imagotipo

Los Capitales

  • Edgar González

  • Edgar González Martínez
  • Banco Internacional de Pagos
  • Fundación Quiera, Julian Berdeja
  • Citibanamex, BBVA Bancomer

 

Sí, en efecto, el peso mexicano dio un respiro gracias al reciente debate entre los candidatos a ocupar la presidencia en EU, en donde la candidata demócrata -no hay duda- fue la mejor; pero nada ni nadie puede asegurar que en los dos siguientes debates el candidato republicano se coloque como el favorito y las presiones para la moneda mexicana vuelvan a incrementarse. El mercado de divisas -tenemos que entenderlo- es un mercado de oportunidades, para inversionistas y especialmente para especuladores que buscan las debilidades y las fortalezas de las monedas para comerciar y obtener ganancias. Para nadie es desconocido que nuestro principal socio tiene la moneda más fuerte del planeta y los mexicanos, con más de dos mil kilómetros de frontera con Estados Unidos tiene una de las monedas más débiles de las economías emergentes. Y cada día que pasa, se ahonda esa brecha: según el Banco Internacional de Pagos (BIS), el dólar se ha apreciado en el año cerca del 17 por ciento frente a una canasta de monedas, y algunas, ciertamente han destacado por su debilidad, entre ellas el peso mexicano.

Pero, independientemente de los acontecimientos internacionales en los que las monedas se aprecian y deprecian, en donde muchos países como México no tienen ninguna oportunidad de influir, los mexicanos enfrentamos una cada vez mayor debilidad de las finanzas públicas por la dependencia de la venta de petróleo, tanto por la caída en los precios internacionales de exportación, como por la reducción en la plataforma de producción. Asimismo, está el incremento de la deuda pública que pasó del 31.7 por ciento del PIB en 2010 a un estimado de 48.5 por ciento para 2016, y el bajo coeficiente de ingresos tributarios a PIB que no supera el 10 por ciento, factores que en conjunto condicionan el desempeño de la política fiscal.

Por supuesto, como nos lo recuerda Consultores Internacionales, el dólar tiene un papel predominante en el sistema financiero y bancario mundial -según el BIS, la deuda denominada en dólares de las empresas no bancarias fuera de Estados Unidos asciende a 9.7 billones (trilliones)- de tal suerte que las variaciones en el valor del dólar frente a las monedas de otros países tienen repercusiones en sus sistemas financieros y sus economías. Por ello, la política monetaria de Estados Unidos es sumamente importante en el planteamiento de las condiciones financieras mundiales. Precisamente, la especulación que se forma antes de cada reunión de la FED, respecto a las decisiones de modificar o mantener su tasa de referencia, eleva la volatilidad en el mercado cambiario, lo que sucedió previo a la reunión de los días 21 y 22 pasados en donde se determinó mantener la tasa en el rango actual de 0.25-0.50 por ciento, pero con el aviso de una inminente modificación antes de que termine el año.

Pero ¿por qué nuestra moneda ha sido de las más afectadas por las condiciones de incertidumbre?. Creemos que las elecciones en el vecino país es el combustible ideal para alentar esa incertidumbre. En la última semana el valor de la moneda norteamericana alcanzó los 20 pesos por dólar, y a lo largo del año se ha depreciado -18.89 por ciento en su cotización interbancaria (al 22/09/2016). El peso mexicano -no hay duda- se encuentra entre las divisas más débiles a nivel mundial.
QUIÉN ES QUIÉN EN LOS NEGOCIOS

Exitoso inicio de la cuarta campaña de procuración de fondos en cajeros automáticos de Fundación Quiera, el brazo social de la Asociación de Bancos de México (ABM). Las instituciones participantes son: Citibanamex, BanBajío, CIBanco, Inbursa, Multiva, y BBVA Bancomer. Fundación Quiera brinda atención a una red de 55 Instituciones Amigas de Quiera (IAQs) en 17 Estados del país, canalizando recursos económicos, humanos y de conocimiento enfocados a la atención de niños y jóvenes en situación o riesgo de calle y/o trabajadores. En 23 años de trayectoria Fundación Quiera ha beneficiado a más de 260 mil niños y jóvenes en situación vulnerable a través de su red de IAQs.

++++++++++++++++++

En México solo el tres por ciento de los jóvenes participa directa o indirectamente en los partidos políticos, según el reporte del PNUD 2015 en materia de participación cívica y política juvenil. Además, 50 por ciento de los jóvenes que no votan lo hacen por desconfianza o falta de interés.

En ese sentido, las organizaciones juveniles de los partidos políticos tienen un doble deber: por un lado deben hacer saber a su partido la percepción que los jóvenes tienen de él, y cuáles son los puntos que hay que subsanar para ser competitivos, El PRI está por renovar su sector juvenil, esperemos que no se impongan los apellidos y recomendaciones por encima de los méritos, y por cierto, Julian Berdeja, de los universitarios del PRI se perfila como la mejor alternativa.
loscapitales@yahoo.com.mx