imagotipo

Liga la economía mexicana su mejor racha en los últimos tres años / Mundo Económico / Enrique Vera Estrada

  • Enrique Vera

La economía mexicana creció 0.5 por ciento en agosto, por lo que liga  su quinto mes consecutivo al hilo con crecimientos positivos. Por sectores, el que más creció fue el agropecuario, con un incremento de 6.6 por ciento. Sin embargo dicha cifra es algo engañosa, pues el sector agrícola no significa más que el cuatro por ciento del PIB. Por esa razón es lamentable que la economía interna sea “jalada” por las actividades primarias. Por su parte, el sector de la economía que tuvo el peor desempeño fue el de la construcción, con una contracción de 0.6 por ciento al mes.

El FMI elogió la solidez de la economía mexicana al establecer a través de su representante en México Dora Iakova que “las tasas de crecimiento de México en el presente año resaltan entre los países de América Latina, pese a su exposición a los bajos precios del petróleo y la volatilidad de los mercados internacionales”. Por su parte, la misma funcionaria estableció “ aún cuando tenemos visto algunos cambios en la expectativa de crecimiento para México, en términos generales ese país ha tenido un buen desempeño en 2015, si lo comparamos con el resto de los países latinoamericanos, por lo que probablemente tenga las mejores tasas de crecimiento de la región”.

Es importante señalar que para noviembre del presente año, si bien la inversión está estancada (tal como lo muestra la cifra del sector construcción) al menos el consumo del sector privado, que representa más de 60 por ciento del PIB está mostrando señales de una buena recuperación. Según cifras del INEGI, en octubre el consumo privado creció a un 4.3 por ciento, lo cual es una cifra alentadora. Por su parte la confianza empresarial está mostrando cifras de una relativa mejoría. Y la confianza empresarial se refiere ante todo a la disposición de los empresarios para invertir más en construcciones, para adquirir más equipo de cómputo, para abastecerse de una mayor cantidad de inventarios, etc, que hacen que la producción de bienes y servicios sea cada vez mayor. Después de todo el progreso material o económico de una sociedad se puede ver si con el paso del tiempo se producen más y mejores mercancías y servicios a disposición de los consumidores, desde las familias, hasta el Gobierno y el sector externo.

Por su parte, es importante señalar en dos puntos lo que dice la teoría económica respecto el crecimiento. En primer lugar, la macroeconomía afirma que el crecimiento es producto de las horas trabajadas multiplicado por la productividad de la fuerza de trabajo que se tiene. Es un hecho que en México la productividad del trabajador mexicano es muy baja y se ha estancado con el paso de los años. Y por su parte, el número de horas trabajadas es insuficiente. A pesar de que se crearán más de 700 mil empleos en el presente año, es un hecho que los trabajos creados son de pocas horas de trabajo semanales y mal pagados.

En segundo lugar, también es importante la parte fiscal en el crecimiento de todo país. Ya Keynes establecía que hay dos fugas y hay dos entradas de recursos en toda economía que explican la generación de empleos y el crecimiento. Las fugas son los impuestos y el ahorro. Por tal razón, si hay un superávit fiscal se frena el crecimiento económico, pues el Gobierno succiona gran parte del dinero que hay en el sector privado y a su vez no lo devuelve a través de un  mayor gasto estatal. Por su parte, con el déficit presupuestario es posible crecer, pues el Gobierno absorbe pocos recursos y gasta más de ellos en la construcción de obra pública, compras al sector privado, etc. Por esa razón, en este escenario de estancamiento económico, es un hecho que el espíritu de la Reforma Fiscal es darle a nuestro Estado más recursos  a través de los gravámenes fiscales para compensar la caída de los precios del petróleo. Y se ha tenido cierto éxito en tal encomienda, pues los recursos captados han crecido en un 30 por ciento con respecto a 2014.

De esta manera, la economía mexicana presenta una mejora marginal al final del presente año, sustentada en un repunte del mercado interno.

Enriquevera2004@yahoo.com.mx