imagotipo

Libertad Bajo Palabra

  • Pedro de León Mojarro

  • Pedro de León Mojarro
  • Elección extraordinaria en Zacatecas

Mas allá de los hechos legales o no, y por supuesto sin menoscabo de la aplicación de la ley, la anulación de la elección de Zacatecas capital huele mal, pues, como dice el dicho, “la burra no era arisca, la hicieron”.

¡Y no me lo contaron, lo viví en carne propia!, la decisión del tribunal, de la manera más burda me quitó la candidatura; tres horas antes de emitir el fallo que definiría al candidato a gobernador por la Coalición PAN-PRD en Zacatecas, durante las elecciones de junio pasado, un secretario de estudio y cuenta dejó salir la siguiente frase reveladora: “de última hora cambiaron la jugada”.

Según lo registran los resolutivos, de las tres instancias del tribunal de justicia electoral, el de Zacatecas, el regional de Monterrey y la sala superior, la decisión se debió a las pruebas presentadas por la coalición primero zacatecas sobre actos anticipados de campaña, regulados por el Artículo 53 fracción 5; la elección debe repetirse.

La decisión del tribunal fundada en “actos anticipados de precampaña, ostentándose como promotora de la soberanía nacional”, pudo haber dejado fuera a decenas de candidatos de Zacatecas y del país.

Pero sobre todo a quien incuestionablemente deja fuera por “actos anticipados de campaña” es a López Obrador. ¡Aguas! La legislación electoral cada vez más barroca da pie a salidas extralegales, solo para dar gusto a intereses mezquinos de distinta índole.

Con esta resolución, lógicamente la elección en la capital Zacateca, debe convocarse como elección extraordinaria.

Según lo establece la ley, la legislatura local tiene hasta 45 días para presentar un dictamen respecto del proceso, a la vez solicitar la intervención del IEEZ para convocar a elecciones, no se sabe si para este año o el año entrante, lo que sí queda claro es el brete en que meten, no solo al municipio sino al Estado.

Por lo pronto Morena ya decidió no participar, y varios partidos han declarado estar sin recursos para ir a una elección.

Si el periodo ya de por sí era corto (dos años), la elección extraordinaria para el caso de la capital de Zacatecas significa un Gobierno de un año o año y medio cuando mucho, y esto sin registrar la posibilidad de alguna impugnación.

En esta circunstancia sería válido que los distintos actores políticos, partidos, candidatos, organizaciones ciudadanas y otros, hagan un esfuerzo para la elección y la gobernabilidad del municipio de la capital, en donde de acuerdo a las circunstancias, sobre todo de escases de recursos, no hay nada para nadie, solo problemas.

El acuerdo, mediando la voluntad política, significaría pactar la elección y con ésta, el programa y las acciones de Gobierno municipal con las que todos deberían de comprometerse, en beneficio de los ciudadanos.

Indudablemente que sería un acuerdo de ganar-ganar, porque en los hechos, estaríamos instaurando el Primer Gobierno de Coalición de Zacatecas y si me lo permiten de México.

La pregunta es ¿serán los líderes políticos y el Gobierno mismo capaces de lograr este acuerdo de trascendencia nacional?, aunque tengo mis dudas, yo espero que sí.

El acuerdo de Gobierno de Coalición, sería modelo desde Zacatecas, rumbo a las elecciones del 2018, en la que es muy probable, que surja instaurar el Primer Gobierno de Coalición de la República.

La terca realidad así lo exige, una sola fuerza no puede gobernar el país. Y si ustedes, lectora, lector queridos, no tienen inconveniente, nos leemos el próximo jueves.
*Miembro de Unidos Podemos AC

Facebook:Pedro de León Mojarro, Twitter:@Pdeleonm.Sitio Web: www.pedrodeleon.mx