imagotipo

Los Trescientos y algunos más

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

– Próxima reunión de hacendados

– Hidalgo: tierra del oro blanco

– San Miguel Regla, de leyenda

El próximo lunes tendrá lugar en San Miguel Regla la Convención de hacendados del Estado de Hidalgo, con la presencia de los propietarios de la principales haciendas del Estado, la mayoría de las cuales fueron importantes feudos productores de la máxima riqueza que producía nuestro país a principios del siglo pasado: El Pulque, conocido por muchos como “El Oro Blanco”.

Fue principalmente la región de Apam donde se edificaron las principales haciendas pulqueras de la convulsionada nación, la cual surgía de entre sus cenizas cual ave Fénix. Estarán presentes las fuerzas vivas estatales, llámese empresarios, políticos locales y autoridades estatales y hacendados de nuevo y viejo cuño.

Los temas a tratar en la agenda serán múltiples, destacando los proyectos productivos de desarrollo pecuario, reproducción de las verdes magueyeras que tanto lustre le dieron a esa porción de la meseta centras y el desarrollo del turismo que, hasta hoy, ha estado bastante desaprovechado para las maravillas con las que cuenta el Estado de Hidalgo, cuna de próceres como don Jorge Rojo Gómez, el general y licenciado Alfonso Corona del Rosal o don Pablo Macedo. Ahí, en los llanos de Apam, que inmortalizara en el lienzo el inmortal artista José María Velasco, aun prevalecen los muros añosos de soberbias haciendas como San Francisco Ocotepec, que fue con lo que la naciente nación le pagaba sus servicios a la patria a doña Leona Vicario. También en esa zona se encuentra una de las pocas haciendas que aún producen pulque, San Antonio Tocha, y en los alrededores otros magníficos cascos de haciendas como San Marcos, Santa María Tecajete, que perteneciera al Presidente de la República, general Manuel González, compadre de don Porfirio, San Bartolomé de los Tepalcates o la hacienda de Tetlapayac. El magnífico sitio donde se verificará el evento de los hacendados, la hacienda de San Miguel Regla, que fuera de Pedro Romero de Terreros, llegó a ser el hombre más rico de las Américas españolas en el siglo XVII gracias a la veta Vizcaína de Real del Monte, que era de plata pura, y cantidad incontable.

Para extraer el metal precioso, el material salido de la mina, el futuro Conde de Regla construyó las haciendas de San Miguel Regla y Santa María de Regla, bellas construcciones cuyo marco de arcos fueron utilizadas para la extracción de los minerales preciosos.

Esas fincas también fueron propiedad, hasta principios del siglo XX, de otro personaje legendario, don José de Landero, cuya mansión ocupaba amplio terreno frente a Insurgentes y a la estación de los Ferrocarriles, don José de Teresa, tuvo las dos haciendas, así como la de Hueyapan y la Pulquera de San Blas. No tuvo hijos y le tocaron a su sobrina la señora Ana Elena Algara de del Hoyo.

Jess Dalton, prominente abogado, cuyo despacho Wooldrich, Dalton, Riquelme y asociados fue de los más prósperos del país en los 50 y 60, abrió la hacienda, la restauró e hizo un grupo de médicos para disfrutarla y ahora es hotel cercano a sitios mágicos como Huasca, en cuyo valle están los prismas basálticos, piedras de roca que la naturaleza, sin mano humana hizo, ahí dejándolas como piedras del camino, el sitio tiene agua en abundancia, lago con carpas exquisitas que van a la freidora cuando acaban de pescarlas.

Muy positivo que esta asociación de exhacendados ponga de relieve lo que fueron las grandes haciendas mexicanas, de las que hacen piedras vivas testimonio material de tiempos pasados, modos de pensar de creer y de vivir.

En ese evento también colaboran la Asociación de Hacendados de Zempoala, que preside Miguel Ángel Cortés, quienes luchan de manera incansable por salvar y volver al antiguo esplendor sus propiedades.

En el rubro de haciendas hay muchas diferencias azucareras, ganaderas, cerealeras y ahora pulqueras resto del pasado del blanco neutle que tuvo inmensa proyección en lo social, lo político, lo agrícola y lo fiscal. Sobre este tema, el arquitecto Antonio Lorenzo Monterrubio dará una plática sobre su tesis de doctorado en la UNAM, estupendo libro editado por la Facultad de Arquitectura con mil ejemplares, que no se encuentran más que en las joyerías y cofre de siete llaves. Esa materia merece difusión y apoyo oficial y empresarial.

Ahí cerca se pueden disfrutar también dos maravillosas haciendas de la época también del Conde de Regla: San Juan Hueyapan y Santa María Regla, pues están abiertas al público. En la segunda se cultivan en catacumbas los mejores champiñones del mundo.

Así, seguiré informando de este acontecimiento después de que termine, pues vale la pena saber que el turismo pude ser una gran fuente de ingresos para el país.

Hasta los próximos 300… y… algunos más…