imagotipo

Las nuevas constitución y Ciudad de México, de la incredulidad a la resistencia social

  • Lucía Raphael

Para este 5 de junio, me topo con la disyuntiva de no creer en la manera en que se concretizó este “proyecto de la izquierda mexicana”; el de hacer del Distrito Federal el Estado número 32 de la República. L@ invito a leer el excelente y mordaz artículo de María Marván, para entender con su ilustrada sorna, lo que podríamos encontrar en los artículos variopintos de la próxima pieza constitucional, si creemos en todos los matices y proyectos que se presumen para el nuevo texto constitucional local. Creo, como lo dijo Leticia Bonifaz que una constitución debe saber ser minimalista.

Mis colegas especialistas en Derecho Electoral afirman convencidos que las candidaturas independientes no sirven y que habría que concentrarse en votar por los candidatos dentro de los partidos, que lo demás se disuelve. Personalmente cada vez creo menos en el sistema de partidos actual, considero este proceso un espejo de la cultura de la simulación y profundo cinismo. Después de lo dicho y entradas en materia y, considerando como me lo comentó una querida amiga candidata independiente:“ya estamos aquí y el artículo 122 de la Constitución Federal ya determinó la realización de este proceso, lo queramos o no, y por otro lado pensando en que no podemos soltarle al juego de simulaciones a nuestro país no podemos y no debemos renunciar a nuestra libertad, a nuestra consciencia, a nuestra ética, así que prefiero creer en l@s candidat@s independientes como una toma de la calle, una toma del espacio público en tanto ciudadanos. Prefiero pensar particularmente en ese grupo de mujeres que llevan años trabajando por un proyecto de nación feminista, haciendo diagnósticos, en la articulación de varios grupos de mujeres, con una interlocución con tod@s l@s actores del que hacer público, dándole seguimiento a la reforma de la Ciudad de México y la creación de su constitución; “ellas mismas han cuestionado la conformación del 40/60, sabiendo que “ésta representa por decreto que se le da al PRI y al PAN esto representa en el DF una presencia que hasta hoy el voto ciudadano les había negado”. Así que este grupo de mujeres presentes en algunos de los partidos […], entendieron que “esto iba a pasar, con o sin nosotras”, así que alentaron a los partidos a incluir mujeres feministas y al mismo tiempo vieron la posibilidad de construir una candidatura independiente, externa a los partidos. No es un trabajo improvisado, hay compromisos serios, acuerdos para seguir trabajando juntas quede quien quede. Hay contacto directo con mujeres que han participado en procesos constituyentes en otros países, compromiso de establecer un vínculo de seguimiento desde fuera, para la defensa de nuestros derechos.

“La candidatura independiente es un instrumento que desde la ciudadanía debemos apropiarnos, ya que creemos que para el 2018 tiene que ser una opción, con el nuevo proceso político se lucharán alcaldías, y es la forma de consolidarlo”. Es importante recordar que en el constituyente hay mujeres feministas de toda la vida, que esperamos se construirá un bloque de defensa de los logros y en avances obtenidos en el D.F., sabemos que tenemos que estar muy alerta. Como Alda Facio dijo: “Siempre que se construye una nueva constitución los derechos de las mujeres están en riesgo”. “Contamos para contrarrestarlo con la izquierda, aquella constituida por los políticos de izquierda que mantienen presencia en la Ciudad de México; para defender lo avanzado en materia de derechos de las mujeres y para cerrar frentes en los la apuesta por la Transversalización con perspectiva de género de esta constitución. Una constitución feminista significa una constitución de los derechos humanos para todas y todos, una de la inclusión, de la diversidad, de otra forma de pensar las relaciones desde la alteridad y no desde las dicotomías de poder. No anule su voto, no deje de votar, la idea es razonar nuestro voto sabiendo que hay candidaturas construidas por proyecto ciudadanos colectivos. “Hay que decir que dichas candidaturas, dichos colectivos imprimieron un color feminista en todo el proceso electoral de la ciudad”. Eso importa, ¡mucho!
FUENTES: (http://www.excelsior.com.mx/opinion/maria-marvan-laborde/2016/05/26/1094950#.V0c5WIvLbTk.facebook )