imagotipo

Los efectos del alza de la tasa de interés en Estados Unidos / Mundo Económico / Enrique Vera Estrada

  • Enrique Vera

No creeremos que 2016 será un buen año para la economía mexicana. ¿Por qué? Por los siguientes cinco factores: en primer lugar, los precios del petróleo seguirán desplomados, lo cual implica que el gasto público será restringido; en segundo lugar, porque se seguirá practicando una política monetaria antiinflacionaria, lo cual frenará la expansión de la economía nacional; en tercer lugar, porque los salarios seguirán siendo bajos, lo cual implica que a pesar de la baja inflación, el consumo interno se mantendrá débil; en cuarto lugar, porque la tasa de interés en nuestro país subió, lo cual frenará el crédito bancario. De la misma forma, en quinto lugar, luego de que la tasa de interés en nuestro vecino del Norte se incrementó, con ello se puede dar un gran drenaje de divisas y de recursos financieros hacia Estados Unidos.

Pero entrando en materia, vemos que el incremento en la tasa de interés en Estados Unidos no tiene razón de ser. La economía de aquel país no está experimentando una fase de recalentamiento, es decir, de un exceso de demanda agregada. De hecho, el gasto público es muy limitado y la expansión y generación de empleo están siendo propiciadas por el sector privado. De esa forma, según dice la teoría económica, una economía puede ser enfriada mediante los siguientes mecanismos: un superávit fiscal, con lo cual el congelamiento del gasto estatal hará que la demanda y los gastos en la economía sean menores, y con ello se consigue abatir la inflación y que la balanza de pagos recupere su equilibrio; en segundo lugar, mediante un incremento en la tasa de interés, que hará que la oferta de dinero en la economía sea menor y con ello también se logra disipar presiones inflacionarias; en tercer lugar, mediante una revaloración del tipo de cambio, que hace -tal como veremos– que la economía se enfríe, pues disminuyen las exportaciones y se logra, al mismo tiempo, que la actividad económica en general se aletargue.

Sobre los efectos del incremento de la tasa de interés en los Estados Unidos, es totalmente nociva no solo para la economía mexicana, sino para la economía mundial. El alza en los réditos en Estados Unidos obligará a prácticamente todos los países del mundo a actuar en consecuencia, es decir, obligará a que los bancos centrales suban sus tasas de interés para evitar una fuga o reversión de divisas hacia los Estados Unidos. De esta manera, podemos ver los siguientes efectos del incremento de la tasa de interés en la economía más grande y poderosa del planeta:

En primer lugar, es un hecho que en Estados Unidos se está combatiendo la deflación. La ciencia económica establece que cuando suben las tasas de interés, la moneda tiende a revaluarse. Es así que con el incremento en la tasa de interés se revaluará el dólar, con lo cual dicha economía se enfriará. ¿Por qué? Porque las exportaciones se verán severamente castigadas y porque con un dólar más fuerte se reducirá todavía más el nivel de precios (el anclaje del tipo de cambio se ha sido visto como una herramienta antiinflacionaria por excelencia). De esta forma, con un incremento en los réditos en Estados Unidos, es un hecho que habrá una revaluación mayor de su moneda, lo cual claramente impedirá que aquella economía llegue a su meta inflacionaria de 2 por ciento, que es la que ha fijado la Reserva Federal.

En segundo lugar, se incrementará –mediante un dólar más fuerte- el déficit comercial en aquel país, y se frenará el nivel de empleo y de crecimiento. Y si Estados Unidos crece menos, es un hecho que las exportaciones de muchos países del mundo se verán afectadas. De igual forma, puede ser nocivo dicho incremento en la tasa de interés pues ello, tal y como se dijo, puede descapitalizar a muchos países mediante la fuga de capitales. Muchos países se verán obligados a subir su tasa de interés para evitar que los dólares que tienen las arcas de sus bancos centrales se fuguen hacia Estados Unidos.

En tercer lugar, el peso mexicano se verá severamente lesionado. No creo en los pronósticos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de que el peso cerrará en 15.90 unidades por dólar. Con el incremento en la tasa de interés se revaluará el dólar y ello hará que el peso se devalúe.
enriquevera2004@yahoo.com.mx