imagotipo

Los trescientos y algunos más

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

  • Recibe reconocimientos el doctor Gerardo Gil Valdivia
  • Mexicanos distinguidos en la Academia Mexicana de Derecho Internacional

 

Ríos de tinta se ha derramado sobre jurisperitos distinguidos que ha formado parte del Derecho en la historia moderna de nuestro país, y que han sido reconocidos a nivel mundial. Y es que México es más que sus riquezas naturales y su larga historia, son sus hombres. Por ello nos podemos doblar ante los embates de la naturaleza, de la economía mundial, de las bajas en los precios del petróleo… pero no nos rompemos, merced a los esfuerzos de estos hombres que en las diversas disciplinas de la actividad productiva y de la creación de ideas le dan luz a sus respectivas profesiones.

Así, la Academia Mexicana de Derecho Internacional, designó como Académico de Honor al licenciado Gerardo Gil Valdivia. La ceremonia se celebró en días pasados en punto de las siete de la noche en el Salón Tamayo del Club de Industriales, que dirige con tino el incansable Pepe Carral.

Hay que decir que la Academia Mexicana de Derecho Internacional es una de las instituciones de estudio y cultura más antiguas de México y del continente americano y cuenta con el reconocimiento del Estado mexicano y de los organismos que integran el orden jurídico internacional.

La Academia recibió en el curso del siglo XX el impulso de distinguidos diplomáticos y estadistas como Isidro Fabela, Alfonso García Robles, Miguel Alemán y Adolfo López Mateos, por mencionar sólo a algunas distinguidas personalidades. Actualmente preside la Academia el doctor Manuel Reguera Rodríguez y participan en el Consejo de Honor personalidades de la talla de Ernesto Rubio del Cueto, Rosario Green, Luis Ernesto Derbez, el ministro José Ramón Cossío y Luis Maldonado Venegas.

En la Ceremonia de Recepción del nuevo académico, a quien se le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa, así como la Condecoración Mexicana del Derecho, la Cultura y la Paz, estuvieron presentes numerosas personalidades de los ámbitos académicos, empresariales y diplomáticos. Entre ellos tuve el gusto de charlar con don José Carral, presidente del Club de Industriales; don Prudencio López; el ingeniero Nicolás Mariscal Torroella; don Guillermo Cantú Charles; Julio Faesler, exembajador de México en la India.

También saludé al licenciado Dionisio Meade del Banco de México y del Patronato de la UNAM, al licenciado Carlos Reta Martínez, presidente del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP); el licenciado Julián Olivas Ugalde, magistrado del Tribunal Federal de Justicia Administrativa; el doctor Ricardo Sepúlveda, director general de Derechos Humanos de la Segob. Otras personalidades fueron Frank Devlyn, el ingeniero Roberto Duque, la maestra Olga Ojeda Cárdenas y el doctor Alfonso Mansilla, vicepresidente de la Academia Mexicana de Medicina.

Entre los asistentes también podemos mencionar al doctor Tomás Miklos; el doctor Antonio Alonso Concheiro, presidente de la Fundación Javier Barros Sierra, y el doctor Rafael Pérez Miranda, de la Universidad
Autónoma Metropolitana.

Entre los miembros de la Academia saludé además al magistrado Manuel Díaz Infante; el doctor Federico Ponce Rojas, director de la Escuela de Derecho de la Universidad Anáhuac; el doctor Alejandro Romero Gudiño y la doctora Consuelo Sáenz de Miera, distinguida diplomática mexicana y
canciller de la orden.

Asistieron también don Carlos Eduardo Represas, vicepresidente de la Academia y Carlos Represas de Almeida, expresidente de Nestlé para México y América Latina.

El sustentante presentó la tesis titulada “La problemática de México y de su inserción en la globalidad. Una perspectiva de largo plazo desde el Derecho Internacional”. En ella el nuevo académico de honor hace un recuento de la problemática del país, de sus antecedentes y de su perspectiva. Plantea la necesidad de articular un pensamiento estratégico basado en la prospectiva y en formular escenarios de mediano y
largo plazo.

Al respecto, refirió la experiencia del Club de Roma, en particular la metodología utilizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en el Informe que presentó al Club de Roma en 1972 titulado “Los Límites del Crecimiento”. Para pensar el futuro de México hizo referencia a “Los objetivos del Desarrollo Sostenible” de Naciones Unidas para el año 2030, así como a los escenarios que para el mundo se prevén para 2050. Formulados por el Foro Global de Mercados Emergentes.

Sobre Gerardo Gil Valdivia, cabe comentar que es egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, realizó estudios de postgrado en la Universidad de Harvard (International TaxProgram). Durante muchos años fue investigador de Tiempo Completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y ha desarrollado una amplia actividad docente en México y en el extranjero. También fue funcionario de Nacional Financiera; director general-presidente de Latinequip, S.A.; director general de Mexpetrol, S.A. de C.V. Además ha sido funcionario de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y actualmente es Secretario del Instituto Nacional de
Administración Pública (INAP).

El nuevo Académico es presidente de la Sección Mexicana del Club de Roma; miembro activo del Club de Roma Internacional; de la Fundación Javier Barros Sierra; del Comexi y del Foro Global de Mercados Emergentes.

El ahora Doctor Honoris Causa estuvo acompañado de su esposa la señora Lourdes Pérez-Salazar Barroso de Gil y de sus hijos Gerardo y Lourdes, así como de sus hermanos y sobrinos. También estuvieron presentes doña María Barroso de Pérez-Salazar; don Fernando Pérez-Salazar y su esposa, así como Luis, Pablo y Juan Carlos Pérez-Salazar.

Asistieron también Rodrigo Pérez-Salazar; Fernando Cervantes, Adolfo López Badillo; Luis Miguel Labardini, y varios miembros del cuerpo diplomático acreditado en México… Pero hasta los próximos 300… y… algunos más…