imagotipo

Los derechos humanos

  • Nuvia Mayorga

Siempre hablamos de los derechos humanos y a veces también decimos o argumentamos en nuestro favor los derechos humanos; si preguntamos a distintas personas qué son los derechos humanos nos darán sus propias versiones o sus propias opiniones de lo que son estos derechos humanos, y no son más que los derechos que tenemos por ser personas y que el Estado en el que vivimos nos reconoce.

Cuando hablamos de la población indígena, hablamos no solo de los derechos que tienen como personas, sino también los derechos que tienen como personas de la diversidad cultural, entonces tenemos derechos distintos, las poblaciones indígenas sustentan derechos humanos individuales, por cuanto personas y derechos humanos colectivos, por cuanto forman parte de un grupo específico.

A nivel internacional se ha avanzado de manera importante en el reconocimiento de los derechos de la población indígena, y México ha sido un impulsor de estos avances, desde el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, México es a nivel internacional un referente en el avance en el reconocimiento de los derechos en favor de la población indígena, y de promover una visión de desarrollo acorde a su cultura.

En la Constitución Federal todos los mexicanos tenemos garantizados los mismos derechos humanos reconocidos en la propia constitución y en los tratados internacionales de los que México es parte; uno de los derechos humanos fundamentales que referimos primero es el derecho a la vida, a la libertad y pocas veces referimos el derecho a la identidad.

El derecho a la identidad como derecho fundamental fue incorporado en nuestra Constitución apenas hace dos años con una reforma al Artículo 4°, que ahora establece que “Toda persona tiene derecho a la identidad y a ser registrado de manera inmediata a su nacimiento. El Estado garantizará el cumplimiento de estos derechos. La autoridad competente expedirá gratuitamente la primera copia certificada del acta de registro de nacimiento”.

Desde hace años se llevaban a cabo acciones importantes para abatir el rezago en materia de Registro Civil, se realizaban campañas especiales en materia de registro, hoy día y ya con la reforma constitucional diversas instancias de los tres órdenes de Gobierno llevan a cabo acciones para garantizar el derecho de las niñas y niños, así como de la población indígena de este derecho fundamental.

En testimonios recogidos recientemente en la población indígena, se han documentado casos donde hay generaciones y generaciones en las familias indígenas, que han carecido de registro; estamos hablando de personas que no han sido una cifra en la población y que por la falta de un documento de identidad no han tenido acceso a otros derechos como los llamados derechos económicos, sociales y culturales, que de ellos podríamos mencionar, educación y salud, por ejemplo.

Pero cuando hablamos de los derechos humanos y hablamos de la identidad, no hablamos solo de los derechos que todas y todos los mexicanos tenemos, hablamos también de los derechos específicos que tiene en este caso la población indígena, el derecho a la identidad cultural por ejemplo, los derechos lingüísticos y un derecho fundamental, el derecho a establecer libremente su forma de vida y su desarrollo como pueblo, lo que se denomina como derecho a la libre determinación que es un derecho humano fundamental reconocido en el Artículo 2° de nuestra Constitución política y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Cuando hablamos del derecho a la identidad en la población indígena, nos referimos a la pertenencia de ésta a cada uno de los 68 Pueblos Indígenas identificados en el país, así los derechos humanos nos permiten hablar del México diverso, el que debemos de entender y atender promoviendo el respeto por la diferencia, valorar la diferencia y promover que esta diferencia sea la que nos enriquezca como nación pluricultural que somos y en el que los derechos humanos no se queden únicamente en el reconocimiento, sino en que todas y todos contribuyamos a hacerlos vigentes.