imagotipo

Leer más y mejor en la escuela

  • Leer la clave del poder: Andrea Balanzario Gutiérrez

Parezco monomaniaca —ya lo sé—, pero me interesa una utopía: acercar a niñas y niños a los libros desde los salones de clase. Y de hecho, no es tan ingenuo pensar en que las escuelas pueden favorecer el amor por los libros, sin embargo la realidad es concluyente: los chicos están fascinados por las pantallas y los grandes no quieren leer. Así: no quieren leer. Y, si ellas y ellos mismos (los profesores) no son lectores, será muy difícil lograr lectoras y lectores en sus escuelas. ¿Solución? Hacer un esfuerzo. Investigar qué temas les interesan y buscar libros para hacer factible el gusto por la lectura.

Veo muchas jóvenes booktubers y booktaggers mexicanas muy bien preparadas ¿Por qué habrá más booktubers mujeres? Alguien… en su casa o en su escuela debió haber dado en el clavo. Están entusiasmadas con sus lecturas, tanto como para preparar guiones muy acertados después de concienzudas lecturas, todo para motivar a otras y otros a enamorarse de los libros. A partir de mirarlas en internet, es fácil deducir que sí se puede contagiar el gusto por leer en las escuelas. Varias de ellas mencionan “muy buenas maestras” en sus escuelas… o sea, el tiempo pasado en las aulas puede ser una oportunidad para leer. Lo que es innegable es que si los responsables escolares no son lectores, no podrán formar en sus planteles las personas críticas requeridas hoy por nuestro país. Es fácil: solo lee los títulos que hoy te recomendamos, si tus alumnas y alumnos te ven con un libro… ya diste el primer paso.

¡Feliz ciclo escolar!