imagotipo

Letras al minuto | Sonia Silva-Rosas

  • Letras al minuto: Sonia Silva Rosas

Al tercer día se hizo la luz, y el mundo descubrió las maravillas que le rodeaban. La luz es elemento primordial en el Universo. Las estrellas tienen energía en forma de luz. Cada ser vivo en este planeta, es energía, es luz, es movimiento y transformación.

Hablemos de “El lado oscuro del universo…” No, no, nada tiene que ver el esoterismo y la magia con el término, tampoco se trata de alguna película de moda; es más bien esa energía que existe también en el Universo y que hasta hace poco no se conocía, una energía que se conoce como oscura, uno de los misterios más grandes que existen.

Alberto Casas afirma que la materia ordinaria (que forma los planetas, las estrellas y el gas y el polvo cósmico) representa el 4 por ciento del contenido del universo; el resto lo constituyen las llamadas materia y energía oscura. Estos hallazgos, comenta el también doctor en física teórica y profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Física Teórica en Madrid, representan en cierto sentido una nueva revolución copernicana. Fundamentalmente, la materia y energía oscuras son un misterio por resolver.

Según el portal batanga.com, hace no más de un par de años atrás, el WMAP de la NASA realizó uno de los hallazgos más interesantes sobre el cosmos al lograr calcular la edad misma del universo y trazar la curvatura del espacio. Tras varias investigaciones, se supo que apenas el 4.6 por ciento del universo está compuesto por átomos, mientras que un 23.3 por ciento es materia oscura y otro 72.1 por ciento es energía oscura. La energía oscura es eso que produce la aceleración cósmica.

Sean Carroll, físico del Instituto de Tecnología de California, comenta que la materia oscura es “materia” porque se comporta así, en particular se acumula bajo la fuerza de la gravedad y su energía se diluye al expandirse el universo. El físico añade que hay, también, una energía oscura que conforma el 70 por ciento del universo, que parece ser raramente uniforme, suavemente distribuida a través del espacio y persistente (que no se diluye) con el tiempo. Para la materia oscura –explica Carroll- mínimo significa que las partículas son frías (se mueven lentamente) y básicamente no interactúan entre sí. Para la energía oscura, significa que es perfectamente constante a través del espacio y tiempo.

En este sentido, en su artículo “El lado oscuro del Universo”, Sergio de Régules comenta que la luz de unas estrellas que explotaron hace miles de millones de años reveló recientemente que 75 por ciento del Universo está hecho de una forma de energía nunca antes detectada, que produce repulsión gravitacional y acelera la expansión del universo.

Edwin Hubble fue el primero que utilizó lo que representó el primer patrón de luminosidad que sirvió para medir distancias intergalácticas [las estrellas de brillo variable conocidas como cefeidas]. En 1929, Hubble calculó las distancias de alrededor de 90 nebulosas espirales, ésas que hoy en día conocemos como galaxias.

EDWIN HUBBLE

EDWIN HUBBLE

Hubble observó que cuanto más lejos está una galaxia, más rápido se aleja y que la relación entre distancia y velocidad es una simple proporcionalidad directa: una galaxia al doble de la distancia se aleja al doble de la velocidad, una al triple, al triple; ésta es la llamada Ley de Hubble y se interpreta como signo de que el Universo se está expandiendo. Esta Teoría de Hubble condujo a la Teoría del Big Bang del origen del Universo. Si las galaxias se están separando, explica Régule en su texto, en el pasado estaban más juntas y, en un pasado suficientemente remoto, estaban concentradas en una región muy pequeña y muy caliente.

Entonces, ¿qué es o qué se cree saber sobre la energía oscura? Es una enorme cantidad misteriosa de energía que realmente existe y que ocupa ¾ partes del Universo, opera en él pero no sabemos muy bien cómo ni en qué consiste.

Según los efectos que provoca en el universo, se han formulado algunas hipótesis que afirman afecta directamente la expansión del universo, incluso Einstein afirmaba que era propiedad del espacio.

El corrimiento al rojo de las galaxias lejanas se debe a que la expansión del Universo “estira” su luz. Comparándolo con la distancia a la que se encuentra la galaxia se obtiene información acerca del ritmo de expansión del Universo en épocas remotas.

En 1998 los investigadores anunciaron públicamente que la expansión del Universo, lejos de frenarse –como todo el mundo suponía- se está acelerando. Esto tiene implicaciones en la edad del Universo. Ésta se calculaba suponiendo que la gravedad frenaba la expansión. Si en vez de frenarse, se acelera, el cálculo cambia y el Universo resulta antiguo.

ROBERT CALDWELL.

ROBERT CALDWELL.

Según el físico Robert Caldwell y sus colaboradores, llegará un día, dentro de unos 22 mil millones de años, en que la aceleración de la expansión del Universo empezará a notarse a escalas cada vez más pequeñas para producir un final que se llama Big Rip (el Gran Desgarrón).

Es un hecho que el Universo tendrá un final, sin embargo, para que esto suceda aún falta mucho. Ese lado oscuro del Universo no solo es energía que el hombre estudia desde hace décadas en laboratorios de física y en observatorios astronómicos, es, también, ese lado oscuro que encierra aún demasiados misterios para los cuales no se tiene una respuesta, tan solo acercamientos, tan sólo una diversidad de estudios que buscan dar explicación a cada una de las interrogantes de los investigadores, académicos, físicos y cosmólogos en torno al Universo.

/arm