imagotipo

Los trescientos y algunos más

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

– Reunión de hacendados San Miguel Regla

– Rescate de las haciendas que subsistieron

– El pulque, fuente de riqueza del siglo pasado

Después de tres días de trabajos intensos y recorridos ilustrativos, finalmente concluyó felizmente la 4ª. Reunión Anual de Haciendas de México, que tuvo lugar del 23 al 24 de mayo de 2016, en la exHacienda de San Miguel Regla, en el Estado de Hidalgo.

Fue Miguel Ángel Cortez, organizador y presidente de la reunión, que dio la bienvenida a los asistentes, dejando la inauguración formal para el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, e inmediatamente iniciaron las mesas de trabajo en la que hablaron eminencias del tema como Armando Bejarano y Norma Icaza.

El arquitecto Francisco López Morales, director del Patrimonio Mundial del INAH, dio un discurso magistral sobre el tema y el arquitecto Antonio Lorenzo Monterubio dio cátedra a cerca de la historia de las haciendas del Estado de Hidalgo.

Después una degustación de los variados pulques de la región, cabe recordar que ese producto fue fuente de enormes riquezas para el país a finales del Porfiriato y comienzos del siglo XX.

En otras mesas de análisis se llevaron a cabo conferencias de Mónica Baeza y de Dieter Jackbsmaier y el experto Javier Lozano habló sobre financiamiento rural, forestal, agropecuario y pesquero del sector. Los siguientes días se armaron tres rutas de maravillosos recorridos por las principales haciendas, y así el programa incluyó:

RUTA UNO

Hacienda Casa Grande

Hacienda Tecajete

Hacienda Pueblilla (Comida)

RUTA DOS

Hacienda de San Juan Bautista Huayapan

Hacienda Zontecomate

Hacienda San Antonio Tochatlaco (Comida)

RUTA TRES

Hacienda Zotoluca

Hacienda Ocotepec

Hacienda Chimalpa(Comida)

Los asistentes son propietarios de haciendas en Jalisco y Puebla, antiguos palacios feudales muy extensos con los terrenos que les pertenecieron en miles de hectáreas en los desiertos de Zacatecas, Hidalgo y Chihuahua, en la historia nacional que contiene el libro de Manuel Payno los Bandidos de Río Frío.

Relata la vida en el campo en aquellas épocas, muchas destrucciones se perdieron y más que el tiempo y la injuria las destruyeron propietarios incultos con recursos y buena voluntad.

En afán de modernismo, desecharon muebles antiguos en madera apolillada y cambiaron por otros, enchapados y completados con serrín aglomerado que a la primera humedad se levantan, porque ya acabo el uso de maderas macizas, como se están acabando los bosques y los terrenos maderables.

Otros cambiaron los escritorios para escribir de pie, en maderas preciosas, cedro, caoba, mezquite, encino y pusieron muebles de lámina.

Otros más quitaron puertas y ventanas en madera maciza lo cambiaron por lámina ondulada, una hoja de papel de carta que al año se pica y rompe.

Casas históricas como las que tuvo el ilustre obispo de Oaxaca, amigo de Porfirio Díaz y concesionario de Ferrocarriles, monseñor Eulogio Gregorio Gillow de San Martin Texmelucan, en la Capital, en la esquina de Isabel la Católica y 5 de Mayo, donde hay un hotel que lleva su nombre.

Chichimequillas que fueran de Remigio Noriega y la Presa perdió la cortina y dejo de ser útil en el Valle de Querétaro. Mimiahuapan con un patronato de rica escarcela, fue transformada y los fríos vientos de la montaña fueron controlados con
ventanales de vidrio.

La iglesia fue restaurada y guarda las cenizas de don Luis Barroso Barona, que la dono generosamente y hoy es sitio de convenciones, reuniones familiares y escuela para niñas campesinas que aprenden administración hotelera, y cuyas recetas de alimentos testigo de vida muy diferente de la que acostumbran en sus comunidades.

Chapingo, que perteneció al expresidente de la República Manuel González, no conservan nada de él ni siquiera lo mencionan, y guarda en su Capilla frescos de Diego Rivera relacionados con la agricultura, de aquella gran finca que producía grandes cantidades de semillas, leche, pulque, madera, cuando la tuvo la Compañía de Jesús, hasta la expulsión de los Jesuitas decretada por Carlos III Rey de España en 1763 y vino a dar con el manco González cuyo hijo don Fernando, la tuvo hasta 1917 que se la quitó Venustiano Carranza. Y la destino a escuela de agricultura hoy Universidad y de las mejores en la especialidad.

Las Ánimas, preciosa finca en Fortín de las Flores, cuya entrada está flaqueada por plantas reales y que la tiene la familia Ruiz Galindo. Las Ánimas de don Justo Fernández, convertida en fraccionamiento urbano de lujo, por su cercanía con la ciudad de Jalapa, San Mateo en Zacatecas.

Jaral de Berrio muy bella construcción de dos pisos, en cantera rosa atribuida al arquitecto Guerrero y Torres que la hizo, quien edificó también el edificio de Banamex, en Isabel la Católica y Venustiano Carranza, una ampliación decretada por don Luis Legorreta, conservando el estilo original de canutillo según cuentan toda la familia de Bernardo Jurado, después, donada por el presidente de la Huerta, a Pancho Villa y a don Adolfo de la Huerta, donde el Centauro del Norte convirtió en agricultores a sus soldados y trató paternalmente a sus familias.

No queda huella de la finca después del asesinato de Villa en Parral, pues de sus atrocidades no queda más que el gravado de su nombre en letras de oro en la Cámara de Diputados. Otra obra jesuita de gran belleza pétrea es Santa Lucía hoy base aérea del Ejercito Nacional.

Qué bueno que la Asociación de Propietarios de exHaciendas de México, A. C. acuden al rescate de ese rico patrimonio nacional.

El gobernador del Estado de Hidalgo, Paco Olvera, sabedor de la alta valía de fincas hidalguenses, ofreció su apoyo en esplendida cena que brindó a los asistentes, en el tinacal muy bien arreglado de la hacienda, que ahora tiene el Gobierno estatal.

Otra opción para utilizar las haciendas, es el turismo que brindan facilidades en el fraccionamiento urbano. Tuvo razón la señora García Pimentel de Riva otrora dueña de la hacienda La Gavia, los ríos, y valles del altiplano de Toluca, el fresco que añoramos en estos días en que hace calor que nos tiene con la lengua de fuera en las represiones del tránsito. En la Hacienda Colonial de Cocoyoc, Paulino Rivera Torres, descendiente de los fraccionadores de Rancho de Santa Rita que hoy es colonia del Valle, hizo hotel y fraccionamiento que funcionan y cubren servicio al amplio sector de visitantes y clientes.

Del gran latifundio de Ciénega de Mata de la familia Rincón Gallardo en Aguascalientes y Zacatecas queda el antiguo casco de Iglesia y la gran troje al estilo del antiguo Palacio de Gobierno Estatal donde dejó Ernesto Icaza unos murales de gran sabor campirano en la segunda planta el casco de las hacienda Piedras Negras en Tlaxcala, de muy difícil acceso, no puede ofrecer interés al visitante además de que, lo tuvo la grandiosidad de otras grandes propiedades tlaxcaltecas, sobre la extensión de las haciendas, hay verdades y fábulas mezcladas con mentiras como que la Hacienda de Zoapayuca en Otumba que fuera de la Familia Torres Adalid, donde se hospedaba la marquesa Calderón de la Barca, se llegaba hasta Apizaco contra la realidad, de las haciendas próximas a la vía del Ferrocarril Mexicano y vía a Veracruz, en que los inventos históricos están los cuentos de que cada quien tuvo familiar cercano padre abuelo bisabuelo que tuviera una hacienda muy grande, Vicente Rivapalacio como tema central refiere la historia del Conde de Sauz la triste historia de su hija enamorada.

VICENTE RIVA Palacios.

VICENTE RIVA Palacios.

Resulta positivo y de interés oficial el apoyar la defensa del mantenimiento de las haciendas, de acuerdo con sus dueños privados y favorecer su progreso y desarrollo.

Sobre el tema y toda vez que el Gobierno Federal destaca preferencia al renglón de turismo que la secretaria del ramo, haga un catálogo con las características resumidas de las haciendas, las rutas para llegar y poblaciones próximas.

La Hacienda de El Lencero propiedad que fue de Antonio López de Santa Anna fue restaurada por el gobernador Agustín Acosta Lagunas, y vuelta a sus condiciones originales, también la iglesia construida por el general de 15 uñas para casarse con la bella Dolores Tosca está muy cerca de Jalapa, sin ningún anuncio.

ANTONIO López de Santa Anna.

ANTONIO López de Santa Anna.

También le pertenecieron Manga de Clavo y Luca Martín en su natal Veracruz, donde criaba cabezas de ganado lanar y
caballar en los fértiles terrenos.

Seguimos en la línea rústica y seguiremos informando de lo que hallemos.

Y hasta los próximos Trescientos y Algunos Más.