imagotipo

Los Trescientos y algunos más | Carlos González Gamio

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

Dicen que hay hombres sabios sin estudio y acabamos de tener una confirmación.

Paséa la peluquería América con el maestro Evaristo García, artista de la tijera asentado en la colonia Hipódromo-Condesa, que hace nada más medio siglo ha estado revisando las cabezas de los habitantes de la colonia Hipódromo-Condesa.

Casi hasta de cinco generaciones, bisabuelos, abuelos, de mediana edad, jóvenes, niños y adolescentes. En su selecta clientela tiene amplio surtido de personajes, cuatro gobernadores de Tamaulipas: el general Raúl Garate, el lic. Jorge Martínez Manatou, ese pintoresco personaje don Manuel Bernardo Aguirre, gobernador pero de Chihuahua.

Con otros altos funcionarios el lic. Horacio Terán, oficial mayor de gobernación y mandatario de Tamaulipas. Surtido de abogados, el notario José Correa Delgado, sus hijos los también notarios Correa, Correa Echegaray y los Nietos.

En ese medio siglo, la Colonia como México cambiaron radicalmente y el Fígaro tiene un año de clases de cinco días a la semana, mínimo seis horas diarias, mucho aprende de la surtida plática de la clientela.

Ya no el cansancio de largas lecciones de una hora por materia y a veces más. En el surtido de escuelas primarias, secundarias, preparatorias y profesionales.

Quienes acuden a acicalarse con él, dados los años de amistad tienen amplia confianza para platicar de sus vivencias,comunicándole lo que les ha pasado en sus respectivas profesiones, empresas y cargos.

Parque España

Parque España

Con la grata vista del Parque España, cubierto de árboles con más de 20 metros que dan sombra perene. La buena memoria debidamente de Varo, nombre con el que tratamos confianzudamente a Evaristo, capta los conceptos expresados y los archiva en la mente.

El recuerdo del cuidado y desarrollo del Parque frente al establecimiento que domina el paisaje, y el desarrollo paralelo de la Colonia, el paso del predio donde estuvo la pensión hípica de Wenston, función que deriva de que al inicio tenía proximidad con el Hipódromo de la Condesa que subsistió hasta por el año 1930.

En ese lugar que estuvo baldío varios años, fue construido el Centro Plazas que también ha tenido azarosa existencia. Primeramente comenzó la erección de un gran conjunto, al centro gran sala de cine que era el proyecto original.

A un lado sobre avenida Tamaulipas edificio de oficinas, al otro lado sobre avenida Nuevo León edificio de oficinas, al otro costado edificio para estacionamiento.

Vino el primer temblor por 1957 que ocasionó cuarteaduras y suspensión de la obra, en eso, pasaron los años, fallecieron los dueños originales, empresarios cinematográficos, don Arturo Ceballos y don Julio Castro, que fallecieron sin haber terminado la obra.

Problema de liquidez porque no pudieron solventar préstamos bancarios recibidos y después de periferias la adquisición por el también cinematografista Gustavo Alatriste, que arribo al cine como actor en la película El Remington. Que vino a ser precursora de las que hicieran Juan Orol protagonistas cada una con las sucesivas esposas que tuviera, entre ellas la muy bella Rosa Carmina, que conserva a través de los años aspecto saludable con belleza extraordinaria en la que no se notan las vivencias.

Por cierto que películas de Orol como Charros contra gánsters se encuentran en el museo de la cinematografía de París como clásicas del celuloide mundial del surrealismo puro, aunque esta no fue la intención del cineasta. Alatriste pudo terminar la construcción, luchó y abrió un cine, restoranes que tuvieron poca vida con el desarrollo de la colonia estableció un Banco que está todavía, las calles ovaladas de la colonia son el núcleo.

Primeramente la que corresponde al contorno del Parque México, también llamado Parque San Martín, quedo circunda la av. México, de ahí el nombre.

Con céntrica la avenida Ámsterdam, con mayor circunferencia, cosa extraordinaria la colonia. Construida con las mejores especificaciones, amplias calles arboladas, camellones, bancas, en el curso, las principales avenidas como Sonora.

Equivalente a un Eje Vial, pues es continuación de la Calle de San Luís Potosí que llega hasta la colonia de los Doctores, y Sonora va de Insurgentes hasta la avenida Chapultepec y Calle de Lieja, cuya continuación permite el único paso subterráneo sobre Paseo de la Reforma, otro Eje Vial de la colonia de los Doctores también calle de Coahuila, que llega atravesando calzada de Tacubaya, hoy José Vasconcelos, atraviesa hasta llegar a un costado del Bosque de Chapultepec. Continuación de Madereros, hoy Constituyentes, de ahí conexión a Periférico, especificaciones de primerísima en toda la colonia Condesa, proyecto de los arquitectos Federico Mariscal y José Luis Cuevas.

Estudiosos que terminaron su formación en Europa, Mariscal en Francia, de donde devolvió con nosotros a impartir cátedra en la Facultad de Arquitectura de la que fue también director y a su vez lo fue también su hijo Alonso.

José Luis Cuevas

José Luis Cuevas

José Luis Cuevas formado en Oxford con la experiencia de Ciudad Jardín y amplios espacios desarrollados en la Gran Bretaña, bajo esa inspiración fue trazada la Hipódromo-Condesa.

Los pavimentos de concreto han resistido incólumes es paso de los años, el trabajo de cimentación fue de tal calidad que no lleva fierro para armar varilla, sino simplemente la correcta mezcla de grava, cemento y arena, terminado liso que soporta intenso tránsito de automóviles, no previsto cuando los hicieron por 1930.

Soporta peso de tráilers con remolque que pesan más de 50 toneladas. A mitad del Parque México, un inmenso Teatro al aire libre y pérgola a los costados también pérgolas y en lo que es continuación de Calle de Michoacán, una fuente con esculturas femeninas que derraman el agua con cántaros a los costados.

Felizmente, las autoridades del D.F. lo están reparando para dejarlo como nuevo o mejor que nuevo, otros parque en el desarrollo de la colonia de menores proporciones, calles que llevan nombres de ciudades nacionales y entidades.

Sonora, Tamaulipas, Veracruz, Mazatlán, todas con anchos camellones y árboles que en tiempo de sembradío han llegado a pleno desarrollo que reparten verdor y belleza en la zona.

El maestro Varo guarda en la memoria las enseñanzas de sus clientes, intercambio pues, mientras él les cortaba el pelo, él les enseñaba mucho de lo que conocían y habían vivido.

Decidimos satisfacer la inquietud por saber más sobre esta importante parte de la metrópoli capitalina y encomendar al arq. Luís Ibarra que nos haga saber más como planificador urbanista y constructor de lo que tiene la prueba física, la vida plasmada en la tierra y en las casas de esa porción citadina.

Esperamos el próximo desayuno en el club de Golf Chapultepec para que nos rinda la información.

/arm