imagotipo

Los capitales

  • Los capitales: Edgar González Martínez

  • OPEP, Finamex, Banco de México
  • Financiera Nacional de Desarrollo
  • Juan Carlos Cortés, Peña Nieto

Las presiones de depreciación del tipo de cambio no han terminado y con la liberalización de los precios de la energía en México, éstos se ajustarán en función de sus referencias internacionales. En efecto, el acuerdo de la OPEP del pasado 30 de noviembre, de cumplirse este año, será definitorio para marcar una nueva tendencia al alza del precio del petróleo y de sus derivados. Entre las presiones al tipo de cambio que continuarán durante este año y posiblemente en 2018, destacan: la incertidumbre asociada a las políticas de Trump respecto a la renegociación del tratado de libre comercio TLCAN, la política de inmigración y el muro que pudieran alargarse en caso de que se decida ir por la renegociación del tratado.

En segundo término está el calendario electoral que empieza este año con las elecciones a gobernador del Estado de México, Nayarit y Coahuila y culmina con la elección presidencial en junio de 2018. A juzgar por las encuestas, serán campañas bastante reñidas y como hemos visto en otros países, como Inglaterra y Estados Unidos, las encuestas ya no necesariamente pronostican al ganador. En tercer lugar, al fin de las eternas tasas bajas de la Fed, pudiendo ésta sorprender al mercado con más alzas de las que incorpora el mercado actualmente y prolongarse en 2018 con tres alzas de 25 puntos base en cada uno de los próximos dos años.

Para los analistas de FINAMEX, Casa de Bolsa, tanto el mercado de renta fija como el consenso de analistas subestimaron las alzas de tasas y aún no había inflación. Hace un año, por estas fechas, el mercado esperaba que la tasa de referencia de Banco de México terminaría 2016 y 2017 en 3.75 por ciento y 4.75 por ciento, mientras que el consenso de analistas esperaba 3.75 por ciento y 4.50 por ciento, respectivamente. Sin duda, ambas estimaciones quedaron bastante rebasadas, ya que la tasa de referencia terminó 2016 en 5.75 por ciento y ahora las estimaciones apuntan a terminar 2017 entre 7 por ciento y 7.50 por ciento. Hay que recordar que mientras la Fed subió la tasa de referencia en 25 puntos base durante 2016, el Banco de México lo hizo en 250 puntos base de manera preventiva, ya que la inflación se mantuvo durante el año dentro del intervalo de la meta y muy cerca del objetivo de 3 por ciento.

Ahora, la inflación 12-meses arranca el año en 4.78 por ciento en la primera quincena de enero y estaría rebasando el nivel de 5 por ciento próximamente, para terminar el año fuera del intervalo de la meta. Es decir, ahora con inflación, el reto para el Banco de México es mucho mayor que el del año pasado para impedir que se deterioren las expectativas de mediano plazo

+++++++++++++++++++++++++

La renuncia de Juan Carlos Cortés a la Dirección General de la Financiera Nacional de Desarrollo no tomó a nadie por sorpresa, pues desde que fue nombrado para ese cargo, al principio del actual Gobierno, dejó en claro que una vez cumplidas las metas, en cosa de dos años se retiraría a sus negocios particulares. Y así fue. Su paso por esa posición ha sido de gran beneficio, no solo para la institución sino para los agricultores y hombres del campo que recibieron lo que hace muchos años se les había prometido: créditos baratos y oportunos para hacer producir la tierra.

El 20 de agosto de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto giró instrucciones para que los créditos para el sector primario tuvieran una tasa de un dígito, esto es, menor a 9.9 por ciento anual. Y así fue: los créditos hasta por 230 mil pesos se otorgaron con tasas de interés preferencial del 7 y 6.5 por ciento para las mujeres pequeñas productoras; sin garantías, sin comisiones y con la simplificación de trámites hasta el 40 por ciento. El año pasado se beneficiaron a más de 492 mil personas, de ellos 58 por ciento son clientes nuevos en el sistema financiero y la cifra representa un crecimiento de 75 por ciento respecto de los 281 mil de 2013.

La Financiera Nacional de Desarrollo atendió a 48 por ciento de los municipios marginados del país -ubicados en su mayor parte en el sureste del país- y en 2015 les canalizó recursos por 4 mil 098.3 millones de pesos. El índice de cartera vencida se ha mantenido saludable ya que en 2016 se obtuvo un ICV de 3.7 por ciento, es decir 0.4 puntos porcentuales menor al obtenido en 2012. Por supuesto, aquí lo interesante es saber cómo conseguir líneas de crédito oportunas y baratas. Esto es, tener especialistas en líneas de Fondeo, pero de eso escribiré en otro momento.

loscapitales@yahoo.com.mx