imagotipo

Libertad Bajo Palabra

  • Pedro de León Mojarro

  • Pedro de León Mojarro
  • Las lecciones de la elección I (Los NO)

“Buenos gobiernos hacen ganar a malos partidos, buenos partidos no ganan con malos gobiernos”

Anónimo

Los resultados de la elección del pasado domingo nos sorprendieron a todos, comenzando por los líderes nacionales del PRI y del PAN;uno y otro, a las 9 de la noche no sabían lo que habían perdido, ni lo que habían ganado.

El “mal humor social” se expresó en las urnas, evidentemente en contra del PRI que es el partido que gobierna; curiosamente ese corrimiento del electorado no fue hacia Morena que es el partido que encabeza el discurso antisistémico; simple y sencillamente se corrió hacía el PAN, organización política caracterizada como de centro-derecha lo que permite concluir que el electorado así como en el 2000 y 2006 se alineó a la derecha.

De este corrimiento la izquierda es la primera y tal vez la única responsable por sus divisiones, sectarismos, contubernios y desaciertos.

Contrario a lo que se pensaba, el voto ciudadano “aceptó lo que le dieron” pero la decisión fue personal y me atrevo a decir que en conciencia. Hay estados como Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz, y Quintana Roo, en donde era evidente que por una u otra razón el castigo se veía venir a pesar de las encuestas.

¿Cuáles son los NO, que nos deja el pasado proceso?

1. NO prosperaron las candidaturas independientes. Salvo Ciudad Juárez y algunas otras candidaturas aisladas, esta vez el fenómeno del Bronco no apareció.

2. NO le atinaron las encuestadoras. Nuevamente, como en el 2015 volvieron a errar, mas no por falta de profesionalismo, más bien por el “voto escondido” de los ciudadanos. Como me decía un amigo, los electores ya “son venados muy lampareados”.

3 NO a la manipulación del dinero. De todos lados hubo dinero y mucho, pero este no fue determinante para torcer la voluntad de los electores.

Héctor Aguilar publica un dato interesante sobre el recurso en efectivo que se ha manejado en los últimos procesos electorales, indudablemente debe reglamentarse.

4. No a la imposición de “los cuates” como candidatos. Por decisiones autoritarias, en gran medida de los gobernadores, se desaprovecharon candidaturas ganadoras, Quintana Roo y Oaxaca, entre otros son ejemplo.

5. NO a la descalificación a ultranza. La “guerra de lodo” no la aprueban los electores. Es otra de las lecciones de la elección, Veracruz es el mejor ejemplo, la guerra entre los primos Yunes estuvo a punto de abrirle el paso al candidato de Morena, un perfecto desconocido.

6. NO a la improvisación de candidatos o candidatas. Este fue otro motivo de perder o de poner en riesgo algunas elecciones. Los electores también cada vez más exigen mejores perfiles sobre las propuestas que se les presentan.

7. NO a la excesiva tramitología que exige el INE. Con la reglamentación actual una gran parte del tiempo se dedica a cuidarse del árbitro, a cumplir requisitos absurdos en su mayoría. Muchos lo han expresado no es la excesiva reglamentación lo que dará certeza y seguridad a la competencia; más bien será la actitud de los partidos, gobernantes y candidatos para respetar normas elementales que se podrían reducir en: equidad para la competencia; transparencia en el uso de recursos; y propuesta para convencer.

8.   NO a la corrupción, la impunidad, y la inseguridad; Hay coincidencia en que estas variables fueron determinantes para la decisión de miles de electores. Factura que cobraron principalmente al PRI, no por ser el único responsable sino porque es el que tiene la potestad del Gobierno.

Estas, entre otras, son lecciones que nos deja la elección sobre lo que NO debe ocurrir, si es que queremos avanzar a consolidar nuestro todavía endeble, famélico diría yo, proceso democrático. Hay mucho que corregir, no obstante el proceso salió y bien.

Facebook: Pedro de León Mojarro

twitter:@Pdeleonm           Sitio Web: www.pedrodeleon.mx

*Miembro de Unidos Podemos A.C.