imagotipo

Letras al minuto

  • Letras al minuto: Sonia Silva Rosas

Las nuevas generaciones tienen casi nulas ganas de leer, esto es cada vez más preocupante pues tenemos como resultado un país absolutamente inconsciente y con un nivel mediocre de educación. México no es el único país que padece de esto: en todos los países de Latinoamérica, la gran mayoría de los estudiantes presenta graves problemas de lectura y, con ello, un atraso significativo en ortografía y vocabulario, a esto agregue la influencia de videojuegos, películas o la televisión.

“El proceso de alfabetización está en lento crecimiento en términos de porcentaje, pero el número de analfabetos es cada día mayor en términos numéricos y ya ha superado los mil millones. En 1980 había una tasa de analfabetismo del 28.6 por ciento, correspondiente a 824 millones de individuos; en 1985 el porcentaje había descendido ligeramente al 28 por ciento, pero el número total llegó a 889 millones”, comenta Armando Petrucci en su texto Leer por leer: un porvenir para la lectura, publicado por Guglielmo Cavallo y Roger Chartier en “Historia de la lectura en el mundo occidental”.

¿Cómo se puede lograr que la gente, y principalmente los adolescentes, tengan un mayor interés por la lectura? La respuesta es simple: motivándolos.

Se debe motivar a los adolescentes y a los jóvenes con la lectura de diferentes maneras: podemos obsequiarles libros con temas que verdaderamente le interesen, hablar con ellos de libros con frecuencia; trabajar duro para que vean la lectura como algo sano, divertido, algo enriquecedor. Como bien sabemos, los jóvenes hacen todo lo que ven, así que si sus padres leen, será mucho más fácil que el adolescente se decida a tomar un libro en su tiempo libre y leerlo; si sus padres suelen  ir a la biblioteca a buscar algún libro hay más probabilidad de que se motive y, de igual manera, si en la casa hay libros de diferentes temas para que acceda a ellos más fácilmente,
comenzara a leer.

Según palabras del maestro Felipe Garrido, quien está tan acostumbrado a leer sólo fotonovelas, historietas y otras publicaciones por el estilo, que no puede leer textos más extensos y complicados, en realidad nunca ha aprendido a leer de a de veras.

Nos leemos la próxima semana.

Sígueme en Facebook: Sonia Silva-Rosas (Escritora)

dsoniasilva@hotmail.com