imagotipo

Liston amarillo: ¿donde esta el tuyo?

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

No hay mejor obra para conseguir calidad humana, que incorporarse ante el dolor y aprender a perdonar (N. Luna).

 

Las historias románticas son un medio abrazador de los seres humanos para intercambiar emociones, así como profundizar entendimiento e impacten en una mejora de las emociones humanas. Hoy en día ha surgido en las sociedades, un desdén hacia  las relaciones destructivas. No hay una historia selectiva para ellos,  que ayude a la reflexión sana. Al parecer un legado de desinterés del siglo pasado  está atropellando a los jóvenes del mundo para creer que una relación de pareja no tiene relevancia, sino solo es un pasatiempo para apagar una sexualidad no educada,  cumplir con una moda que al parecer ha tenido un buen recibimiento en este siglo o simplemente por pertenecer. Las palabras amables, poéticas y metafóricas es un lenguaje que al parecer está perdiendo un lugar en el ser humano. Expertos en conducta afirman que tener una pareja no es obligatorio, pero tener una,  si es un gran compromiso para el bienestar de la raza humana. Psicólogos aseguran que es imposible controlar la mente emocional  de cada persona, pero emprender las veces que sean  necesarias información que lleve a la sensibilidad, ayuda a tener mejores sociedades. Una historia de amor conocida en el mundo de los años 60s y que ha hecho leyenda: Tony Orlando & Dawn -Amarra un Listón al Viejo Roble, una canción que fue hecha basada en una historia conmovedora y de amor. Se cuenta que en una ciudad cualquiera de Estados Unidos unos estudiantes que viajaban en un autobús, hicieron amistad con una persona que se veía buena. Al conversar con ellos, les conto una historia sobre su vida. Se enamoró  de una bella mujer de su pueblo  y por circunstancias de la vida, al hombre enamorado se le halló culpable de un crimen y fue encarcelado varios años. Pero jamás dejo de escribirle al gran amor de su vida. Y en una carta le anuncio a ella su pronta salida de la cárcel,  su gran deseo de casarse y así poder consolidar su amor. Pero para Él,  saber,  que ella lo seguía amando en tan prolongados años, le pidió amarrar  un listón amarillo en el viejo roble que se encontraba al costado del camino y que  indicaría que aún lo amaba  y  esperaba por él, pero,  si no había ningún listón amarillo el seguiría su camino en el autobús y no volvería jamás a buscarla.Conforme el camión se acercaba a aquel viejo roble, el ex-convicto se ponía más inquieto y nervioso, al principio titubeo en ver o no, pero cuál fue su sorpresa que al voltear por la ventana al roble próximo, no encontró un listón amarillo,  encontró cientos de listones amarillos. La humanidad necesita recuperar su capacidad de asombro para que siga prevaleciendo una naturaleza humanidad. Querido lector donde colocaría usted su listón amarillo, para iniciar a dejar un legado de amor en sus generaciones.