imagotipo

Los Trescientos y Algunos Más / Carlos Gonzaléz Gamio

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

  • Los suicidios célebres
  • La enfermedad del amor
  • La marihuana y el cambio de señales

La semana pasada por falta de espacio se me quedaron en el tintero de esta bien peinada columna algunas anécdotas y recuerdos de esa sustanciosa charla con el ínclito jurisperito Alberto Becerril, como por ejemplo su amistad como algunos célebres suicidas.

Hay personajes cuyas muertes se volvieron tan legendarias como sus vidas -ya sea porque murieron jóvenes siendo ídolos de masas, o porque su muerte fue tan singular que causó una verdadera conmoción entre la gente- y así recordamos algunos nombres.

Pedro Armendáriz -compañero de juergas de Becerril- se dio un pistoletazo en la sien al saberse enfermo de un cáncer incurable; Miroslava tomó barbitúricos al enterarse de la traición amorosa del torero Luis Miguel Dominguín; a los 38 años de edad, Lucha Reyes ingirió 25 pastillas de somníferos deprimida por su divorcio de Félix Martín Cervantes, zar del teatro frívolo capitalino; Lupe Vélez decidió matarse por no traer al mundo a un hijo sin padre; Rita Macedo se mató por ser víctima de la depresión… y se habló de homosexualidad en el suicidio de Jorge Mistral… ¡Qué cosas! Hoy sería conductor de espectáculos en televisión.

Pedro Armendáriz fue héroe de la vida, la muerte y del cine. Era un supergalán que hacía suspirar a las féminas de los cuarentas y cincuentas. Artista tocado por el destino hizo vivir en la cinta de plata y en la vida real al eterno macho mexicano.

A mediados del mes de marzo de 1963 se encontraba recluido en el Hospital Center de la Universidad de California, según recuerda Becerril, y enterado de su incurable mal, el cáncer decidió acabar con su vida. Lupe Vélez fue más venerada en Hollywood que Dolores del Río -ayer- y Salma Hayek -actualmente-. Causó sensación por sus desnudos en la época del bataclán en México y escandalizó en Estados Unidos por sus amoríos El primero que cayó en sus redes fue Douglas Fairbanks, luego consoló a John Gilbert, después enloqueció a Gary Cooper, con Arturo de Córdoba tuvo un romance fugaz, hasta que finalmente se casó con el mítico Tarzán del celuloide Johnny Weissmuller.

Lupe Vélez se suicidó agobiada por la soledad y las deudas tomándose un frasco de Seconal. Del otro lado nos mandaron su cuerpo sin vida, y como dramática
coincidencia mientras que en la agencia de Gayosso velaban a la diva, en los velatorios Alcázar yacía el cadáver de doña Carmen Romero Rubio de Díaz, esposa de don Porfirio Díaz.

Para mí la serena hermosura de Miroslava fue la más impactante de toda aquella pléyade de estrellas del cine mexicano. Su imagen lánguida y sensual permanece en el recuerdo de cientos de admiradores incluyéndome después de 56 años de su suicidio.

Se dijo que el presunto causante de su muerte fue Dominguín quien la cambió por la exmiss Italia Lucía Bosé, madre de Miguel Bosé, pero también se dijo que estaba enamorada de Ninón Sevilla, y que paralelamente sostenía relaciones incestuosas con su hermano Ivo, pero los que sabían la verdad mejor optaron por el silencio.

Miroslava fue la reina del famoso baile Blanco y Negro y también reina de la belleza en la facultad de Filosofía y Letras… Tenía todo en la vida, pero prefirió el suicidio.

Llegaron las lluvias tan ansiosamente esperadas, lo que significa mejora en la calidad del ambiente.

Cuanto tiempo para regularizar el tiempo de agua, lo que persiste en todo tiempo son las causas de la contaminación, marchas con interrupción del paso en carreteras y avenidas principales, topes y baches en cada parada, en cada arranque del automóvil arroja emisión de
gases tóxicos.

Aquí también el buen propósito no tiene días de llegar a ser realidad. Surge autorización de créditos multimillonarios por parte de la Secretaría de Hacienda, para financiar camiones de servicio público y evitar rodar en Polanco a las horas pico del Periférico y laterales.

Sobre ello, tenemos presente la receta del Dr. Salazar Viniegra del siglo pasado que prescribió como buenos para la salud un cuete y una intoxicación de marihuana al mes.
Como todos los males, puede tener remedio medicinal que si va o que no sirva.Y hasta los próximos 300… y… algunos más…