imagotipo

Los clásicos decembrinos de nuestra ciudad

  • Ojos citadinos: Tania Avilés Cruz

Prácticamente estamos ya en la recta final del año mientras unos se alejan de la ciudad para tomar unas merecidas vacaciones, otros nos quedamos aquí, disfrutando de ella y de todo los que nos ofrece en esta época. Existen varias opciones, que además se han convertido ya en una tradición para pasarla bien y no quedarse encerrados en casa:
EL CASCANUECES

Como cada año, este clásico cuento navideño llega al Auditorio Nacional, ya en su temporada número 36, de la mano de la Compañía Nacional de Danza.

El recinto de Reforma es donde desde 2001 se presenta este ballet que ya es parte de la agenda cultural en esta época decembrina y este año se presentará con ochenta bailarines en escena, entre los cuales se encuentran niños y jóvenes de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA.

Además de tener la posibilidad de ver el talento de estos chicos en escena, este show también brinda la oportunidad de escuchar a grandes músicos en vivo, esta vez de la batuta del maestro Srba Dinic, quien dará vida a la música del compositor Piotr I. Tchaikovski, a través de los más de 70 integrantes de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes.
HISTORIA

El Cascanueces fue escrito en alemán en 1816 por E.T.A. Hoffmann y adaptado al francés por Alexandre Dumas. En 1891 Marius Petipa propuso al compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski realizar un proyecto para la adaptación del cuento a ballet. De esta manera, con libreto de Petipa y coreografía de Lev Ivanov, se estrenó el 17 de diciembre de 1892 en el Teatro
Marinsky de San Petersburgo.

SINÓPSIS

Una historia que comienza en la víspera de Navidad, con una niña llamada Clara a quien su padrino, el mago y juguetero Herr Droselmeyer, le regala un hermoso cascanueces creado especialmente para ella, luego el juguete cobra vida y después de derrotar al rey ratón, tras una dura batalla, lleva a Clarita a un reino mágico, poblado por muñecos.

Desde ayer este show arrancó la primera de 10 funciones que se podrán ver hasta el 23 de diciembre.
EL ZÓCALO

El corazón de nuestra ciudad es otro sitio que vale la pena visitar, al caminar por sus calles se puede apreciar las más de de 30 mil luces decorativas y un farol de 14 metros de largo y ocho de ancho, así como con alumbrado en tercera dimensión de seis mil 500 lámparas LED tanto en la Plaza de la Constitución como en 20 de noviembre.

Los puntos más emblemáticos lucen llenos de Noche Buenas, esferas, velas, piñatas, faroles y estrellas en seis conjuntos monumentales, 10 mosaicos luminosos y seis pantallas completan el alumbrado.

Además de una bonita iluminación, en la plancha del Zócalo podrán patinar en la tradicional pista de hielo, que está en funcionamiento de las 09:00 de la mañana a las 9 de la noche. Este año se colocaron cuatro pistas de hielo, dos toboganes y caminos congelados de tres metros de ancho, un túnel monumental central con la imagen de la CDMX en sus cuatro caras y el tradicional árbol de Navidad con una altura de 70 metros.
Twitter: @tan_avil