imagotipo

Lo que produce la globalización / Satiricosas / Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer

Empecemos este breve estudio de lo que ha logrado la globalización por la “Teoría de Marc Faber”, un analista de inversiones y empresario estadunidense, publicada en junio de 2008, cuando George W. Bush quería ser amable con sus compatriotas y lanzar un plan de ayuda a la economía estadunidense que había dañado. Cuestión de que olvidaran que los había estado empinando, como sabemos, a gravísimas guerras, por lo visto lo único redituable que encontró para Estados Unidos.

Marc Faber escribió en su boletín mensual un comentario con mucho humor, pero mayor realismo, que decía:

“El Gobierno federal está estudiando conceder a cada uno de los norteamericanos una suma de 600 dólares para que ‘consumamos’. Pero…

Si gastamos ese dinero en Waltmart, ese dinero va a parar a China.

Si gastamos ese dinero en gasolina, va a parar a los árabes.

Si compramos una computadora, el dinero va para la India.

Si compramos frutas, irá a parar a México, Honduras o Guatemala.

Si compramos un buen auto, el dinero irá a parar a Alemania o Japón.

Si compramos tonterías, va a parar a Taiwán.

Por lo tanto, ningún centavo de ese dinero ayudará a la economía estadunidense. El único medio de mantener ese dinero en USA es gastándolo con putas y cervezas, considerando que son los únicos bienes que todavía producimos aquí. Yo estoy haciendo ya mi parte”, rubricaba Faber.

Un economista mexicano le respondió igualmente de buen humor:

“Estimado Marc… Realmente la situación de los norteamericanos es cada vez peor, y lamento informarte que la cerveza Budweiser fue recientemente comprada por la empresa Brasileña Ambev; por lo tanto, les quedan solamente las putas. Ahora, si ellas decidieran mandar el dinero a sus hijos, casi todo ese dinero vendría directamente hacia las Cámaras de los Diputados y Senadores de México, donde existe la mayor concentración de hijos de puta del mundo”. Atentamente: Un profesor de economía de la UNAM que no se atrevió a escribir su nombre y su correo. ¡Qué lástima!, lo habríamos podido felicitar por su realismo, igual que a Farber.

Una pequeña corrección: Ambev es la parte brasileña de la cervecera belga que a nosotros mexicanos nos tumbó la Corona, una de las más vendidas del mundo.
Y México, ¿con qué se ha quedado?

Dentro del mismo tono, hablando de cervezas, recordemos con más exactitud que “México perdió su Corona” porque la “patriota heredera” del Grupo Modelo Aramburuzavala, ex de un embajador gringo de nombre latino y muy antimexicano, vendió por 20.1 mil millones de dólares varias de sus marcas a la transnacional belga Anheuser-Busch In Bev S.A.

El Grupo Modelo llegó a ser la sexta productora de cerveza del planeta mundo y México es el mercado más lucrativo y está creciendo su gusto por la sabrosa, pero engordativa “chela”, mientras desciende en Europa y Estados Unidos a favor de los vinos. Pregunto: ¿Cuánto pagan los belgas por el AGUA DE MÉXICO con la que se fabrica?

Por otra parte, este año hasta los hipermillonarios mexicanos han perdido. Carlos Slim, unos 15 mil 400 millones de dólares en 2015 por la baja en el precio del oro, dijo Bloomberg.

Y Salinas Pliego, dueño de las tiendas Elektra y de TV Azteca ha caído mucho en la lista de los megaricos: La fortuna del empresario mexicano disminuyó 49 por ciento para ubicarse en cinco mil 200 mdd. Salinas Pliego ahora se ubica en el lugar 260 en la lista. Una sugerencia: invite a su televisión a canales diferentes con mayor contenido noticioso y cultural, ya que según dice TV AZTECA pierde anunciantes. Si alguna de las televisoras abiertas tuviera canales de alto nivel informativo como el ruso RT, que Televisa ha dejado fuera de su programación también “para servir al patrón”, se deslindaría de la anticuada televisión mexicana de antes y obtendría un público diferente y superior. A Televisa le va bien porque tiene canales extranjeros. Su producción está estancada y sigue siendo como decía su dueño “el Tigre Azcárraga”, padre de Azcárraga Jean, “para jodidos”. Algo que Televisa crea que la va a salvar es su nueva y hasta ahora pésima compañía que se llama casi como el Estado Islámico, IZZI, que se pronuncia “easy”, “fácil” en inglés, pero que es en realidad “difficult”.
Lo peor es la pérdida de nuestro petróleo

Para entender la situación de la industria petrolera mexicana, a la que atacó desde 1981 la derecha del PRI, capitaneada desde entonces por Carlos Salinas de Gortari, escojo para despedirnos de nuestra magnífica y malgastada riqueza que malgastó LA BUROCRACIA, un texto de Sergio Suárez Guevara, de la UNAM, que recogió Mariela Paredes. Es una síntesis en tres partes de la historia del petróleo de México.

“1.- El inicio de la actividad petrolera se caracterizó por estar concesionada a empresas extranjeras, que con el entonces presidente de México, Porfirio Díaz, obtuvieron todas las facilidades para sobreexplotar los yacimientos de petróleo en el país. En el periodo de 1901 a 1938, el Estado intervino al aplicar políticas de apertura al capital privado extranjero. Una pieza clave para el futuro de Pemex fue el artículo 27 de la Constitución Política de 1917.

2.- La histórica expropiación petrolera que ordenó el general y expresidente del país Lázaro Cárdenas, el 18 de marzo de 1938, abarcó un periodo de 45 años (1938-1983). Surgió de una confrontación obrero patronal (disputa favorable a los trabajadores). Ésta condujo el surgimiento de un espíritu nacionalista. La industria pudo subsistir el embate de las compañías extranjeras, gracias a la actuación de los trabajadores petroleros mexicanos, quienes la sacaron adelante. El Estado colaboró al aplicar estrategias, políticas y medidas que permitieron impulsar la integración vertical de Pemex, al desarrollar y unir las actividades downstream (de manufactura, distribución y comercialización de productos derivados del petróleo y productos químicos) y upstream (de exploración y producción de hidrocarburos) en función del desarrollo y bienestar económico y social del país, al sustentarse en un proyecto nacional fundamentado en la Constitución. La empresa pública logró éxitos, pero también se hizo de problemas diversos. Los logros no han sido evaluados en su verdadera dimensión y algunos de sus problemas se han sobredimensionado. El periodo fue favorecido por el auge petrolero, dada la lucha reivindicativa de precios emprendida por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

3.- Hacia 1983, México entró en una crisis provocada por su deuda externa. El hecho coincidió con la llegada al poder de “neoliberales”, ligados a los centros de poder financiero y económico mundial; en síntesis, impusieron libertad empresarial para realizar negocios, obtener ganancias y aumentar su poder; seguridad legal en su proceder para apropiarse de empresas y actividades públicas estratégicas y exclusivas, como las que integran a Pemex y disminuyeron la intervención del Estado en actividades constitucionalmente destinadas a éste.

Así inició un “irrefrenable” proceso de desnacionalización de empresas y actividades públicas. Se perdió soberanía e independencia en materia de política económica y petrolera. Los principios que marca la Constitución fueron enterrados al aprovechar leyes reglamentarias de carácter secundario, lo que las convirtió en el marco “legal” de “desnacionalización”.

Si este año de 2015 cierra con semejante tristeza, esperemos que en el próximo 2016 renazca en muchos aspectos el fuerte y patriota espíritu nacional, encarnado en el caso del petróleo por Lázaro Cárdenas.

Todos los países que caen en el servilismo del imperio terminan mal… Veamos a Francia nada más… El futuro y la conciencia tienen que cambiar, si hemos de sobrevivir.
Manudornbierer.blogspot.com