imagotipo

¡Lástima Margarita!

  • Ramón Ojeda Mestre

  • Ramón Ojeda

Decía el gordo Aceves Saucedo, poblano avezado y doctor en economía cum laude, que la política es como el golf, gana el que menos golpes da. Eso lo desconoce nuestra admirada y querida Margarita Zavala Gómez del Campo y no se lo ha enseñado el genuflexo, Felipe Calderón Hinojosa a quien considero amigo. Y le digo genuflexo, no porque sea persignado o porque se le hinque a Margarita, sino porque lo acaban de operar de la rodilla por andar haciendo cosas que a su edad ya no se deben realizar.

Margarita carece totalmente de experiencia en el Poder Ejecutivo Federal. Fue asambleísta a los 27 años, cuando Felipe era algo y diputada federal, cuando su esposo era Secretario de Energía con Fox, cargo al que renunció cuando el lenguaraz le puso una maltratada por arrancar anticipado. Felipe es político de primera, pero Margarita es política de segunda. Se oye feo, pero sería peor que nadie se lo dijera y la dejen seguir haciendo y diciendo despropósitos y ordenándole a otros que la secunden, como es el caso patético y hepático de Luis Luege, quien la ha enfrentado con los pueblos del oriente del valle de México, a los que se les ha revindicado con parte de sus tierras. El pueblo es el original dueño de la tierra y ahora una porción de eso se les va a devolver para que hagan una zona de recuperación ambiental, con rentabilidad económica para su sostenimiento. Programa ambiental muy ambicioso que solo los Chimalhuacanos, de todos los partidos, encabezados por una mujer extraordinaria, la Ingeniera Rosalba Pineda, se atreverían a hacer para colocarse a la vanguardia ecológica del Valle de México.

Luege, el del abuelo que fue alcalde en España y se fue a estudiar a Madrid las especialidades metalúrgicas, antipopular casi septuagenario, ensoberbecido y gachupinesco, golpea al pueblo directo. Al de Chimalhuacán, al de Neza, al de Ixtapaluca, de Atenco o de Texcoco, sin comprender lo que dice el 27 constitucional, respecto a quién es el propietario original de las tierras, porque él es metalúrgico y perjudica tremendamente a Margarita y a su familia. Sus propios compañeros del Yunque le han conminado a no actuar como porrito o como talibán de nuestro Partido Acción Nacional, porque le cierra puertas y le angosta carriles a Margarita en su desesperación por ser tomado en cuenta, problemas de demencia senil, puesto que ni conoce el programa ambiental que durante diez años hemos trabajado con la gente, con los estudiantes, con las universidades y tecnológicos de la zona. Que le pregunte al gran jurista Alejandro Gertz Manero, cómo nos la jugamos para reforestar gran parte del lago con los de Chapingo sembrando Cochia Scoparia con helicópteros en el 2004.

Luege fue el peor Procurador del Ambiente y un pésimo secretario del ramo, pero donde se llevó los unánimes abucheos fue en el tema del agua que Calderón le encargó. Durante su desempeño no se limpió absolutamente ningún río del país. Ninguno. Si Margarita quiere seguir adelante en su sueño, legítimo de encabezar a México, tiene que ser propositiva, positiva, asertiva, no como Luege, el criollo, que es un peleador callejero. Defenderemos, a morir, el compromiso ambiental que adquirieron los tres presidentes municipales de Chimalhuacán con los que hemos trabajado diez años, junto con la UACh, la UNAM, la UAM, la UAEM el Eure, la CIACA el CEIIT el Tecnológico y otras instituciones y expertos científicos ambientales de a de veras, para que se realice el Cerao, como un ejemplo para el continente. Felipe, tú si sabes, oriéntalos, invita el 18 a tu cumple.

rojedamestre@yahoo.com