imagotipo

Los Trescientos y algunos más / Carlos González Gamio

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

* El centro histórico la mayor riqueza del patrimonio nacional

* Loable labor , la autoridad del centro histórico

* Violencia en el registro civil

Con mis exalumnas de la Ibero Marcela Escalante, Angeles Pérez Verdía, Oli Escandón, Marisa Rivera Torres y Michelle Martí Fouche acudimos a visitar la antigua aduana colonial ubicada al costado de la Glorieta de Peralvillo, hoy cede de Dependencias de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Instituto Matías Romero, que fuera ilustre Titular de ese Ministerio.

Los muros, parcialmente destruidos para la ampliación del Paseo de la Reforma.

Actualmente tienen como fachada uno de los patios y lucen pinturas de Juan O´gorman y Julio Castellanos.

Para escuchar la disertación del arq. Antonio Lorenzo Monterrubio.

Quien diserto sobre el tema, “Las Haciendas intervenidas” por el arq. Antonio Rivas Mercado.

Ello fue dentro de los eventos relacionados con el Congreso Nacional del Maguey y el Pulque, que tendrá desarrollo itinerante en diversas comunidades del Altiplano, donde tuvo asiento y desarrollo la producción del licor de Xochitl, que dentro de las labores del campo fueron hasta tiempos resientes, la principal ocupación de los mexicanos.

Y un importe renglón de ingreso fiscal para los Estados… para el Gobierno Federal de tanta cuantía que la Constitución de 1917 lo impuso, como facultades de la Cámara de Diputados gravar la producción del aguamiel y productos de su fermentación.

Los personajes de los latifundios productores del agave agrupados en la Compañía Expendedora de Pulque, figuraron la elite social y
financiera del Porfirismo. Y fueron antecesores de “los trescientos…y…algunos más” contemporáneos. El conferencista tiene la máxima relevancia por los trabajos desarrollados pues basta un señalamiento, el Catálogo de las Construcciones Civiles y Religiosas del Estado de Hidalgo.

Que comprende estudios muy completos de los 84 municipios de la tierra de Javier Rojo Gómez, Alfonso Corona del Rosal con otros prominentes políticos nacionales.

La tesis de Lorenzo Monterrubio para el doctorado en arquitectura mereció no solo mención honorífica sino que la propia UNAM la imprimiera.

En edición agotada desde que salió publicada.

Por la similitud de estudios y preferencias, el arq. Monterrubio se siente con ideas comunes sobre la materia.

Tanto con el arquitecto predilecto del Porfiriato en la materia de los palacios campiranos. Las haciendas que por la Reforma Agraria los años del abandono y porque dejaron de producir van pereciendo.

El tema fue puesto a la autoridad y a la fama por el arquitecto, en el Seminario de Historia de muestra Universidad Iberoamericana.

El arquitecto Rivas Mercado realizó diversidad de obras, su propia casa como castillo renacentista europeo, cerca de la Alameda y cuya salvación la emprende un Patronato de admiradores del pasado.

El arquitecto que fuera también Director de la Facultad Universitaria.

Destacó el conferencista su obra pública la Columna de la Independencia en el Paseo de la Reforma inaugurado para el primer centenario de la Independencia 1910.

Que contra los hundimientos que aquí tenemos, por la presión del suelo circundante va para arriba. El Teatro Juárez de Guanajuato que felizmente se mantiene no solamente en buenas condiciones, sino en uso muy frecuente para no incurrir en el vicio de tantos otros edificios públicos inutilizados y reducidos a guardar aire viciado.

En obra civil el arq. Rivas hizo la casa del Manuel González, presidente de la República de 1976 a 1980 y para entrar en el terreno rústico el profesionista metió mano a la hacienda de Chapingo adquirida por el general González.

Sobre la construcción de la Compañía de Jesús, huella hasta 1776, cuando el rey hispano Carlos III, expulsó a los jesuitas y arrebato sus bienes.

A su cuñado Ignacio Torres Adalid hizo Rivas Mercado su casa habitación en av. Juárez junto a López, felizmente conservada.

El monumento funerario en el Panteón Español de la esposa de Torres Adalid y hermana de Rivas
Mercado, de gran belleza.

En las haciendas pulqueras modificadas por la mano del arq. Rivas Mercado, están Tecajete, San Antonio Ometusco, Chimalpa y Chapingo, así como San Bartolomé del Monte. En ellas puso muestra de su formación europea donde estudió y vivió largos años.

Fueron revisados aspectos de la vida de Rivas Mercado, su vinculación con el régimen Porfirista; las características estilistas propias de ese periodo; la importancia brindada al Programa Arquitectónico; la influencia de los tratadistas europeos como Eugene Viollet-le-Duck, Cesar Daly y Guadet, entre otros.

La conclusión del arq. Lorenzo Monterrubio fue que de las haciendas pulqueras deben revalorarse hoy en día, reconociendo que hubo comentarios dialogados con otros
concurrentes.

Laboratorios porque el sector oficial alejado de los prejuicios antihispanicos y antirreligiosos. Ciega negación de todo merito al pasado. Con Jesús González Schmal investido del poder de la autoridad del centro Histórico vemos el rescate y valoración de nuestro pasado.

En un cuadro de cinco kilómetros por lado, tenemos los monumentos de mayor merito para México. De los aztecas el Templo Mayor vuelto a la vida por el maestro Matos Moctezuma.

Al tiempo siguiente, el Palacio de Cortés apropiado del emperador Moctezuma, donde está el Monte de Piedad, la Catedral terminada por Manuel Tolsa a finales del Siglo XVIII, el Palacio Nacional que contiene partes indígenas, construcción de Hernán Cortés que lo vendió al Trono Español.

Habitación y despacho de los Virreyes en 300 años de dominación española. También habitación precaria de Maximiliano de Habsburgo que lo mejoró y europeizó, sitios de despacho de Porfirio Díaz de 1872 a 1911.

Centro de mando y habitación de los Presidentes de la República, parte donde falleció don Benito Juárez en la fachada Norte. Despacho de los Presidentes y su casa habitación hasta Lázaro Cárdenas que se mudó a Los Pinos, el barrio universitario, centrado en el Colegio de San Ildelfonso.

Manzana del Instituto Jesuita y después cobijo de la Universidad de México, sus oficinas, aulas con grandes pinturas murales de Diego Rivera y de José Clemente Orozco.

Pinturas de Diego en el anfiteatro Bolívar en su etapa anterior, a los monumentales edificios públicos de la bohemia y de la nostalgia, de esa porción.

Pancho Liguori, quien fue alumno y maestro escribió: EL Paraíso Perdido /Ay mi calle de Argentina /de tradición colonial /por fanatismo nahual /te han dejado hecha una ruina /ya alquilaron tu cantina, /tu cantina principal /paraíso terrenal /de tantas generaciones /templo de las libaciones /monumento cultural.

Y hablando de cultura, esa dama toda amabilidad y cultura que es doña Silvia García de Alba, y que fuera primera dama del Estado de Hidalgo, mujer forjada en las lides filantrópica al lado de su marido Don Javier Rojo Lugo, después de regresar de un homenaje que le hizo el cabildo en Pachuca, recibió una terrible decepción de manos de un violento empleado del registro civil de la ciudad de México de nombre Antonio García, quien sin tomar en cuenta de su condición de mujer de la tercera edad la agredió, la insultó y le detuvo durante horas sus documentos cuando ella mostrándole su incapacidad para formarse en la cola le solicitaba formarse en la línea de los
incapacitados.

¡¿Qué es eso señor jefe de Gobierno?!  que alguien tome medidas; ya no es posible tolerar a esos energúmenos, hasta cuándo. Por favor Maestro Rafael Sánchez Plata, director del Registro Civil, usted como un funcionario correcto y acomedido haga algo, a nombre del público se lo pedimos desde este modesto espacio…
Y hasta los próximos 300…y…algunos mas…