imagotipo

Los trescientos y algunos más

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

  • Una iniciativa humanista de gran calado
  • La FIL en Pachuca. Un éxito sin par
  • Por favor acaben con los baches

Resulta muy alentador el hecho de que así como hay personas que en un afán de lucro, explotan a los animales de una manera inhumana, también existen aquellas preocupadas por proporcionarles un hábitat mucho más humano y confortable.

Por ello, asistí en días pasados a la firma del convenio entre la corporación de restaurantes que encabeza Joaquín Vargas Mier y Terán y Humane Society International para mejorar los estándares de bienestar animal dentro de su cadena de suministro en México.

Iniciando por la transición a una cadena de suministro de huevo libre de jaula.

Efectivamente, en México las gallinas ponedoras son frecuentemente confinadas en pequeños recintos de alambre conocidos como jaulas en batería durante casi toda su vida. Las jaulas en batería son tan estrechas que las gallinas no pueden siquiera estirar completamente sus alas. Estando prácticamente inmovilizadas a lo largo de su vida, no pueden llevar a cabo muchos de sus comportamientos naturales, lo cual conlleva a condiciones de bienestar extremadamente precarias. Cada gallina tiene menos espacio que el de una hoja de papel para pasar los dos años que dura su vida.

Obviamente, los elementos nutricionales de un huevo producido por estos sufridos animalitos son infinitamente menores  los de un huevo producido por unas gallinas contentas.

Grandes corporaciones multinacionales como Starbucks, Subway, McDonalds o Kraft ya están usando huevos producidos sin jaulas en sus sucursales de Norteamérica y Europa. Aquí, la Corporación Mexicana que preside Joaquín Vargas y que cuenta con 133 restaurantes ya ha comenzado a poner ese ejemplo de humanidad. Creo que este tipo de iniciativas son las que nos acercan a los países civilizados o ¿no?

La Feria Internacional del Libro, que cada año tiene lugar en la Universidad del Estado de Hidalgo, la Institución que presidió el lic. Gerardo Sosa Castelar.

En la dirección de Educación está la ingeniera Maribel Solís. El sitio de la celebración fue bajo la cúpula de vidrio que domina el paisaje de la “Bella Airosa” de la salida a Tulancingo.

El éxito mejoró las anteriores ferias, pues hubo más de cien expositores, editoriales de primera línea, inclusive la propia UAEH, y hasta la Universidad de Sinaloa.

En esta ocasión fue dedicada a Alemania, país que ganó el primer lugar en la Europa de la post-guerra y alcanzó también el primer lugar en la economía, después de que fueron destruidas sus grandes ciudades durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. Nos llevamos selectos ejemplares de obras desconocidas, como la “Historia de México” de don Daniel Cosío Villegas, fundador del Fondo de Cultura Económica, que ha tenido un desarrollo que superó los propósitos originales a los que debe la denominación y tiene muy amplio repertorio sobre todas las materias culturales, con una gama completa de materias.

El retorno por la noche fue breve y cómodo por la estupenda autopista, que tiene, además la ventaja de cobrar menos
peaje que las similares.

Nos sentíamos casi en esta contaminada capital, cuando a la entrada del puente, sobre el Río de los Remedios, un inmenso bache, muy profundo, hizo explotar la llanta delantera del vehículo y la dejó hecha trizas, además de cuartear la rueda
de dura-aluminio.

Tal parece que los multimillonarios presupuestos de la SCT, con destino a la conservación de caminos, se fueron como hielo al sol, con riesgo para vehículos y pasajeros, además que tampoco alcanza para señalar distancias y avisar lo que hay en los lugares de paso, que las buenas intenciones con la propaganda no alcanzan, teniendo con que mantener reparadas las vías de comunicación.

Como dijo bromista “compañero” con esa espada mohosa, y ya sin punta ni filo: “‘Conde’ estate tranquilo, no pienses en otra cosa”.

Acudimos en compañía de varios recios representantes de la tercera edad, también al Hospital General de Tulancingo, al Centro de Rehabilitación, estupendos edificios, con las más modernas instalaciones, que tienen cuotas simbólicas de acuerdo con las condiciones socioeconómicas.

Obras que con otros, no menos importantes, deja la memoria del gobernador saliente Paco Olvera y su digna esposa Lupita Romero, humanista que dejó honda huella de ayuda en el DIF estatal.

Para festejar el nombramiento como Notaría Pública de la licenciada Blanca Luz Soto Plata, también egresada de la Universidad de Hidalgo, donde recibió reconocimientos por su desempeño
estudiantil y carrera profesional.

Después regresé a la comida que diera el ingeniero Eduardo del Villar y su esposa Conchita Zamacona, en la Hacienda de Huapalcalco, cuyos fértiles terrenos corresponden al crecimiento de la ciudad que fue sede episcopal del arzobispo primado don Miguel Darío Miranda, el primer purpurado de Nación Mexicana.

Pero hasta los próximos 300… y… algunos más…