imagotipo

Los Capitales

  • Edgar González

  • Edgar González Martínez
  • Delta Air Lines, Intercam
  • Grupo Aeroméxico, BMV, AMIA
  • Gasolinazo arrastra al sector

Mientras en Estados Unidos el mercado automotriz inicia el año con un pronunciado descenso (las unidades vendidas en el mes de enero decrecieron en 1.8 por ciento), en México, en ese mismo mes la venta de autos creció a ritmo de tres por ciento, cifra que sigue siendo positiva pero no tanto como la que se registró en enero de 2016, que fue de +18.6 por ciento, nos informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Por supuesto, en México fueron varias las causas que originaron esta caída. De acuerdo con Intercam, lo fundamental fue el incremento sustancial en los precios de las gasolinas de alrededor de 20 por ciento. Esta situación de cambio repentino, hacia un entorno de liberalización en los precios de los combustibles impactó la percepción económica de la población y sus decisiones de inversión. Enero, en consecuencia, trae aparejado un proceso adaptativo interesante y que pudiera repetirse hacia adelante. Hacia el largo plazo lo más probable es que la vinculación principal, entre el precio de la gasolinaa y la demanda de autos se enfoque más hacia el tipo de coche que la población compra (ej. compactos vs. SUV’s) más que hacia una relación directa entre el precio de la gasolina y la demanda total. Por lo pronto, un cambio direccional o rápido, en los precios de las gasolinas tiene un efecto relevante en la demanda total de vehículos.

El segundo factor que pudo haber incidido en este comportamiento viene acarreándose desde la segunda mitad del año pasado. El quinto componente del índice de confianza del consumidor (sobre la situación económica actual con la de hace un año) y la posibilidad de compra de un automóvil, se desploman a niveles similares a los de 2014, 59.7 y 51.4, respectivamente. En sí, se trata de la incorporación de un escenario económico adverso hacia 2017, con un crecimiento económico muy bajo que estimamos en alrededor de 1.5 por ciento y elevada inflación. Como se sabe, la industria automotriz es cíclica y, por ahora, el ambiente macroeconómico en México no es el adecuado para ver crecimientos de doble dígito en ventas de vehículos.

Otro factor que comienza a pesar en los volúmenes de venta de la industria en México es el traspaso de los mayores costos de las armadoras hacia los clientes finales. La variación de todo 2016 en los precios de los vehículos fue de 5.32 por ciento, superior a la inflación general de 3.36 por ciento, debido a que el Índice Nacional de Precios al Productor en 2016 creció en 8.51 por ciento. Esto último obedece, principalmente, a la depreciación del peso frente al dólar. En 2017 esta tendencia pudiera acelerarse y ocasionar una importante desaceleración a nivel industria. Tan solo en enero 2017 la inflación general subió a 4.72 por ciento y la del productor a 9.81 por ciento, por lo que persistirá el traspaso de precios a la población general.

Finalmente, aunque el crédito sigue fluyendo a la industria, las mayores tasas de interés pudieran comenzar a restarle impulso a las ventas de coches y enero no está exento de este efecto. De la tasa de referencia que Banxico tenía hasta mediados de diciembre de 2015 de tres por ciento, a inicios de febrero ésta ya se ubica en 6.25 por ciento, un cambio importante que apenas comienza a tener efectos en el financiamiento para la compra de
autos.

En conclusión, en México durante 2017 esperamos (más bien tememos) una desaceleración importante en el ritmo de crecimiento en ventas de la industria automotriz, en especial por el rápido y sustancial incremento en los precios de las gasolinas, escenario de bajo crecimiento económico, traspaso del incremento en costos de las armadoras a los consumidores finales y mayores tasas de financiamiento.

++++++++++++++++

Avanza la estrategia de Delta Air Lines y Grupo Aeroméxico para que la aerolínea estadunidense adquiera hasta 49 por ciento de las acciones de Aeroméxico. Delta posee aproximadamente 4.2 por ciento de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico y tiene la opción de adquirir hasta 12.8 por ciento adicional. De suscribirse completamente, y habiendo completado la oferta pública de compra en efectivo, Delta sería propietaria y/o tendría la opción de adquirir hasta un total de 49 por ciento de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico. Por lo pronto, ayer Delta lanzó al mercado una oferta pública de compra en efectivo por medio de la Bolsa de Valores de México para adquirir hasta 32 por ciento adicional del capital social en circulación de Grupo Aeroméxico, por 53.00 pesos por acción. La diferencia en el precio en efectivo anunciado anteriormente de 43.59 pesos es el resultado de movimientos en el tipo de cambio y otros factores. Por supuesto, el completar la oferta de compra en efectivo está sujeto a la aceptación de ciertas condiciones incluyendo, la aceptación de la oferta de los accionistas de al menos veinticinco por ciento (25 por ciento) de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico, y el que se reciba la aprobación antimonopolio en México.
loscapitales@yahoo.com.mx