imagotipo

Los trescientos y algunos más

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

  • Puente Guadalupe-Reyes, ¿qué hacer durante estos días?
  • Magníficas alternativas

Inicia el impresionante puente Guadalupe-Reyes, solemos hacer balance del año que termina y propósitos para el que comienza. Lo más a propósito es tener ocio y descanso dejando señalamiento del rico patrimonio monumental de México.

Zacatecas, que aún queda lejos por la distancia de carretera, por su maravillosa Catedral en filigrana de cantera rosa, única, dañada por el interior neoclásico y destrucción del barroco colonial, primero, la plaza de toros convertida en lujoso hotel de arquitectura única.

El Palacio de Gobierno, abandonado por erróneo afán de modernización, pues hemos de saber que en la reconstrucción no solo son necesarios recursos pecuniarios, sino otros 400 años transcurridos de la Colonia a estas fechas.

Queda todavía el Templo de San Agustín despojado de los artísticos retablos originales y que ahora guarda muestras deantiguas canteras labradas, también, el antiguo Templo Jesuita, que fue pasado a los Dominicos y el Convento de dos pisos que guarda los tesoros recabados por todo el mundo por Rafael Coronel, de quien hay que admirar no solo la generosidad de su donación, de su dorada colección, sino también excepcional habilidad para librar aduanas y guardas de los países de origen, como las momias egipcias.

El reconstruido Templo de San Francisco, repuesto en toda su grandiosidad, que adjunta también la donación del otro coronel hermano menor.

El centro de Zacatecas Civilizadora del Norte, como lo bautizó el maestro Daniel Kury Breña, guarda los tesoros coloniales en varias casonas, los cerros de la Bufa y el Grillo desde los que en las alturas contemplamos la ciudad.

Zacatecas pudo tener ganancia de los tiempos malos, pues la riqueza de las minas, más que mal causo bien cuando se agotaron, pues ello obligó a que quedaran intactas las casonas del pasado sin sufrir libres de los padecimientos causados por la costumbre perniciosa de tirar lo bueno, substituirlo por algo menor sin calidad artística.

La Casa de Moneda, donde se acuñaron los pesos fuertes y las monedas de oro, que hoy es sede de la diputación local de Zacatecas, porque allá en el Cañón de Juchipila y llegamos a Colotlánque fuera la frontera de la gran Chichimeca, pues estos lucharon hasta el exterminio contra la Dominación Española y no se doblegaron.

Colotlán, cuyo personaje más importante fue a quien no puede darse su capacidad como ingeniero militar, que acabó con Pascual Orozco a medias con Emiliano Zapata, méritos opacados por la traición a Madero y el vil asesinato de su hermano Gustavo, junto con el expresidente Francisco y exvicepresidente Pino Suarez, quien fuera hombre de buena voluntad y débil gobernante.

Y faltando al compromiso que a cambio de la renuncia pondría un tren a su disposición para Veracruz y de allí a la Habana, bajo el amparo del embajador de Cuba, Márquez Sterling, con lo que pasó de gobernante mediocre a mártir reverenciado por todo México, pues las calles principales de nuestras ciudades llevan el nombre del Presidente coahuilense.

Otro aspecto para aprovechar esos días será el uso de carreteras, con peajes en aumento desproporcionado, tráileres dobles. El propósito de mover a México, según reza la propaganda, no pasa de la frustración pues hasta las autopistas tienen grandes baches que dañan llantas, ruedas y direcciones.

En la autopista Tulancingo, que corre paralela a las Pirámides de Teotihuacán, hay un gran bache que con el golpear de llantas dañadas va creciendo igual que los que hay en Ecatepec y la subida de los Indios Verdes al arribo a la Capital.

Tampoco hay señales de las distancias a los puntos principales con señalamiento de lo que hay en ellos, hoteles, hospitales, mecánicos, restoranes, monumentos religiosos mercados, etc.

Son buenos deseos, que tardan mucho en tornarse realidades, son tiempos de paz y fraternidad, perdón y olvido de un cómo no; tiempos de indulgencia y tolerancia a las fallas humanas mantenidas y acrecentadas en perjuicio de todos.

A quienes sufrimoscon el frio lo recomendable es ir a nuestros puertos sabedores de que en el marla vida es más sabrosa por la nueva carretera, antes angosta, y llena de curvas. Ahora podemos ir de Tulancingo a Tuxpan en dos horas, el agua tibia de Acapulco nos espera previo permiso de los inconformes que arbitraria y caprichosamente cierran el paso el tiempo que quieren, sin permitir el regreso.

Los Cabos con magníficas instalaciones hoteleras reciben turistas del vecino país que huyen del frío. Los hoteles tienen saturadas las reservaciones y suben los precios, por lo que encontrar hospedaje no es fácil.

Oaxaca sigue en poder de los maestros que sacan dinero y prebendas por no dar clases en perjuicio de millones de alumnos tienen nuevo gobernador que esperamos no sea humillado y sometido como pasó con Gabino Cué, de triste memoria y larga deuda el maravilloso conjunto religioso de Sto. Domingo, la Soledad de Nahuatlán y tantos tesoros más que tiene la tierra de Juárez y de Porfirio Díaz, también ofrece surtido de problemas y dificultades para que el Derecho Humano, garantizado por la Constitución de Libre Tránsito, queda como ilusión sin fundamento.

Nos queda Puebla, el “Relicario de América”, con nueva carretera de alta velocidad para el arribo.

Cuernavaca parece desgracia mayor, al conducto del futbolista metido a político con tan previsibles y funestos resultados, pues si desearemos que los políticos pasaran convertidos a futbolistas, zapatero a tus zapatos.

Nos queda esta capital con transito caótico y tanto que ver, pues el Centro Histórico a cargo de Jesús González Schmal, hay más de 20 museos y Palacios de pasada en súper abundancia.

Grandes templos como la Catedral Metropolitana y El Sagrario, San Francisco, La Profesa, Corpus Christi, Sto. Domingo, Xochimilco con el templo de San Bernardino muy cerca, Los Remedios cuya virgen era de los realistas, la Virgen de Guadalupe lo fue de los insurgentes.

Ahora sí podemos dejar cualquier pendiente, “para el año próximo” aunque para ello faltan muy pocos días. En el meritito centro tenemos la iglesia de Jesús Nazareno en República del Salvador y 20 de Noviembre y junto a ella el Hospital de Jesús, la obra de beneficencia más antigua, porque Hernán Cortes lo fundó a raíz de la Conquista de Tenochtitlan en 1521.