imagotipo

Liberalismo vs populismo

  • Pedro de León Mojarro

En la 80 convención de banqueros el eje de la discusión fue el dilema Liberalismo vs Populismo. Si ese fuera el debate no hay la menor duda de que la posición liberal ganaría de calle en cualquier evaluación. El pueblo mexicano aun con su religiosidad es mayoritariamente liberal.

El verdadero debate es populismo vs neoliberalismo y ahí sí como dice el dicho popular: “tan malo el pinto como el colorado”.

La concepción liberal en la que basa sus principios la social democracia del mundo, tiene su basamento en el respeto a la ley y las instituciones del Estado.

Los principios básicos del liberalismo son: el federalismo, la abolición de los privilegios, la supremacía de la autoridad civil, la ampliación de las libertades y el Gobierno mayoritario.

En la coyuntura actual del país, estamos muy lejos de cumplir con los principios del liberalismo, antes que federalismo, vivimos un centralismo procaz; gobiernos, sobre todo estatales absolutistas y una corrupción e impunidad que viola todo precepto legal.

Vivimos eso sí, en el neoliberalismo, entendido como el Gobierno de los cuates, a quienes lo único que les interesa, es “la estabilidad de las finanzas” aunque a los pobres se los lleve el tren; la obra de relumbrón por sobre la justicia y el bienestar; la estabilidad de los mercados a costa del empleo.

Se vale criticar el populismo que se ha puesto de moda en el mundo, mismo que significa decirle al pueblo lo que quiere escuchar, para ganarse su voluntad, aunque nunca se le vaya a cumplir.

Frente a esta posición en contra del populismo, está la del expresidente Barack Obama que dice:”Me preocupo por la gente pobre, que está trabajando muy fuerte y no tiene la oportunidad de avanzar. Y me preocupo por los trabajadores… Quiero estar seguro de que los niños están recibiendo una educación decente y… un sistema de impuestos que sea justo”.

Coincidiendo con Jesús Silva Herzog: “El populismo debe ser oportunidad para pinchar el globo de la arrogancia (neo)liberal y recuperar la prudencia del escepticismo que es el principio vital del liberalismo”.

No convence utilizar el evento de los banqueros como plataforma para este debate porque para ellos el “populismo” de AMLO si amenaza.

Los banqueros son el sector más privilegiado, a costa de los ahorradores o de los usuarios y del mismo pueblo de México, en lo que va del sexenio vía el IPAB han recibido poco menos de 150 mil millones de pesos. ¿Así o más claro?

Lamentablemente ante las posiciones tan polarizadas entre AMLO con su discurso antiestablishment y los que se sienten amenazados; la elección 2018 apunta a un choque de trenes en donde no habrá ganador, pero sí habrá un gran perdedor México.

Porque no entonces, frente a los múltiples y enormes problemas de la nación, pensar en pactar las reglas de la elección; poniendo sobre la mesa frente a los distintos actores, partidos, sectores y organizaciones más representativos, las propuestas de Segunda Vuelta, Gobierno de Coalición, financiamiento y otras.

Es urgente que el nuevo Gobierno tenga la capacidad legítima y legal de enfrentar y resolver el desgobierno que hoy padecemos en grandes regiones del país.
P.D. Elección Estado de México. El resultado será una victoria pírrica, precisamente porque la constante es el descontón, ganar a toda costa, al precio que sea. Así todos pierden.
* Miembro de Unidos

Podemos A.C. ZACATECAS

@Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx