imagotipo

Los Capitales

  • Edgar González

  • Edgar González Martínez
  • Schneider Electric México
  • Banxico, Mexichem Fluor Inc.
  • Moody’s Investors Service

ACAPULCO, Gro.- Los banqueros ven un país debilitado en lo económico -muchos de los problemas son generados en el exterior y por lo tanto incontrolables- e inseguro en lo político, esto es, con un futuro entre el liberalismo y el populismo; con una inflación varios puntos arriba de las perspectivas del Banco de México (3.5 por ciento) y con altas tasas de interés, lo que pondrá de rodillas a miles de empresarios que requieren capital de inversión (dinero, que estará carísimo), y a muchos bancos (los pequeños), con enormes dificultades para encontrar un fondeo barato, lo que los pondría en serios riesgos de desaparecer en uno o dos años. De acuerdo con Moody’s, “las mayores tasas de interés en México (A3, perspectiva negativa) tendrán un mayor peso en el desempeño económico ya debilitado del país, y un aspecto crediticio negativo para los emisores de deuda de varias industrias del país”.

Aunque aún no se ven perspectivas de una eventual recesión, el Banco de México está en medio de un ciclo de restricción que ha impulsado una subida de tasas en 300 puntos básicos desde finales de 2015 a 6.25 por ciento. Los responsables de formular políticas -nos dicen- se reunirán el 30 de marzo y es probable que el ciclo de alza de tasas se extienda hasta finales de este año, a medida que el banco lucha contra la inflación. Al respecto, Gersan Zurita, senior vicepresident de Moody’s Investors Service, nos dice: “las mayores tasas de interés tendrán un peso en las perspectivas de crecimiento de México, en un momento en el que la economía ya está enfrentando otros factores adversos. Sin embargo, aunque el menor crecimiento y los mayores costos de financiamiento harán que sea más difícil para el Gobierno reducir su déficit, es poco probable que estos factores hagan descarrilar los planes de consolidación fiscal de las autoridades”.

Por supuesto, las mayores tasas también tendrán un impacto en las empresas, que típicamente financian sus necesidades de capital de trabajo con líneas de crédito de corto plazo. Estas líneas ahora tendrán que refinanciarse a tasas más altas hasta 2018, incrementando los costos de financiamiento. Entre las empresas, aquellas con acceso a los mercados de capitales internacionales serán menos afectadas que las que dependen de fuentes de financiamiento domésticas. Y el riesgo de activos aumentará para los bancos mexicanos en todos los segmentos de crédito, dado que el sostenido aumento de tasas ejerce presión sobre los deudores, en especial sobre clientes corporativos que han contraído créditos comerciales a tasa variable, y sobre individuos con créditos de consumo.

En la medida en que las tasas de interés aumentan, los bancos más grandes de México se beneficiarán de mayores márgenes de interés neto debido a su acceso a financiamiento con depósitos minoristas de bajo costo, que tienden a ser estable y poco sensible a variaciones de las tasas de interés. Los mayores márgenes de interés ayudarán a contrarrestar la actual presión sobre sus ganancias dado el potencial debilitamiento de la demanda de créditos y los costos crediticios cada vez mayores. Sin embargo, las ganancias de pequeños y medianos bancos estarán restringidas en la medida en que sus costos de financiamiento aumentan más rápidamente.

QUIÉN ES QUIÉN EN LOS NEGOCIOS

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC) aprobó la aplicación de cuotas compensatorias finales en contra de las importaciones del gas R-134a provenientes de China, las cuales eran introducidas a ese país con precios inferiores a su valor justo. La decisión de la comisión significa que las cuotas arancelarias antidumping, de entre 148.79 y 167.02 por ciento del valor, serán impuestas a todas las importaciones de R-134a provenientes de China. Se trata de una noticia positiva para Mexichem a todas luces, ya que el gas refrigerante R-134a proveniente de China se había vendido en Estados Unidos a precios desleales, afectando las ventas de este producto de Mexichem Fluor Inc. El gas R-134a es muy usado en los sistemas de aire acondicionado, principalmente en coches.

+++++++++++++++++++++

De acuerdo con Schneider Electric, especialista global en administración de energía y automatización, las empresas industriales de México pierden hasta 15 mil millones de pesos anuales por una mala calidad de energía. Al contrario de la creencia común, 80 por ciento de las perturbaciones se originan directamente en la infraestructura de los usuarios y no en el suministro, razón por la que las compañías se enfrentan a un costo promedio de 130 mil pesos en pérdidas, debido a paros en sus procesos productivos ocasionados por su red eléctrica. “Los equipos más impactados son los electrónicos, así como los motores. Es importante detectar señales tales como “luces que parpadean”, sobrecalentamiento en transformadores y cables, sin descontar el continuo reemplazo de las tarjetas electrónicas”, mencionó Ernesto López, vicepresidente de la unidad Partner Projects en Schneider Electric México.
loscapitales@yahoo.com.mx