imagotipo

La corrupción y la impunidad existen porque las hemos tolerado

  • José Medina Mora Icaza / La Voz de la IP

  • medina
  • José Medina Mora Icaza/ Vicepresidente de Fortalecimiento Institucional de Coparmex
  • #YoNoDoyMordida

En nuestra vida diaria somos parte de acciones de corrupción y no nos hacemos responsables de las mismas: damos un regalo para recibir ayuda en el examen, compramos boletos en reventa, nos beneficiamos de tener contactos que nos eviten hacer fila para trámites, compramos películas piratas, etc. Así, desde acciones que parecieran pequeñas hasta los grandes desfalcos públicos hemos generado el cáncer que ahora representa la corrupción en nuestra sociedad.

El primer paso para combatirla es reconocer que somos parte del problema y por lo mismo podemos ser parte de la solución. Recordemos que cuando en un acto de corrupción participa un funcionario público, también participa un empresario, y cuando en un acto de corrupción participa un servidor público, también participa un ciudadano.

De la misma forma la participación en actos de corrupción no diferencia edades, tanto jóvenes como adultos somos parte de este círculo vicioso en que hemos dejado de ver el bien común por favorecer el bien personal.

Los costos que representa para la sociedad mexicana son muy altos. Para muestra, los datos arrojados por el estudio “Anatomía de la corrupción” de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, que indican que este fenómeno nos cuesta alrededor de 480 mil empleos al año, cifra sumamente alarmante para un país donde existe un fuerte nivel de desempleo, y muchos empleos son de baja calidad.

No podemos seguir pagando el elevado costo que representa vivir con corrupción e impunidad, hoy es el día para tomar el camino hacia un México Libre de Corrupción. Para lograrlo, se requiere la acción conjunta de las cuatro hélices en donde participemos el gobierno, el sector empresarial, el sector educativo y sobretodo la sociedad.

Este 11 de marzo de 2017 fue un día muy importante para el combate a la corrupción, los jóvenes empresarios de Coparmex salieron en 10 Estados del país a tomar las calles para promover el relanzamiento de la campaña “Yo no doy mordida“ con la pega de calcas a los automovilistas que decidieron sumarse a esta campaña, originada en el año 2014 desde la Comisión de empresarios jóvenes de Coparmex Jalisco, e impulsada ahora por jóvenes en todo el territorio nacional.

“Yo no doy mordida” busca ejemplificar el daño que nos genera el participar de una acción tan común como “la mordida”, para concientizar a ciudadanos y funcionarios públicos sobre el gran cambio que podemos lograr si todos nos comprometemos a no dar ni recibir una mordida para agilizar un trámite o evitar una multa de tránsito.

A través de una serie de acciones buscamos una concientización nacional del gran problema al que nos enfrentamos y sembrar esperanza de que si realmente nos comprometemos cada uno podemos cambiar a este país. El compromiso al que invitamos a cada mexicano es a DAR LA CARA que implica comprometerse públicamente a tres acciones: 1.- No participar en Actos de corrupción, 2.- No permitir que haya corrupción y 3.- denunciarla si la veo.

Los jóvenes son el presente y el futuro de México, en sus manos está el unirse para transformar con acciones un México mejor, más justo, donde se apliquen las leyes por igual a todas las personas y en donde se denuncie y castigue la corrupción.

Ese es el México que queremos y podemos tener. Pasemos la voz, sumémonos a los jóvenes, sembremos esperanza y corresponsabilidad.

Sí es posible tener un México sin corrupción y sin impunidad, asumamos ahora el combate a la corrupción e impunidad como el RETO DE LA DECADA.