imagotipo

Las gasolinas, sin nuevo impuesto / Cuentas Claras / Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete

En la discusión del Paquete Económico, el tema del precio de la gasolina para el próximo año generó todo tipo de especulaciones e imprecisiones, que hicieron que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público saliera a aclarar que la propuesta de Ley de Ingresos enviada por el Ejecutivo no incluía ningún impuesto adicional ni elevaba los ya existentes.

Lo que ocurrió es que se empezó a decir que la gasolina aumentaría en 4.16 pesos por litro el próximo año, rumor totalmente infundado que quizá intentaba confundir y obstaculizar la discusión sobre el tema en el Congreso, pero todo se aclaró.

La Secretaría de Hacienda explicó que para 2016 el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) aplicable a las gasolinas y el diésel, que existe desde hace más de dos décadas, pasará de un esquema variable a un monto fijo durante todo el año.

De acuerdo con la Reforma Energética, habrá un período de transición hacia un mercado liberalizado en 2018, por lo que en 2016 y 2017 los precios de los combustibles se determinarán mediante una fórmula que refleje los precios de sus referencias internacionales.

El próximo año fluctuará dentro de una banda de tres por ciento, hacia arriba o hacia abajo, sobre el nivel de precios observado actualmente. Es decir, en este momento el precio de la gasolina Magna es de 13.57 pesos el litro, si se elevara en tres por ciento llegaría a 13.98 pesos, lo mismo ocurriría hacia abajo, pero las variaciones no pueden ser superiores a tres por ciento a la alza o a la baja.

Esto implica que, como máximo, los precios podrían llegar a aumentar en una proporción igual a la inflación esperada. Sin embargo, de acuerdo con el comportamiento histórico observado, hay una alta probabilidad de que los precios puedan bajar a principios del próximo año, en concordancia con el comportamiento de los precios internacionales.

Lo que se cambió fue el esquema del impuesto, ya que actualmente el IEPS de las gasolinas aumenta cuando disminuye el precio del petróleo, pero con el nuevo esquema el IEPS permanece fijo. Pero finalmente lo importante para los consumidores es que los precios no se incrementarán en términos reales.

El tema de las gasolinas, que fue el que causó gran revuelo, opacó el hecho de que el Senado dio marcha atrás a la reducción del 50 por ciento en el IEPS aplicable a las bebidas saborizadas hasta con cinco gramos de azúcar por cada 100 mililitros. Así, los senadores corrigieron la plana a los diputados, quienes finalmente aprobaron las minutas provenientes del Senado.

El Congreso aprobó permitir en 2016 y 2017 la deducción inmediata de la inversión para las micro y pequeñas empresas con ingresos de hasta 100 millones de pesos y las de los sectores de energía e infraestructura, además, se incrementa el límite global de las deducciones personales a 15 por ciento del ingreso total, con un máximo de cinco salarios mínimos anuales, lo que es una muy buena noticia para los contribuyentes.

También se excluye del límite global de las deducciones personales a los gastos médicos que realizan las personas por afectaciones incapacitantes, se incrementa el límite de inversión en automóviles deducibles, de 130 mil a 175 mil pesos y se reduce de cinco a tres años el periodo en el que se puede aplicar la exención del ISR por los ingresos por venta de casa habitación.

****

El que está muy activo es el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien recorrió las zonas de Jalisco afectadas por las lluvias. Dijo que no hay límite para los apoyos que se requieran para volver a la normalidad en todas las comunidades afectadas. Bien por eso.
caro.navarrete@yahoo.com.mx