imagotipo

Las puntadas y las puntadas | ¿Cómo dijo? | Ricardo Espinosa

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

La punta de una cosa es el extremo, generalmente se refiere a un extremo agudo, al que se le dice agudo precisamente porque “termina en punta”. “Ir en la punta” es una expresión que denota adelanto, es ir al frente por ejemplo de una corporación que se destaca por su crecimiento. De ahí surge la tan de moda “tecnología de punta”, que quiere decir que es la más avanzada.

Un instrumento escolar que no podía faltar en nuestros años infantiles era el sacapuntas que se llamaba así porque servía específicamente para sacarle punta al lápiz, algo que los niños actuales ya casi ni conocen porque en estos tiempos, para escribir hay disponibles utensilios más prácticos y económicos que el lápiz.

Bailar de puntitas era y es la base del ballet, una forma artística de desplazarse por el escenario bailando al compás de la música, representando con el baile toda una historia, mientras que si alguien te trata con la punta del pie, pues es un déspota, un tipo prepotente que no tiene consideración para los que tienen menos poder que él.

La palabra “punta” viene del latín “puncta” que se relaciona con el verbo “punzar”, es decir “picar”, porque en principio la punta es algo que pica, algo puntiagudo. Una puntada es la acción de pasar la aguja a través de un tejido y una serie de puntadas hacen una costura. En México una puntada puede ser también un chiste, o un comentario ingenioso, algo que se dice “nada más por pura puntada”, que no tiene grantrascendencia.

En sus orígenes las palabras puntada y punzada son lo mismo, pero en el lenguaje cotidiano una punzada es un piquete, un dolor agudo, repentino, pasajero y generalmente repetitivo. Por eso se dice que las chavas y los chamacos pubertos, es decir, que están entrando a la adolescencia, están en “la edad de la punzada”, porque el deseo sexual empíeza a aparecer en su mente y les trae nuevas y “picantes” sensaciones y los impulsa a acciones relacionadas con la intimidad sexual, acciones que cuando eran niños no tenían.

Cuando hay algo que estás a punto de recordar pero que no se materializa en palabras, se dice que lo tienes “en la punta de la lengua”, expresión muy común en nuestro lenguaje y que a su seguro servilleta le ha servido para título de un libro y de una columna de comentarios para la televisión.

Ponerle a uno los pelos de punta es asustarlo, hacerle sentir mucho miedo, sensación que provoca efectivamente que algunos pelillos de la cabeza se ericen, es decir que se pongan rígidos, lo que significa que estamos ante algo espeluznante, porque el adjetivo espeluznante se aplica precisamente a algo que hace erizar los pelos de los mamíferos o las plumas de las aves, y que está relacionado con espanto, ira o terror. Nada más observe al gallo como parece esponjarse cuando se encuentra con que otro gallo se atrevió a invadir sus dominios para tratar de agasajarse a
sus gallinas

Hay muchas “puntas” más en nuestro idioma. Está también la punta que es una lengua de tierra que penetra en el mar, como Punta del Este, paradisíaco lugar de la costa uruguaya y también –entre otras muchas- la punta que se refiere a una gran cantidad de personas, animales o cosas, como muy mexicanamente decía un amigo que sus cuates eran todos una “cabra de puntones” por no decirlo al revés, porque podría el buen gusto de las personas decentes que le estuvieran oyendo.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

Monterrey, N. L.

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Quisiera saber si existe una palabra que defina a un padre o una madre que pierde a un hijo, tomando como base que un hijo que pierde a sus padres es un huérfano. José Luis García.

RESPUESTA. No existe un vocablo específico para nombrar a un padre o una madre que pierden a un hijo.

AHORA PREGUNTO.

Pamela es un bello nombre de mujer que significa “toda dulzura”. Inspirado en un personaje de novela se le llama también pamela a:

a.- A un vestido de gasa

b. A un sombrero de paja

c.- A unas zapatillas

d.- A un listón que se pone en la cintura

RESPUESTA. b. Una pamela es un sombrero de paja que usan las mujeres.

Frase de oro para terminar: Las oportunidades nunca se pierden. Las que tú desperdicies, alguien las encontrará ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.

/arm