imagotipo

Lo que hay en nuestra sangre

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

Quizá a usted ya le ha llamado la atención que hay muchas palabras en nuestro lenguaje de uso diario que terminan en ulo y en ula ¿sí? ¿no? Bueno, en realidad no importa. Lo que sí importa es saber que todas esas palabras (salvo raras excepciones) originalmente son diminutivos. Esto se entiende fácilmente si le digo que una partícula es una parte pequeña, un pedacito de algo, ¿verdad? ¡Claro!

Pero hay muchas otras palabras –muchas realmente- que tienen esa misma terminación y cuyo origen no es tan fácilmente detectable, pero que, insisto, son diminutivos, o por lo menos eso fueron en su significado original.

Los glóbulos de la sangre, por ejemplo sean blancos o rojos, son como pequeños globitos y el nombre de glóbulo viene del latín globulus que es el diminutivo de globo. Un montículo pues es un montecillo, una lomita pequeña como aquella en la que se ubica el pitcher en un partido profesional de béisbol.

Pues sí, pero ¿una cápsula, una válvula, una espátula o una película? ¿Una ménsula, el crepúsculo o la rótula? ¿y el tubérculo un ósculo o la célula? ¡Espéreme, espéreme! dirá usted, por favor, vamos viendo cada vocablo, uno por uno.  Bueno, aquí vamos

Una cápsula es como una caja chiquita, porque capsa en latín significa caja. Una válvula es una valva pequeña ¿y qué es una valva? Pues algo que se abre como se abren las conchas de una ostra o de un ostión. Una valva, pues, es una puerta y la válvula es una puertecilla que se abre y se cierra para dejar pasar un fluido en el momento adecuado y necesario.

La espátula es una paleta con un mango, y alguien le vio parecido a una espada. Está bien, ciertamente podría decirse que es como una espada pequeña y por eso se llama espátula. La película es como una membrana, una telilla, una capa delgadita, un pellejito o una pielecita y por eso, por ser una pielecilla se le llama precisamente película.

¿Y una ménsula, es acaso una mensa pequeña, o sea una niña mensa? ¡Claro que no! Lo que pasa es que ménsula en latín significa mesita y la ménsula es una repisa, una especie de mesilla adosada a la pared y por eso se llama así. El crepúsculo es el atardecer y es que crepes en latín significa oscuro, entonces el crepúsculo es algo “un poco oscuro”, cuando empieza a morir el día y empieza a caer la noche.

La rótula es una pequeña “rota”, es decir una ruedecilla, una pequeña ruedita, El tubérculo es una pequeña hinchazón, una protuberancia pequeña. La papa es un tubérculo porque es el tallo subterráneo de la planta que se ensancha.

Un ósculo es un beso, pero la traducción literal de ósculo es boquita.

La célula es una celdilla, una célula pequeña, como aquella cadena de celdillas mediante la que se transmite el sonido en los teléfonos móviles. Por eso se les llama celulares. ¿Ah, no lo sabía? Pues ya lo sabe.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

PREGUNTA DEL PÚBLICO.- Consuelo Adriana Hernández Guedea: El otro día mi hijo llevó a bendecir un crucifijo y me dice “Ya me lo bendicieron”. Yo le corregí “se dice “”ya me lo bendijeron”, ¿hice bien? ¿por qué?

RESPUESTA: Tal como usted supone, en el caso que cita debe decirse: YA ME LO BENDIJERON. ¿Por qué? Para contestar el porqué habría que revisar la historia de la evolución de ese verbo y eso está fuera de nuestro alcance.

AHORA PREGUNTO: “…Y esos brazos morenos son mi dogal”, dice una bella canción ¿qué es un dogal?

a.- Una celda

b.- El cielo

c.- Una cuerda

d.- La inspiración

RESPUESTA c.- Un dogal es una soga o cuerda para atar a las caballerías y también la que se usaría para ahorcar a un reo.

Reflexión para terminar: Es más fácil luchar por unos principios que vivir de acuerdo con ellos ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.