imagotipo

Largo festejo de Martha Velázquez Huber | ¡Clic! | Guadalupe Vergara

  • ¡Clic!: Guadalupe Vergara

Como manda la tradición, fue en el rancho Buenavista en el Estado de Hidalgo donde está presente la figura del patriarca don Roberto Velázquez Rivera que disfrutó como nadie esta finca donde se disfrutan nuestras tradiciones hospitalarias, la amistad y las fechas emblemáticas de cada uno de sus miembros, ahora Roberto, Salvador con Cony, Salvador Jr. y Jaime con sus primos Horacio Peralta Velázquez con Ileana y los peques Andrea y Leonardo. Bernardo Peralta Velázquez, Larisa y Ana Sofía, Ricardo Peralta Velázquez, por el momento codiciado soltero, acompañaron a la siempre alegre y feliz festejada Martita Velázquez Huber que siempre alerta de que todo marche como Dios manda supervisó el menú con firma de la casa y los variados caldos que rociaron los guisos de nuestra excelsa gastronomía. Como siempre se disfrutó de los deportes hípicos charrería, salto y adiestramiento al compás de la música, rumbitas, cumbias, boleros y hasta tangos donde no faltaron los “palomazos” ni los que se discutieron con los ritmos y cantaron las de José Alfredo. Por lo que la fiesta se prolongó a cena-baile sin faltar el pastel con las velitas que todos corearon y obsequiaron sus obligados regalos y buenos deseos a la festejada que a cambio y como es tradicional a cada invitado les preparó estupendo itacate más los tamales también hechos en casa. Fiesta memorable donde saludamos a Marisa Merodio, Dulce Navarro, Tere Martínez, Joaquín Mascaró, María Eugenia Valencia y otras docenas de invitados que desearon a Martita seguir festejando su cumpleaños instrucciones que ella sigue al pie de la letra haciendo un recorrido por Europa especialmente la bella Italia también acompañada de un grupito de amigos. ¡Felicidades!

Hablando de viajeros

Ramiro Alatorre, su guapa Ana María, Carmen González y Antonia Sastre envían fotos desde Castellón de la Plana, sitio obligado para iniciar bien el año: En todas partes empieza en enero, más taurinamente hablando el año torero empieza en marzo. Es entonces cuando el taurófilo madrugador se encamina hacia Castellón de la Plana, capital de la provincia de su nombre a orillas del mar mediterráneo y donde se encuentra la ermita de Santa María Magdalena, patrona de la localidad, en cuyo honor se celebran las primeras fiestas anuales. Como es natural en España como acá, no se concibe festividad alguna sin que uno de los atractivos principales sean las corridas de toros. Cierto que todo aquel que desembarca en los puertos de Grao o de Burriana, encuentra en esta antiquísima ciudad múltiples atractivos para su curiosidad turística. Más, con honrosas excepciones, dudo mucho que los taurinos tuvieran interés en la contemplación de las prehistórica pinturas rupestres, las torres mudéjares de Jérica o de Benicarló, el castillo de Peñíscola, la catedral de Segorbe o demás centros de notable interés histórico. El taurino que llega a las fiestas de la Magdalena, va a ver toros, a comer maravillosos productos marinos y –¿para qué andar con hipocresías? – a ponerse la primera “bufanda” del año con los estupendos vinos de la región. Así pues el taurófilo se irá por el Paseo de Ribalta a la altura de de la Pérez Galdós, encontrará la plaza de toros. Plaza capaz de albergar trece mil espectadores y que se inauguró en 1887, cuando Lagartijo y Frascuelo mataron una corrida del Duque de Veragua. Al terminar las fiestas de Castellón de la Plana, el taurino está a un paso de la bella ciudad del Turia, donde hoy empiezan las festividades con motivo de San José. Pero procuren llegar la víspera, para ser recibidos por el estruendo de las típicas “tracas”, así como contemplar la costumbre antiquísima de las luchas de moros y cristianos. Las mundialmente famosas Fallas de Valencia, fiestas de arcaico sabor aldeano, son bien conocidas con sus artísticos “ninots”, que alumbran la noche de San José entre el fragor y las bengalas de los fuegos de artificio. La ciudad da la impresión de arder por sus cuatro costados, como un incendio gigantesco mientras que forasteros y locales.de esas huertas de Valencia donde los azahares visten de novias a las naranjas solteras más bellas el mundo, admiran conmovidos como se consumen los ninots, compendio de tantas ilusiones y muchas horas de paciente trabajo en tan singular artesanía. Como me aseguró mi amiga Angélica González ella con un pie en el estribo a disfrutar la maravillosa Feria de Primavera en Sevilla con un grupete tradicional y donde como Ramiro y Ana María Alatorre estarán en la Real Maestranza de Caballería saboreando las faenas de Morante de la Puebla entre otras figuras del toreo. De lo que ya les platicaré.

-Otra buena noticia, los niños pueden ir a las corridas

En San Luis Potosí, con un resultado de 22 votos a favor y tan solo cinco en contra, los diputados del congreso de ese estado no aprobaron la iniciativa de ley que pretendía impedir el ingreso a los niños a los toros en cualquier tipo de espectáculo en los límites del Estado del centro del país, resultado que fue acogido con enorme beneplácito por los taurinos que se dieron cita en el congreso, entre los que se encontraban toreros, ganaderos, subalternos, apoderados y aficionados de distintas peñas taurinas, que se congratularon con la decisión ya que la fiesta de los toros en San Luis Potosí forma parte de la idiosincrasia de la gente ¡Enhorabuena a todos!…Nos veremos más tarde… que el cielo los juzgue…

/arm