imagotipo

Libertad Bajo Palabra

  • Pedro de León Mojarro

“La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos”

Albert Einstein

  • Pedro de León Mojarro
  • Ante la amenaza, unidad nacional

La elección del pasado martes evidencia una clara descomposición de la sociedad norteamericana, triunfó el candidato anti-establishment. Trump ganó todo, Senado, Congreso y Presidencia, vamos a ver lo que hay del discurso al hecho.

No obstante que la economía estadunidense ha reaccionado favorablemente, que el empleo se ha ido recuperando, que las únicas propuestas serias, responsables y con visión de estado fueron de Hillary Clinton, eso no contó para el electorado.

La clase media no alcanzó a entender el significado de la política social de Obama, misma que en el mediano plazo les hubiera dado mejores resultados con una economía menos polarizada e inequitativa como la nuestra.

Las mujeres no le creyeron a Hillary y les fue indiferente el comportamiento anti-feminista del ahora presidente electo, los latinos, contrario a lo que esperábamos en un buen porcentaje votaron por el candidato republicano.

El dicho y la posición de Trump hacia México, durante la campaña fueron: el muro fronterizo, cancelar el TLC y la deportación masiva de nuestros hermanos indocumentados.

Hace muchos años que por naturaleza y tradición los mexicanos nos hemos atenido a “que le vaya bien a Estados Unidos, para que nos vaya bien a nosotros”.

Parafraseando a Carlos Fuentes es hora de vernos en nuestro propio espejo, de darnos cuenta y reconocer que los norteamericanos, históricamente nunca nos han visto bien, nos ven como corruptos, flojos, tramposos y mentirosos, por decir lo menos.

¿Por qué no detenernos entonces y hacer un alto, para pensar cómo darnos nuestro lugar, hacernos respetar y luego intentar una relación franca, resultado de nuestro quehacer y de nuestro trabajo?, pese a todo tenemos fortalezas, instituciones y una sociedad menos descompuesta.

Evidentemente las cosas no están bien en México e indudablemente con el Triunfo de Donald Trump, es probable que se pongan peor, por lo pronto ya el dólar está a poco menos de 21 pesos.

Ante esta realidad, lo menos que podemos hacer es darnos fortaleza y respeto como nación, es hora de pensar en un amplio Acuerdo de Unidad Nacional.

Lo primero que debemos hacer es, con sentido autocrítico, es reconocer lo que hemos hecho mal y luego pactar nuevas reglas y pactar las acciones de aquí a la elección del 2018.

Con unidad y acuerdo de por medio, convertir esa elección en la de la instauración del Gobierno de Coalición Nacional, basado en los acuerdos y las reglas que desde ahora se pacten.

Es tiempo de pensar en México, de asumir la responsabilidad que todos y cada uno tenemos ante la delicada situación que vivimos.

La realidad con la que nos amanecimos ayer miércoles me hizo recordar el primer discurso al pueblo del Reino Unido de Churchill como Primer Ministro ante el avance y la enorme amenaza del nazismo alemán:

“Constituir una Administración de esta escala y complejidad ya es una tarea muy seria en sí misma, pero debe recordarse que estamos en la fase preliminar de una de las grandes batallas de la historia…

…no puedo ofrecerles más que sangre, sudor y lágrimas”.

P.D. A los hermanos migrantes mexicanos debemos decirles que no están solos, que aquí está su patria, sus raíces y la tierra que los vio nacer, fortalezcan sus redes de apoyo y comunicación, dense la necesaria solidaridad que los seres humanos requieren en momentos de amenaza, y como David ante Goliat saldrán vencedores. Es tiempo de hacer de la debilidad fortaleza.

*Miembro de Unidos Podemos A.C. ZACATECAS

Facebook: Pedro de León Mojarro

Twitter: @Pdeleonm           Sitio Web: www.pedrodeleon.mx