imagotipo

Letras al minuto

En torno a la presentación del libro Desafía al Sistema Financiero… Y construye un futuro económico brillante, de Leonor y Javier Villalobos. Cuando escuchamos palabra administración sentimos de manera automática una especie de rechazo al tema: nuestra cabeza comienza a indagar qué es lo que vamos a responder en caso de verse obligada a dar opiniones de tan escabroso asunto o, también suele suceder, recordamos que falta mucho para la quincena y que nuestra cartera padece una severa crisis de identidad. Administración no es una palabra tan desagradable como parece, más bien es un hábito, incluso se puede afirmar que es una especie de estado de conciencia que permite al consumidor entender que no siempre es bueno gastar de más o gastar lo que no se gana o no se tiene.

Javier Villalobos y Leonor Villalobos saben muy bien a qué me refiero. Ellos también son autores del libro “Bájale dos rayitas a tus deudas y… Dale un aumento a tu inteligencia financiera”, un libro que desde el título nos avisa que la principal causa que ahuyenta el dinero de la cartera es llenarse de deudas, y recientemente lanzaron su libro “Desafía al Sistema Financiero… Y construye un futuro económico brillante”, título, que, digamos, es como una respuesta a la primera acción, aquella de bajarle dos rayitas no solo a nuestras deudas sino, también, a nuestra manera tan desenfrenada e inconsciente de malgastar nuestro dinero. Ése es el desafío: en primera instancia es un desafío a nosotros mismos, un desafiarnos a vencer nuestros malos hábitos de consumo y del manejo de nuestro dinero.

La gran mayoría de las personas gastan en cosas innecesarias. Nos han hecho pensar que si compramos tal o cual cosa tendremos un estatus u obtendremos un bienestar extra que, sin darnos cuenta, ya tenemos. Debemos reconocer que no siempre las cosas que adquirimos, y por las cuales gastamos nuestros recursos económicos, son cosas indispensables y urgentes. Por desgracia no siempre se gana suficiente para gastar y gastar y, por tanto, suelen llegar las tarjetas de crédito, tramitar algún préstamo a la vecina o tienda departamental; empeñar algo valioso o pedirle prestado a algún familiar.

Como bien nos dicen Leonor y Javier Villalobos en este libro, para aprender y saber ahorrar y administrar nuestro dinero, también es necesaria la disciplina. Sin lugar a dudas, la educación financiera es una de las áreas que más exigen de la disciplina para lograrla, para entenderla y ponerla en práctica. Debemos comportarnos de manera inteligente al momento de que la tentación por gastar llega a nosotros, debemos analizar si lo que adquiriremos es realmente necesario o si mejor destinamos ese recurso para invertir y generar más dinero.

Desde mi punto de vista, nada más atinado en el título del libro que incluir el reto, el desafío. Vivimos tiempos de grandes cambios, no solo a nivel social y/ mundial, también a nivel personal. Son tiempos en los que, precisamente, el desafío es algo de todos los días, y en materia de finanzas personales es mucho más urgente aplicar no solo la disciplina, también vencernos en ese desafío que hoy Leonor y Javier nos lanzan. Sé bien que no es algo fácil; sé bien que en ocasiones nuestra mente nos juega malos momentos y no nos damos ni siquiera la oportunidad de intentar el ahorro: he ahí el desafío. ¡Claro que se puede! Cuando se enfrentan desafíos, como éste, con voluntad sólida y férrea disciplina, por supuesto que todo se puede, claro, si a eso le agregamos un poco de actitud y decisión como siempre nos dice Javier Villalobos, te aseguro que los resultados serán buenísimos.
Nos leemos la próxima semana.

Sígueme en FB: Sonia Silva-Rosas (Escritora)

En Twitter: @magaoscuratempo