imagotipo

Libertad bajo palabra

  • Pedro de León Mojarro

¿Y si gana Trump?

Escuchar sobre la candidatura de Donald Trump hace 6 meses se nos hacía más chistoso que ver al mismo Pato Donald en la televisión.

Ahora se ha metido de lleno a la competencia para la Presidencia de Estados Unidos, el domingo 22 de mayo por primera vez Donald Trump aventaja con un 0.2 por ciento a Hillary en las encuestas, y esto no es cosa menor; es aterrador por decir lo menos.

Este fenómeno se origina en la “Gran recesión” del 2008, que afectó de manera importante al sector de la “clase obrera blanca”, que ha tenido que vivir en situación de vulnerabilidad y de exclusión social, dejando a sus hijos fuera de los sistemas educativos de calidad, y sin existir la certeza de que pueden mejorar sus condiciones.

Sumado a lo anterior, la campaña de Trump está basada en la irracionalidad, el odio y la xenofobia, se nutre de los millones de norteamericanos que no ven solución para su bienestar en una  economía que desde el 2008 a la fecha no termina de recuperarse. El casi candidato, ha logrado convertirse en el portavoz del descontento hacia un sistema que no satisface sus necesidades.

Dos ejemplos de la actitud provocadora e irreflexiva del prácticamente ya candidato republicano son: su referencia al Estado Islámico, cuando dice: “¿Saben por qué son ricos? Porque tienen petróleo. Les arrebataré por completo su fuente de riqueza, que es el crudo. Los bombardearé hasta erradicarlos”; y refiriéndose a los mexicanos, “vamos a construir el muro y, por cierto, ¿quién va a pagarlo?… México va a pagar por el muro, se los aseguro. Pagará cada dólar de los 10 mil a 12 mil millones de dólares que costará por el daño que nos hacen”.

No son propuestas racionales, que abonen a una verdadera solución, si en cambio son expresiones irreflexivas y provocadoras que han logrado enganchar y convencer, ahora ya a una franja mayoritaria.

Hillary Clinton la pre-candidata del Partido Demócrata, tiene una larga carrera política que la respalda, es bien vista y respetada por la sociedad norteamericana, y junto a los claroscuros de su esposo el expresidente Clinton, tiene la fortaleza y capacidad para ganarle la presidencia a un truhán, bocón e irresponsable que magistralmente ha sabido explotar la inconformidad y el hartazgo de los que se sienten “excluidos por los migrantes”.

Seguramente una de las estrategias de Hillary Clinton, será retomar las propuestas, principalmente las que tienen que ver con los derechos de los migrantes y los jóvenes del pre-candidato Bernie Sanders, para sumar a la franja de los sectores de jóvenes de entre 18 y 29 años que son los que mayoritariamente han apoyado su campaña.

¿Y si gana Trump?, deseo vehementemente que no suceda, porque no quiero verme obligado a participar como peón en la construcción del ignominioso muro que divide nuestra frontera.

P.D. El 12 de mayo el secretario de Educación, Aurelio Nuño, dio a conocer el programa “Un lugar para ti”, extraordinariamente bueno para darle una opción de estudio a los rechazados de la Ciudad de México, Morelos, Estado de México, e Hidalgo. Por fin hubo oídos a una pregunta recurrente ¿Alguien sabe qué es de la vida de los miles de rechazados cada año les niegan el acceso a su formación profesional? Nada mal para empezar, ojalá pronto nos anuncien que eso se generaliza a las 32 entidades federativas.

Facebook: Pedro de León Mojarro

twitter:@Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx

*Miembro de Unidos Podemos A.C.