imagotipo

Libro sobre la Crítica Teatral en México: ¿qué opinaron los expertos?

  • Teatrikando: benjamín Bernal

El 25 de julio cayó una tormenta, el Palacio de Bellas Artes desaparecía del panorama por momentos, sepultado por las ráfagas de lluvia; a las siete de la tarde debía iniciar la presentación del libro La Crítica de Teatro en México en la sala Manuel M. Ponce. A las 7:15, ante setenta amigos dio inicio el programa: video con un breve recuento de actividades de la Agrupación de Periodistas Teatrales, de donde Benjamín Bernal es Presidente; los siguientes minutos serían para escuchar a los presentadores de su tercer libro, la maestra Maricela Lara, el primer actor Juan Ignacio Aranda, Jorge Ortiz de Pinedo, productor, director y actor; condujo la mesa el maestro Alfonso Villarreal, curador de la Galería Veracruzana de Arte.

Cada uno usó diferentes enfoques: la maestra Lara encontró que es un excelente libro de texto, útil para quien estudia periodismo, tanto como para los teatristas, le calificó de entretenido y ligero. “Hace un repaso general del periodismo, del teatro, su evolución”, recordó anécdotas de Ignacio Manuel Altamirano, Guillermo Prieto (Fidel). Recordó que teatro y periodismo han sido gravemente afectados por la política en varias épocas de nuestro país. A los directores, en varios espectáculos a lo largo de su carrera por ser única función, les ha resultado importante que acudan los críticos, sin pensar que sus publicaciones les pudieran proporcionar venta de boletos, son dos temas absolutamente diferentes. Afirmó: las obras que se anuncian en la cartelera no son todas, hay quizá 500 grupos en nuestra ciudad y todos tratan de sostener un montaje.

Por su parte, Juan Ignacio Aranda, alabó la revisión histórica que contiene la publicación, como es breve, el lector puede ir haciendo en su mente las notas comparativas; le surgirán los enfrentamientos; confrontación sobre la profundidad, estilo y objetividad que han aplicado a lo largo de las décadas. Opinó como el resto del panel: si habla bien de la obra, es buen crítico, si no, todo lo contrario. Coincidió con la maestra Lara, este libro deben leerlo los estudiantes y críticos
en formación.

“La crítica es importantísima en el teatro de todo el mundo, aunque sean los más odiados del planeta, porque si habla bien de ti, es muy bueno y si no…”, afirmó Jorge Ortiz de Pinedo, “Bernal habla del pasado, del presente y del futuro, porque señala en sus páginas que está creciendo el número de periodistas cibernéticos que emiten su opinión, esto lo percibimos al navegar por la red; el libro servirá para que vayan teniendo mayor profundidad y sustento teórico”. “El autor de este libro describe y reconoce que es su punto de vista, no la verdad absoluta, que le hubiera gustado esto o aquello, se documenta y menciona a todos los que intervienen en una obra, parece mentira pero es algo fundamental para una verdadera crítica”. “Cuando llenan sus espacios con palabras rimbombantes, se convierte en otra cosa; si la hiciera entendible sería un halago para el actor, director o escenógrafo y verdadera comunicación”.

La sala se había ido llenando, ocuparon un lugar de honor: Miguel e Irene Sabido, José Solé, Alonso Sordo Noriega, Mario de la Reguera, René Cervantes, Diego y Paco Rabell, Emireth Rivera, Elaine Haro, Humberto Morales, Fernando Santos, casi se había llenado la histórica sala a pesar de la lluvia que no paraba, a las ocho treinta se declaró cerrada la reunión literaria.