imagotipo

Los Trescientos y algunos más | Carlos González Gamio

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

Todo un acontecimiento resultó la presentación del libro de memorias de ese ícono de la literatura de ficción que es Jordi Castells, catalán de pura cepa, quien emplea su vida entre Tulum, la Ciudad de México y la de Barcelona. El evento tuvo lugar en un Lugar de la Mancha, que se ha vuelto un oasis de cultura y esparcimiento en la zona de Polanco, en días pasados.

Fue hasta cierto punto un evento íntimo, pues el personaje venía de entrada por salida a México y quiso saludar a todos los amigos que aquí ha cultivado durante el cuarto de siglo que lleva entre nosotros. Pero el lanzamiento del libro tendrá lugar en Barcelona, que es donde tiene su sede la editorial Seix Barral según tengo entendido.

Entre canapés y brindis escuchamos las vivencias de éste trotamundos y su pasión por la ciencia ficción de la que es un convencido que ésta ha sido rebasada por la realidad pero de calle; principalmente en países como el nuestro donde nos encontramos con el surrealsimo en cada esquina.

Ahí saludé a algunos colegas del gremio ciencia ficcionero, el Chino Saldívar, Gonzalo Martré, Armando Aguirre, Carlos Dipp y a amigas de la ya lejana infancia como Miriam Ibañez, Claudia Poo, Aurora Esteban, y a Luis y Fernanda Martell, Carlos y Marcela Shavesande, y a algunos invitados más…

Y también sensacional estuvo el “happening” con el que esa gran pareja formada por Billy y Fuensanta Gleason celebraron los primeros tres lustros de vida de su encantadora heredera Camila Reneé en su residencia de San Jerónimo, donde la escenografía fue de discoteca de primer mundo. Decenas de chavas y chavos y un buen número de recios exponentes de la tercera edad disfrutamos de un video realizado ex-profeso para la ocasión por el padre de la festejada, de la música de un Dj importado, y de canapés, bolsas y cajitas de dulces con postres como extraídos de un cuento de las mil y una noches, además de abundancia de vinos y otras bebidas espirituosas.

Ahí le preguntaba al patriarca de la familia, el eminente jurisperito Roberto Becerril su secreto, fórmula o pócima mágica para conservar la lozanía y juventud propias de un cuarentón a sus noventa y tantas primaveras. Realmente el hombre es un portento de energía, y lucidez.

ROBERTO Y Bebe Becerril.

ROBERTO Y Bebe Becerril.

Me dijo que practican la natación y juega tenis con regularidad; maneja su coche, se toma sus copas casi diario, sin embriagarse por supuesto, y lo más importante amar y ser amado. El amor es la fuente de la eterna juventud y de ello procura no privarse nunca. Un ejemplo de vitalidad. Platiqué también con esa simpática inglesa, que es la esposa de don Roberto, Silvia Napp y con sus hijos, la bella Giselle y Marcus, uno de los mejores magos del país, cuyas suertes son únicas y muy diferentes de las de los demás magos, y también con la brillante Bertha Becerril la menor del clan, y una de las grandes maestras de escatología de México, con Francisco Miranda Krischner, Yuridia Robles, Andy y Alejandro Gleason, la guapa Alejandra Ortiz Becerril, Casandra y Fuensanta Gleason Sánchez, hermanas de la festejada, y muchas personas más…

Pero hasta los próximos 300… y… algunos más…

/arm