imagotipo

Libertad Bajo Palabra

  • Pedro de León Mojarro

“Si no puedes volar entonces corre, si no puedes correr entonces camina, si no puedes caminar entonces arrástrate, pero hagas lo que hagas, sigue moviéndote hacia delante”

                                                             Martin Luther King

  • Pedro de León Mojarro
  • Marieke Vervoort es un ejemplo de vida, de lucha, de tenacidad, convicción y decisión.

Nació en la ciudad de Diest, Bélgica, donde casi toda su vida se ha dedicado al deporte, ha ganado dos campeonatos del mundo en triatlón y participó en la prueba “Iroman Hawaii”, es una competencia aún más exigente que el triatlón, consta de 3.86 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42.2 kilómetros de carrera a pie.

Lamentablemente en el 2008 le fue diagnosticada una enfermedad muscular degenerativa incurable que la dejó sin movilidad en las piernas, situación que ahora la obliga a depender de una silla de ruedas.

La enfermedad no la detuvo, emprendió su carrera en el carrovelismo que consiste en un vehículo de ruedas que es accionado por medio del viento a través de una vela; el esquí sentado; y las carreras en silla de ruedas disciplina en la que compitió en la Olimpiada de Londres.

“A pesar de mi enfermedad, he podido experimentar cosas que otros solo pueden soñar. Cuando me siento en mi silla de carreras todo desaparece. Expulso los pensamientos oscuros, lucho contra el miedo, la tristeza, el sufrimiento y la frustración. Así es como he ganado las medallas de oro”.

Su fortaleza mental, su convicción de no derrotarse  sumado a su tenacidad, l La llevaron a ganar la medalla de oro en los 100 metros y la medalla de plata en los 200 y 400 metros en la paralimpiada anterior. En 2015 ganó el campeonato mundial en Doha rompiendo los récords mundiales en 400, 800, 1500 y 5000 metros en silla de ruedas. ¡Qué bárbara!

Marieke tristemente hace poco compartió: “Todos los días me duele, algunas noches no duermo y después de 10 minutos de sueño tengo que entrenar” y por esa razón está pensando en la eutanasia, que es legal en su país, se aplica a enfermos incurables que la soliciten, siempre que tengan una condición de sufrimientos físicos o psíquicos constantes e insoportables.

Según la entrevista que dio a algunos medios de comunicación Marieke ve las Olimpiadas de Río como su último deseo, espera ganar varias medallas y seguramente así será, salvo que la enfermedad físicamente se lo impida, aunque estoy seguro que lo va lograr porque su mente está preparada para eso.

Esta es una historia fuera de serie, pues a pesar de la adversidad por la enfermedad, la discapacidad no fue un obstáculo para Marieke, lejos de rendirse o de resignarse como muchos lo hacen, decidió hacer del deporte el motor que la inspira para seguir viviendo, lamentablemente las condiciones degenerativas de su enfermedad han llegado  a un punto, que según ella misma lo afirma, la están haciendo tomar la decisión de la eutanasia o muerte asistida, ojalá pueda despedirse de Río recibiendo el oro.

Quise narrar esta historia lectora, lector queridos, porque más que entristecerme me conmovió y me motivó a transmitirles que ante a esa adversidad hay un ser humano que por su convicción, es y será ejemplo para tantos que por mucho menos, nos la pasamos quejándonos, lamentándonos y con ello autoderrotándonos.

Muchas gracias y si no tienen inconveniente nos leemos el próximo jueves.
P. D. Río 2016. Por primera vez en está olimpiada hay una Delegación de “atletas refugiados”, sin país que están compitiendo pese al exilio y la adversidad, también ellos son ejemplo para nosotros.
Facebook: Pedro de León Mojarro

Twitter:@Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx

*Miembro de Unidos Podemos A.C.