La Voz de la IP. José Medina Mora Icaza

  • José Medina Mora Icaza / La Voz de la IP

  • vineta
  • José Medina Mora Icaza, Vicepresidente de Fortalecimiento Institucional
  • Ser positivos ante la incertidumbre

México enfrenta un panorama internacional complicado, rodeado de incertidumbre y crisis de globalización.

Nuestro principal socio comercial nos tiene alerta ante la amenaza de medidas proteccionistas que sin duda pueden representar cambios significativos en la relación bilateral México-EU. Adicionalmente, al vivir en un mundo globalizado, no estamos exentos de que nos afecte lo que suceda en otras naciones.

En el plano nacional, el inicio de año ha resultado bastante agitado derivado del aumento en precios y la crisis de gobernabilidad e inseguridad en algunos estados.

Ante estos escenarios lo más importante ahora, es que a México se nos presenta una oportunidad única para mejorar nuestra situación interna.

Nuestro país tiene múltiples fortalezas: un valioso capital humano, una economía diversificada, un ecosistema emprendedor prominente, riquezas naturales y cada vez más proyección hacia otros rincones del mundo.

Para aprovechar nuestro potencial necesitamos atender las principales problemáticas que merman nuestra calidad de vida como ciudadanos y la competitividad como país. Uno de los más graves es la corrupción, la cual está inmersa en los problemas que más nos afectan: la pobreza, la desigualdad, la inseguridad y el desempleo.

La corrupción y la impunidad han ocasionado que disminuya el índice de confianza que tenemos los mexicanos en las instituciones y entre nosotros mismos. Por eso es tiempo de que tomemos como bandera el combate a la corrupción y demostremos con acciones que sí es posible erradicarla, que sí es posible tener un México sin corrupción, un mejor país para todos nosotros.

El cambio trascendental que México necesita requiere de la participación y el compromiso de todos, que demos la cara contra la corrupción y asumamos la responsabilidad de ser agentes de cambio.

Los empresarios tenemos una importante responsabilidad con nuestra comunidad. Está en nuestras manos la posibilidad de crear empresas que generen empleos, que fomenten valores en los colaboradores y que mejoren su calidad de vida. Adicionalmente, necesitamos trabajar de la mano las cuatro hélices (Gobierno, IP, Academia y Sociedad) para que en el país se garanticen las condiciones políticas, económicas y sociales que propicien el desarrollo.

Ante el panorama de incertidumbre, el tener una perspectiva positiva nos permitirá ver el alto potencial que tenemos. La mejor versión de nosotros mismos la encontraremos trabajando juntos, dando la cara contra la corrupción y atendiendo nuestro mercado interno.

Implementemos estrategias que fomenten un México incluyente, justo y soberano. Unamos esfuerzos para construir una economía más próspera que brinde oportunidades para todos y nos permita hacer frente a adversidades globales como la que actualmente vivimos.

Ejerzamos la cultura de responsabilidad social en todo nuestro entorno, procuremos nuestro crecimiento personal y profesional en armonía con la naturaleza y a la par del fomento a una mejor comunidad, siempre con ética y valores. Seamos personas socialmente responsables, que fomenten empresas e instituciones socialmente responsables. Participemos de los asuntos públicos de nuestro país y recuperemos la confianza en nosotros.

Seamos positivos ante la incertidumbre y construyamos el acuerdo que México necesita.